S.O.S. (“Save Our Soul”), “Salven nuestras almas”. Lo que viene     

Los hechos económicos o financieros  que están ocurriendo y los que ocurrirán en el mundo están cruzados por una serie de contradicciones políticas que obligarán a la humanidad a estar atenta para entender por donde vendrán las nuevas amenazas que surgirán con la elección del nuevo presidente de Estados Unidos.

Una vez que se han traspasado todos los límites razonables para mantener un medio ambiente equilibrado, exacerbando el consumismo de bienes, productos  y equipos desechables, volver a una matriz contaminante como son las fuentes energéticas de fósiles, es una sentencia de muerte para la vida humana. Un negocio como el petróleo con cientos de billones de dólares y países enteros dentro de un delgado balance geopolítico, nos está ganando la batalla. Nadie quiere soltar la riqueza y menos el 1% de la elite mundial, porque no solo es dinero, la razón de ser de sus vidas es, la avaricia. ¿Qué promete D. Trump  y su equipo? Poner la mirada en el sector energético y eliminar las restricciones de producción para generar empleos en áreas relacionadas con el esquisto, el crudo convencional, el gas natural y el carbón, lo que implica aumentar la contaminación.

El cambio climático, el calentamiento Global y el efecto invernadero  con repercusiones en todos los continentes es una realidad que no les importa.  La sequía y los incendios que están rodeado la capital de Chile, o el lago Poopó, el segundo más grande de Bolivia después del Titicaca, desapareció. Igual ocurrió con los glaciales que proporcionaban agua a la Paz. No es un problema de los sudamericanos, es una señal de cómo está progresando el daño planetario, y hasta donde están dispuestos a llegar con  su  nuevo presidente, profundizando el neo liberalismo.

La convulsión que ha provocado la elección de Donald Trump, es una preocupación válida debido a los anuncios que ha lanzado. Pero no solo es el mensaje el que encendió las alarmas tanto dentro como fuera de Estados Unido, sino las contradicciones.  La promesa de frenar el “saqueo” de otros países al empleo norteamericano, da cuenta de una ceguera o negación del modelo económico neo liberal que ellos impusieron en todo el mundo.  No debemos olvidar que a Robert Rubín, se atribuye el inicio de una política, en tiempos de Clinton, que permitiera a EE.UU. crecer sin inflación, manteniendo la hegemonía del dólar y que aumentara la riqueza de los norteamericanos. La respuesta la dio Rubín, globalización, desregulación financiera, importación de productos baratos y déficit comercial financiado por un superávit de capital. ¿Quién saqueó a quién? La deuda es impagable  y los dólares son papeles sin valor.

El discurso inaugural no es tan diferente de otros discursos de los políticos republicanos, este es simple, directo pero falso. Si concreta la restauración de la infraestructura de Estados Unidos, será un intervencionismo estatal que chocará con la “tradición” americana de la libre empresa, o tal vez, está pensando en armar grandes negocios con los multimillonarios amigos que lo apoyan. Dijo además que “el 20 de enero de 2017 será recordado como el día en que el pueblo volvió a gobernar este país”. ¿Cómo se explica que vaya a deportar a millones de personas y que el mismo día firmó la orden ejecutiva que revoca el Obamacare y deja sin acceso a la salud a 23 millones de personas?

La polarización política que vive hoy EE UU, está íntimamente relacionado con el calentamiento global. Están quienes no quieren saber nada y niegan sus efectos, como  el nuevo secretario del medio ambiente Scott Pruitt, nombrado por D. Trump, que ha sido el abogado a cargo de liderar los juicios en contra de los defensores del medio ambiente o para abolir las leyes que limitan las emisiones industriales.  Los relatos llegan de todas partes, en Tennessee una granjera señalaba, “la granja ha estado en nuestra familia por más de 100 años. Este verano sufrió una de las sequías más duras en la historia del estado. Por primera vez mi abuelo, mi papá y mi tío tuvieron que prepararse para escenarios en caso de no tener suficiente agua para las vacas o heno para alimentarlas en invierno”

Aparte de las consideraciones histriónicas del nuevo presidente, existe el “peligro” silencioso que aportan más de 11 millones de latinos o “hispanos” como los llaman, que desean deportar. Dicen que son una masa de bandidos y violadores. La verdadera razón no ha sido confesada abiertamente. La raza blanca, los caucásicos de origen europeo,  británico, alemán, irlandés etc., ven con horror cómo la cultura latina, los mexicanos, centro americanos etc., se está tragando a la cultura  “gringa”,  los tacos están desplazando a la hamburguesa, parte de la música rock ha sido reemplazada por las rancheras y el idioma español se expande masivamente en diversos estados de la unión, lo que está causando horror en el puritanismo de pelo rubio y ojos azules. En el gabinete no hay ningún secretario de origen latino, sin embargo, abundan los multimillonarios y gente ultra derechista para “limpiar” a Estados Unidos y desatar una guerra comercial con China que puede  terminar en un conflicto bélico.

La primera señal concreta de la desglobalización la dio el “Brexit”. Los británicos, conocedores profundos del funcionamiento financiero y de la banca por más de 500 años, se dieron cuenta que la guerra comercial con gigantes como China, Rusia y otros, no la podían ganar unidos a la burocracia política de la Unión Europea.  La conexión con Donald Trump no es antojadiza, ofreció al Reino Unido un tratado bilateral, creando las primeras fricciones con la U.E., en especial con  Alemania y Francia. Si dijo lo que dijo, porque así  lo cree,  o no midió sus palabras en la política exterior, preparemos para peores tiempos, tenemos  “un mono con navaja” en el poder.

Dentro de las características personales del nuevo presidente, es que proviene de un ambiente familiar/empresarial donde todo lo decide unilateralmente, planteando una duda razonable de inestabilidad y fricciones de poder interno, externo e incluso con su propio partido. Su elevado nivel de auto valoración y sesgo ególatra alimentado por el hedonismo del dinero, le ha permitido someter a sus víctimas, al punto de llegar a la desfachatez de decir que, cuando eres una estrella, te permiten hacerlo. Puedes hacer cualquier cosa… agarrarlas por el coño. Puedes hacer cualquier cosa”. Lo cierto es que su forma de actuar es parte de su acervo genético para tomar decisiones, excepto que ahora tendrá que relacionarse con naciones muy poderosas que poseen armamento nuclear.

Sus destemplados comentarios lo han llevado a tener fricciones con otros líderes republicanos, y hemos visto a gran parte de la población que lo rechaza. Probablemente enfrentara dificultades iniciales de adaptación por su carácter personalista para tomar decisiones por sí mismo y sin el consejo de sus asesores.  El poderoso “establisment” político de Washington, los centros financieros, bancarios, además del complejo industrial militar y los organismos de inteligencia, ofrecerán una fuerte resistencia. Son poderes organizados y anclados profundamente en la sociedad norteamericana con autonomía y sin límites para tomar decisiones trascendentales, como el asesinato de Kennedy.

Importantes gestores de fondos de energía como Shawn Driscoll del fondo T. Rowe Price Nueva Era, recientemente ha señalado que “un exceso de oferta combinada con una mayor eficiencia significa que los precios del petróleo se dirigen a menos”. Si se cumple este pronóstico, la deuda renegociada de las grandes empresas del sector energético saltará a las nubes, y caerá la banca que les otorgó los créditos.

La información que entrega la FED respecto a que Estados Unidos  está saliendo adelante con su economía, la realidad parece ser más severa al respecto. En el caso del petróleo, ha sido muy difícil elevar el precio del barril de petróleo debido a que las sanciones a Rusia han obligado a este país a bombear  más de 11 millones de barriles al día. Otro factor ha sido la mejoría del actual precio del petróleo en US$ 51 el barril, aunque muy lejano de los US$ 146 del 2008. Sin embargo, a los actuales precios, se activa la extracción de petróleo de los pozos de esquisto según sus costos, elevando la producción de EE UU., a 8.8 millones de barriles al día. Arabia Saudita está produciendo 10 millones de barriles por día. Irak  ha sido una sorpresa porque está produciendo 4,6  millones de barriles al día.

Los desequilibrios estructurales del neo liberalismo crearon las condiciones para concentrar la riqueza, provocando una caída en la demanda mundial de petróleo, derribando el precio del barril  West Texas a US$ 26 el barril en febrero del 2016. Las proyecciones que se hacen a mediano plazo del precio del petróleo son de volver a US$ 30 el barril. Dentro de las causas que afectan el precio del petróleo, y lo seguirán haciendo, está la sustitución por las energías renovables que avanzan lenta pero inexorablemente en todo el mundo.

Steven Mnuchin, el nuevo secretario del Tesoro de Donald Trump, dijo que el “techo de la deuda debe elevarse “más pronto que tarde”. Es una señal clara para dar cuenta a todo el mundo, que el gasto e inversiones dentro del país se financiará con aumento de la deuda, es decir, a los casi US$ 19,9 billones se agregarán ¿ 2 o 4 billones más? La emisión de este papel se sumará al efecto inflación que se mide con el índice de precios al consumo en EE UU., que aumentó un 0,3% en diciembre y la inflación interanual cerró el 2016 en 2,1%, la tasa más alta desde 2011, afectando a un dólar que se ha fortalecido por razones especulativas. Con este plan de crear más países “amigos” amenazándolos con murallas, subir los aranceles, parar importaciones, etc., ¿quién comprará más deuda a EE UU?

Si alguien creyó que los problemas se resuelven con D. Trump, deberá tener en cuenta que la globalización se está terminando y la política que se instalará será un proteccionismo para la economía norteamericana, un nacionalismo desesperado que remarcó cuando asumió el cargo y dijo “primero América”.  Los primeros manotazos han sido para la industria automotriz que fabrica fuera de EE UU. Los más dañados, México. El Tratado Transatlántico de Comercio e Inversiones (TTIP, por sus siglas en inglés) y el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP, también por sus siglas en inglés) no se ratificarán con Donald Trump. Serán revisados para imponer mayores ventajas con acuerdos bilaterales. Desde el banco Credit Suisse apuntan que, “con los niveles de deuda muy elevados en China, la recuperación en EE UU ha comenzando a reaccionar y la próxima recesión natural no puede estar muy lejos”.

La elección de Donald Trump es un nuevo peligro para la humanidad, con un discurso que no coincide entre lo que dice y lo que pueda realizar.  Quienes votaron por él, ante la mala situación que viven, tal vez quisieron lanzar un “S.O.S”.  Las tres letras del acrónimo S.O.S., que se atribuyen para expresar, “salven nuestras almas”, (en inglés, “Save our soul”), paradojalmente podrían perderla con  D. Trump. Lo que podemos anticipar es que con Trump o sin Trump, el mundo se polarizará, se están dando cuenta que no es posible restituir la decadencia al neo liberalismo.  Producir autos en Estados Unidos y cerrar las fronteras a los bajos costo de las fábricas extranjeras es, una utopía.

El BCE ha decidido mantener los tipos de interés en el mínimo histórico del 0%, mientras que el tipo aplicado a la facilidad de préstamo continuará en el 0,25% y el interés de la facilidad de depósito seguirá en el – 0,40%. El organismo ha dejado intacto su programa de compras de deuda. El presidente del Banco M. Draghi ha señalado que están en condiciones de fortalecer el estimulo monetario, lo que implica que no están logrando sus objetivos de inflación.

Artículo publicado en Análisis y etiquetado , , , , , , , . Puedes guardar el enlace permanente para futuras consultas.

Política de comentarios

  • Por favor, sé breve.
  • Los comentarios no relacionados con el tema del artículo no serán publicados.
  • Si deseas publicar tus textos, por favor envíalos a nuestro correo redaccion@piensachile.com y nos pondremos con contacto contigo.