Articulos recientes

Al navegar en nuestro sitio, aceptas el uso de cookies para fines estadísticos.

Noticias

Denuncia

Arturo Vidal y una sociedad ciega 

Compartir:

Lunes 22 de junio 2015
La televisión lo anuncia, la radio se inunda de la noticia, los diarios electrónicos y las distintas plataformas de información vía Internet se repletan de visitas, Facebook y Twitter simplemente se revientan de una información que paraliza de manera ridícula a este país: “El accidente de Arturo Vidal”.
Un auto de lujo conducido a más de 160 km/h, impacta a otro en la carretera dejando tres personas lesionadas debido a que el conductor estaba en completo estado de ebriedad. Esa es la realidad. La película de ciencia ficción generada por este país fue que el delito lo cometió un futbolista.
Lo que no se ve es que la irresponsabilidad fue múltiple y desde mi punto de vista se lo daré a conocer:
Del 100 por ciento de las personas en situación de discapacidad (que les recuerdo somos 3 millones de personas), un 51 de ellas corresponde discapacidad física. Parapléjicos, tetrapléjicos, amputados, hemipléjicos, lesiones cervicales, personas en estado vegetativo persistente, afasias y un sin número de daños, tanto neurológico como físicos, producidos precisamente por accidentes automovilísticos y en un altísimo porcentaje víctimas de conductores ‘ejemplares’ como Arturo Vidal. El delito cometido por el futbolista de la Juventus no solamente es la conducción en estado de ebriedad, sino la negación de ésta, la falta de respeto hacia Carabineros, su actitud arrogante y altanera.
Jorge Sampaoli, por su parte, como líder, pierde credibilidad, respalda los hechos defendiendo lo indefendible, hace vista gorda ante lo concreto y lo que es peor, adopta el papel de Poncio Pilatos y lo deja dentro del equipo.
Observo esta situación, y me doy cuenta que hay un tercer delito: el ‘cómo’ esta sociedad chilena es capaz de avalar hechos como éste. Y me doy cuenta de que definitivamente en un país como el nuestro la educación jamás va a ser prioridad, los profesores jamás van a ser prioridad, los estudiantes que marchan y se desgastan por un derecho tampoco lo serán.
Esta sociedad chilena, ciega e ignorante, ve un delito cometido por un ‘ídolo’ y lo respalda. ¿Culpa de la televisión?, no. ¿Culpa de la radio?, no. ¿Culpa de Internet?, no. Esto es por culpa de una sociedad que es capaz de priorizar espectáculos como el fútbol, que son capaces de gastar en una entrada dos o tres veces más de lo que hoy corresponde al sueldo mínimo, que le enseña a sus hijos que hacer lo que hizo Arturo Vidal está bien hecho y, lo que es peor, se les enseña a que está bien continuar viendo al infractor jugando en esa cancha.
Son cerca de 17 millones de chilenos los que avalan el delito cometido por Arturo Vidal. Millones de chilenos que lo siguen alentando en el estadio, 17 millones de chilenos que enseñan a los niños que lo hecho va pasar impune, que en este país la sociedad no castiga los delitos y 17 millones de chilenos que entienden que el manejo en estado de ebriedad es sancionado, siempre y cuando no seas un jugador de fútbol. Les recuerdo el caso del arquero de la Universidad de Chile Johnny Herrera, que cometiendo un asesinato aún está llenándose de elogios detrás de una pelota de fútbol y en estadios repletos.
¡Cómo le conviene a esta sociedad ser ciega!, ¡cómo les conviene no castigar a los que se lo merecen!, ¡cómo les conviene criticar a los estudiantes y profesores que luchan por un país más justo y que salen a las calles a protestar por lo que realmente vale la pena!
Soy docente de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile y siempre voy a respaldar a mis estudiantes, la lucha por un país más justo, el mejoramiento de la educación pública y, por supuesto, el trato digno de los docentes.
Como ciudadana chilena, bajo ningún punto de vista, perdono el delito cometido por Arturo Vidal, el asesinato cometido por Johnny Herrera, ni la incongruencia, falta de liderazgo y de carácter de Jorge Sampaoli. No, para mí el fútbol jamás va a ser prioridad.
Todo lo contrario, me avergüenzo por vivir en una sociedad la cual se tiñe de color rojo para apoyar a un equipo que tiene un muy mal líder, en que un infractor no es castigado y lo que es peor: se sientan frente a la pantalla enseñándoles a sus hijos que el que está en este minuto jugando en la cancha, es un infractor de la Ley e impune.
El día que esta sociedad entienda que la educación está por sobre el fútbol, en ese minuto, sólo en ese minuto, podremos pensar en tener una sociedad más digna.
*Fuente: Radio U de Chile

Compartir:

Artículos Relacionados

2 Comentarios

  1. ramon lopez

    Carolina, tal vez lo que hizo Arturo Vidal es reprochable, no aceptable por la sociedad, pero donde queda entonces lo que paso con los dueños de las farmacias? no es eso tambien un ATROPELLO a la ciudadania, a los adultos mayores, etc etc,que salgan libre y decir que no son culpables??por favor.basta de ver una sola cara de la moneda..

  2. Aliochak Soloviov

    Carolina, comparto plenamente tu postura frente a este «tema» del fútbol y de Vidal, salvo por algunos matices.
    No son 17 millones de chilenos que están idiotizados por una copa, afortunadamente habemos varios miles que tenemos como prioridad la contingencia social, política y económica, de un país que está años luz de salir del subdesarrollo y la mediocridad.
    Discrepo también cuando dices que se le falto el respeto a carabineros, ya que desde que han institucionalizado la represión, el abuso de poder y el castigo físico, no merecen el respeto de la ciudadanía.
    Ese chauvinismo que aflora en los chilenos en la búsqueda de un triunfo futbolero, o cuando niegan una salida al mar a los bolivianos, prefiriendo que los recursos estén en poder de 7 familias chilenas, usurpando y robando lo que le pertenecen a todos los chilenos; o cuando se conmueven al llegar a la meta de la Teletón y a la semana después no son capaces de dar el asiento a un discapacitado; o cuando lloramos por el incendio de Valparaíso, el aluvión en nuestro norte, etc. (algunos de esos futboleros se acuerda..?).
    Varios ciudadanos consientes han escrito respecto de este fenómeno, y surgen de inmediato los detractores, señalando que somos amargos y que un rato de alegría le hace bien al país, entonces es cuando ratificamos que nuestra gente disfruta del circo mientras tenga un trozo de pan. Porque para ellos los movimientos sociales son una molestia del día día, que entorpecen su trayecto al trabajo, cuyo salario del 85% de los chilenos es inferior a $550.000.-.
    Podemos citar miles de factores que son mas importantes que esta copa, sin embargo lo único que nos queda es ser ciudadano y aceptar que los tres poderes del Estado adicionando los de facto (la iglesia, las comunicaciones, el económico), que aunque no conduzcan al país por el camino de la «justicia» y la equidad en todos sus ámbitos, al menos nos permite alzar nuestra voz y reclamar ante un sistema perverso, que utiliza este coyuntural momento para lavar las cabezas de los temas que realmente son importantes.
    Entonces esos miles de ciudadanos que solo piensan y comen fútbol, vuelven a su estado natural de ser simples súbditos de este sistema.

Deja una respuesta

Los campos marcados son requeridos *

WordPress Theme built by Shufflehound. piensaChile © Copyright 2021. All rights reserved.