Articulos recientes

Al navegar en nuestro sitio, aceptas el uso de cookies para fines estadísticos.

Noticias

Opinión

Algunos parlamentarios se convierten en lacayos de los empresarios 

Compartir:

A raíz del Penta Gate surgen innumerables estudios sobre los famosos “gastos reservados”, una de las tantas insensateces salidos de los cerebros de Ricardo Lagos Escobar y de Pablo Longueira.

Algunas investigaciones, entre ellas la de Pepe Auth, sostienen que los candidatos de la Alianza recibieron, en promedio, $2.070 por cada voto emitido, por el contrario, los aspirantes al congreso, pertenecientes a la Nueva Mayoría, $368; el candidato que ha recibido más aportes reservados fue Felipe Kast, de Evópoli, con $9.711 por voto logrado – este personaje se da el lujo dictar clases de moral en la comisión de Educación de la Cámara -; la candidata que recibió menos gastos reservados fue Jenny Álvarez, con la suma de $42 por voto. De los 25 candidatos que recibieron más dinero, provenientes de aportes reservados, 24 son de la Alianza – de los cuales 19 de la UDI, partido político que más ha sido beneficiado por dichos aportes, provenientes de empresas, por un total de $268 millones -.

Los diputados Vlado Mirosevic, Hugo Gutiérrez, Marcela Hernando, Lautaro Carmona, Daniel Muñoz, Karol Cariola, Ramón Farías, Camila Vallejo, Daniel Melo, Guillermo Teillier, Leonardo Soto, Denisse Pascal, Felipe Letelier, Sergio Aguiló, Loreto Carvajal y Gabriel Boric, son los únicos diputados decentes que no han recibido dinero de gastos reservados.

Antiguamente, los comunistas debían entregar al fondo partido la totalidad de su salario, el que sólo entregaba al parlamentario un sueldo equivalente al de un obrero especializado; esta buena práctica es hoy imposible, pues lograr un cargo de elección popular es como si ganara la lotería, forma muy rápida de enriquecerse sin el deber de rendir de rendir cuentas a nadie – todavía hay ciudadanos que creen que su voto sirve para elegir a sus propios representantes – y, como lo prueba el diputado Auth, los únicos que votan son las empresas -.

Las famosas trampas reveladas por el profesor Fernando Atria no se limitan sólo a la espuria Constitución promulgada por Augusto Pinochet, y luego firmada, en 2005, por el ex Presidente Ricardo y sus ministros. Con el descubrimiento de Penta Gate, estas trampas se extienden al financiamiento de las candidaturas por parte de las empresas, vía “gastos reservados”. En este país los únicos que no tienen soberanía son los ciudadanos, pues sólo pertenece a las empresas y, por consiguiente, en no existe una democracia como debe ser, sino una repugnante plutocracia.

Otra indagación publicada por el diario electrónico El Mostrador, muestra que la UDI concentra el 45% del total de aportes reservados y, si lo sumamos al de Renovación Nacional, alcanza la suma del 73% del total a distribuir; la Concertación recibió lo restante – no me explico por qué los dos partidos de derecha no tienen más funcionarios, elegidos por las empresas, pues al menos, los antiguos derechistas eran mucho más eficaces con el uso del cohecho que, según ellos, era un “correctivo” del sufragio universal -.

Entre los candidatos Pablo Zalaquett, de la UDI, ocupa el primer lugar, con $716.000.000, equivalente a 1,2 millones US; lo sigue Andrés Allamand con 1,1 millones US; Guido Giradi, 1,08 millones US.

Pienso que es imposible que quienes se han beneficiado de tan espurio sistema de financiamiento de la política esté dispuestos a cambiarlo, pues la historia muestra que las castas plutocráticas estén dispuestas a renunciar a estas suculentas prebendas, pues las castas privilegiadas son las últimas en darse cuenta del desprecio popular, además, poco les importa el decir ciudadano, ¡ande yo caliente y ríase la gente!

02/10/2014

Compartir:

Artículos Relacionados

1 Comentario

  1. libertad joan

    Excelente aporte de los señores que marcan la historia de nuestro país Negocio más política da como resultado un diputado o un senador del Parlamento . Simplemente ¡ lacayos ! ¿ de quién ? de las plutocracias chilenas y creo que en el Chile de hoy, nos hemos cansado de actuar peligrosamente al filo de las corrupciones.

Deja una respuesta

Los campos marcados son requeridos *

WordPress Theme built by Shufflehound. piensaChile © Copyright 2021. All rights reserved.