Articulos recientes

Al navegar en nuestro sitio, aceptas el uso de cookies para fines estadísticos.

Noticias

Análisis

¿Crisis o una peligrosa expansión del capitalismo financiero? 

Compartir:

No tenemos posibilidad alguna de leer la enorme cantidad de información que circula y al tratar de hacerlo nos vemos obligado a ser más selectivos. Una importante cantidad de personas simplemente optó por no leer, es su derecho, sin embargo esa opción los aleja aún más de la posibilidad de al menos poder tener una sensación de lo que ocurre en el mundo o localmente.

Con los gobiernos no ocurre lo mismo y es ahí donde está la gravedad del asunto.  Recursos casi ilimitados son canalizados para espiar a los propios ciudadanos, que con sus impuestos, financian el funcionamiento de agencias que emplean a más de 4.500 personas entrenadas en espionaje. Ese el caso del famoso GCHQ (Govermment  Communications HeadQuarters) con sede de Cheltenham,  Londres, Inglaterra. Otro centro avanzado en espionaje es la NSA (National Security Agency), en Utah, EE.UU., además de los que existen en Australia, Nueva Zelanda, Canadá, etc., algunas de las cuales pueden manipular 90 Petabytes de almacenamiento masivo en un mes sin problemas, lo que equivale a 2^50 (Dos elevado a 50) ó (1024 Terabytes x 90) = (1.125.899.906.842.624 x 90, de bytes), lo que es representativo de  una cantidad monstruosa de información.

¿Por qué es importante destacar lo señalado y cuál es su relación con el título del artículo, preguntarán Uds.? Es lo que voy a explicar en las próximas líneas.  Sabemos que estamos siendo espiados en telefonía fija, celulares, internet en todas sus formas, redes sociales, recogiendo data de Microsoft y en cada clic que Ud. hace en Google. (Aunque los ejecutivos lo desmientan). Funcionarios anónimos saben lo que estamos haciendo y no es por azar de la vida que uno de los principales centros de espionaje esté situado en Inglaterra, Londres, ciudad que tiene la característica de  ser el centro financiero más importante del globo, en conjunto con Wall Street en EE UU.  Desde estos centros de espionajes, se “pinchan” los cables de fibra óptica, con la información que circula por el mundo.

No hace mucho se pensaba que difícilmente existirían un puñado de 10 personas con alguna capacidad para responder la pregunta de ¿a dónde camina el mundo? Las cosas han cambiado. En el último tiempo con la introducción de tecnología de punta en almacenamiento de data, ya no necesitamos hablar de ciencia ficción. Anónimos funcionarios de los gobiernos analizan  lo que Ud. hace hoy y están trabajando  afanosamente para “crackear” los códigos de 256-bits AES, empleados por los mismos gobiernos, y por el sistema bancario mundial de interconexión, mediante el cual van a poder capturar todas las claves y todos los secretos que faltan infiltrar.

Está la pregunta que nos preocupa, ¿Cree Ud. posible, que en plena era del capitalismo desenfrenado, no existan  sistemas que estén haciendo seguimiento (tracking) a miles de trillones de dólares que circulan en la economía mundial, para determinar cómo se está concentrando la riqueza en los países? ¿Es posible creer que, existiendo poderosos organismos como el CGHQ, inaugurado el 2003 en las modernas instalaciones de Cheltenham,  o la NSA de EE UU., el Departamento del Tesoro, el Banco Central Europeo, el FMI, el Banco Mundial etc., no sepan lo que está ocurriendo con la economía y las finanzas? Claro que no se puede creer eso.

Saben exactamente dónde, cómo y a quién le está llegando el dinero que se emite día tras día y junto con ello, saben también cuál es el efecto económico global que está ocurriendo, por lo cual resulta casi una ironía la afirmación del Presidente de la FED, B. Bernanke, quién dijo días atrás, «nadie entiende el precio del oro, y yo tampoco pretendo entenderlo». Curiosa afirmación la del presidente de la FED, cuando operadores del oro, no hace mucho tiempo, han dicho que cada vez que sube el precio del oro, aparece misteriosamente un Banco Privado de EE.UU., que estaría mandatado por la FED, y coloca toneladas de oro en el mercado, logrando que baje el precio. ¿No estaremos asistiendo a una nueva forma de fraude, con la finalidad de detener la estampida de los mercados?

A partir de la crisis 2008/2009 quedó absolutamente clara la interdependencia financiera de la banca mundial, donde unos apoyados en otros, fueron creando una enormes pirámide especulativa financiera que se vino al suelo. Hoy quedan pocas dudas que los mismos señores de la banca siguen muy activos capitalizando y ofertando dinero selectivamente, que logran casi a costo 0, de las emisiones de los bancos centrales de la FED, BCE, Canadá o Japón.

Al reflexionar sobre dicho punto surge de inmediato otra pregunta que es muy importante formular, ¿Cómo es posible que habiendo transcurrido  5 años, vuelvo a repetir, 5 años, que llevan inyectando millones de millones de dólares, los bancos centrales  o el FMI, el Banco Mundial, etc., no hayan reparado como institución, de la ineficacia de seguir emitiendo billetes y sigan afirmando que dicha emisión está destinada a  resolver los problema del desempleo, el desequilibrio de las economías en crisis, etc., incluido el propio EE UU., y nadie se hace cargo cinco años después que es una política errónea y que debe ser cambiada?.

Lo evidencia dice que estamos frente a un objetivo no declarado.  No es dinero para la crisis,  sino para expandir el capitalismo financiero mundial, mediante papeles sin valor, cuyo resultado final puede ser muy grave. La clave la entregan los efectos que se producen en los mercados bursátiles mundiales. Cuando habla B. Bernanke de la FED, y  dice que se estrechará a fines de año el estimulo monetario, caen los mercados bursátiles. Luego sale rápidamente a entregar un alivio, diciendo que no existe una planificación al respecto y que se verá según mejoren los datos de la economía. Acto seguido se recuperan las bolsas. ¿Es posible que la riqueza real del mundo cambie cada 24 horas al compás de las palabras o estado anímico de los funcionarios de la FED? No, eso es imposible.  Bernanke volvió a reiterar, que el ritmo de los programas de compra de activos, que llevan un tipo de interés cercano a cero, podría comenzar a moderarse a finales de este año. …y  espera que se pueda poner fin a estos dos programas de inyección de liquidez, de US$ 85.000 millones de dólares mensuales, a mediados de 2014, aunque cuando no hay «un curso prefijado» y todo sujeto a la espera de los datos macroeconómicos y de empleo. Todo tan relativo, es inaceptable.

Una parte de la FED advierte (o sabe) sobre la formación de burbujas, otra cree que debe seguir la danza de billones de dólares que no valen más que su peso en papel y que han sido regados a través de las asignaciones de orden bursátil, bancario, en la renta variable o fija como inversión financiera en todo el mundo, y que también llegó este país, mediante compras de grandes empresas, proyectos mineros, además de la internación de la inflación que se filtra al país y al resto del mundo, aumentando el precio de los alimentos, el combustible, los comodities, etc.

Cuando hacemos referencia a tanta  información, es usual que no reparemos en lo obvio. No vemos lo que está pasando ante nuestros propios ojos, porque existe la poderosa prensa que poseen los multimillonarios para manipular la información y hacer creer a las personas que la disminución de la actividad es por el “excesivo” aumento de los salarios, o por culpa de las declaraciones de quienes quieren una asamblea constituyente.  Hemos llegado a un punto donde los porfiados hechos indican que para entender el problema, es prioritario hacer una distinción sectorial. Efectivamente hay crisis,  existe desempleo, pérdida de puestos de trabajo de calidad,  expulsión del mercado de las pymes, disminución de la actividad, la inflación que agrega un debilitado dólar, euro, yen, etc., afectando a las personas en  EE UU, Europa, A. Latina, Asia, etc.  Son los verdaderos sectores en crisis.

Pero existe el otro sector, el del mundo capitalista financiero, que se está expandiendo día a día nutrido con el dinero que sale a raudales de las imprenta de los bancos centrales, para  cubrir el voraz apetito de la expansión,  y que se asigna a través de las valoraciones bursátiles, los créditos sindicalizados de la banca, las absorción que hacen las grandes de empresas de las más chicas, etc. Como espectadores asistimos a la gran fiesta del mundo financiero, bancario y especulativo, cuyos resultados son inciertos y con potencial para una gran debacle.

Las operaciones que les mencionaré es solo una muestra, entre miles, que sustenta al argumento sobre cómo están expandiendo la especulación financiera. Colombiana de Alimentos Nutresa (ligada a Bolsa de Valores de Colombia) compra el 100% de Tresmontes Lucchetti  (Del Grupo Pedro Ibañez) en US$ 758 millones de dólares con financiamiento bancario. Exxon, la mayor empresa del mundo con una capitalización bursátil de US$ 421.000 millones anuncia su re-ingreso a Chile con venta de GNL. BHP Billiton considera una inversión de US$ 476 millones para el proyecto Minera Cerro Colorado, en Pozo Almonte, Región de Tarapacá.  AES  Gener, para financiar termoeléctrica  Cochrane obtiene crédito de US$ 1.000 millones de un grupo de bancos internacionales. Cae Pescanova, gigante de la pesca español habría ocultado 3.280 millones de Euros. CorpBanca adquiere el Helm Bank de Colombia en US$ 1.300 millones. Etc. Es cosa que Ud. abra un diario financiero nacional o mundial y lo verá.

He citado sólo datos locales y que se pueden multiplicar varias veces más si agregamos las operaciones de dominio del resto de las expansiones mundiales y entonces podemos hacer con justo derecho la pregunta,  ¿De dónde sale tanto dinero? Pero hay más, y mucho más grave. Un subcomité del Senado de EE UU se prepara para una audiencia en estos días que explorará si las empresas financieras como Goldman Sachs Group Inc. y Morgan Stanley deberían seguir teniendo la posibilidad de almacenar metal, operar minas y barcos petroleros.

Goldman Sachs, Morgan Stanley (MS) y JPMorgan son los más grandes jugadores de Wall Street en materias primas. Además, Goldman Sachs es propietaria de minas de carbón en Colombia, una participación en el ferrocarril que transporta el carbón al puerto, posee parte de un yacimiento de petróleo frente a las costas de Angola y una de las mayores redes de almacenes de metales en el mundo, entre otras inversiones. La participación de Morgan Stanley incluye una petrolera y química, empresas de almacenamiento  en Norwalk, Connecticut, y  gestiona más de 100 petroleros, según su sitio web. Cuando  los industriales de la cerveza necesitan aluminio, el metal no lo pueden conseguir. Según analistas, desde el 2010, el coste adicional para los usuarios de aluminio es alrededor de $ 3 mil millones al año, probable sobre precio, según el Instituto de cerveza, un grupo comercial con sede en Washington.

Si a pesar de todo lo mencionado Ud., aún no está convencido que estamos frente a una expansión del capitalismo financiero”, no lo culpo, son tan ricos y dueños de todo, que fueron capaces de convencer al pueblo de Chile de creer que un presidente de derecha resolvería los problemas del pueblo, es más, hasta podrían ser capaces volver a hacerlo, por la atomización política de la centro izquierda, lo que sería la mayor decepción del pueblo con  la política.

Compartir:

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Los campos marcados son requeridos *

WordPress Theme built by Shufflehound. piensaChile © Copyright 2021. All rights reserved.