Articulos recientes

Al navegar en nuestro sitio, aceptas el uso de cookies para fines estadísticos.

Noticias

Opinión

Belén 

Compartir:

Belén, una niña de 11 años, permanente violada por su padrastro y tiene un embarazo de más de tres  meses, constituye un símbolo de un Chile bipolar: por un lado, ostentoso y millonario, de autos de lujo – incluso como coleccionistas – y, por lado, la cara pobre, incluso miserable y víctima de una pésima educación – si es que la tienen – en este país enfermo, hay miles de niñas violadas por parientes cercanos y ahora, este caso de Belén es un símbolo de una realidad humana y social inaceptable.

Chile, junto a cuatro Estados más – el Vaticano, Malta, Salvador y Nicaragua – no acepta el aborto terapéutico y, además, condena a médicos y madres que abortan a penas aflictivas, incluso, en casos extremos como la malformación del feto y no viable. El caso de Belén plantea un problema ético fundamental que dice relación con la necesidad de legislar, a la brevedad, sobre el aborto terapéutico que, en este caso, se refiere a niñas violadas, incluso por familiares  – padres, padrastros, tíos, abuelos, y otros – y, en muchos casos, con la complicidad de la madre quien, como en el caso de Belén, por ignorancia, sostiene que “estas relaciones eran consentidas” por la víctima.

En nuestro país, el partido transversal de los conservadores, ha hecho imposible avanzar  en aspectos que ya están incluidos en todas las legislaciones de la mayoría de los países del mundo. Las iglesias, no sólo la católica, sino también algunas evangélicas, con singular integrismo, comenzaron combatiendo el divorcio vincular, luego, las pastillas anticonceptivas y otros métodos de contracepción, posteriormente, la distribución de la píldora del día después, y hoy, el aborto terapéutico; además se niegan a aceptar la “muerte dulce”, el matrimonio igualitario, y todo lo que huela a avances en los derechos de la persona.

En Chile, se da el agravante de  que dos partidos de inspiración cristiana – la UDI y la DC – tienen importante representación parlamentaria, lo cual les ha permitido, en no pocas oportunidades, con la complicidad de algunos, Partidos llamados,  – los Partidos Socialista y el PPD – para visar cualquier iniciativa sobre el aborto terapéutico; es tan paradójico nuestro poder legislativo que, antes de discutir sobre la “idea de legislar”, se pone en discusión si se puede o no hablar del tema.

En tiempos pasados, los falangistas y los democratacristianos tenían el valor de contradecir a la iglesia católica cuando sostenía ideas integristas y teocráticas – propias de la Edad Media – por ejemplo, durante el gobierno de Frei Montalva se introdujo la píldora anticonceptiva y se mantuvo el aborto terapéutico, que ya existía desde 1931.. Es deprimente comprobar que algunos de los miembros del Partido de Eduardo Frei Montalva han descendido a las más cavernarias posiciones con respecto a este tema – equivale a un viraje del catolicismo de apertura del Cardenal Raúl Silva Enríquez, al conservador y totalitario de Jorge  Medina Estévez -.

Como en el caso del divorcio vincular, nuestra historia legislativa está plagada de proyectos, de diversos parlamentarios, respecto del aborto terapéutico: Marco Enríquez-Ominami y otros diputados díscolos presentaron uno que, simplemente, despenalizaba el aborto, alegando el derecho de la mujer a disponer de su cuerpo, pero un presidente de la Cámara de Diputados – ex comunista y hoy, PPD – declaró inadmisible el proyecto debido, especialmente, a las presiones de los miembros del partido transversal conservador, que se autodenominó, con mucho audacia, “bancada por la vida” – como si los autores del Proyecto de ley estuvieran contra la vida -.

Dentro de los líderes de esta integrista combinación se encuentra uno de los tres hermanos congresistas, en ese entonces diputado, Patricio Walker. Esta familia, descendiente del prohombre, don Horacio Walker, quien como presidente del Partido Conservador expulsó a los falangistas, en 1938, y en 1955 entró a la Democracia Cristiana, se ha apropiado del Partido democratacristiano, tiñéndolo de concepciones retrógradas, teocráticas y conservadoras – en gran parte explican el fracaso de la candidatura de Claudio Orrego, en las recientes primarias presidenciales < baste recordar uno de los slogan más ridículos y sin sentido>, “creo en Dios y ¿qué?”-.

Por enésima vez se discute en el senado un proyecto de aborto terapéutico que, pensamos, nuevamente serás boicoteado por los fariseos des siempre.

Indigna comprobar la monstruosidad moral de una iglesia católica, cuya curia está infiltrada por la masonería y, además, el vaticano “es sede” de una organización de pederastas, que venden a vil precio a los seminaristas para el morboso placer de los cardenales y de otros funcionarios, y que también regenta el Banco Vaticano, cuna del lavado de dinero de los capitalistas mundiales. ¿Cómo se atreve esta institución religiosa a opinar y combatir el derecho de las mujeres a disponer de su cuerpo, cuando viola todas las normas de una mínima moralidad?

A los clérigos y a los partidos políticos de inspiración cristiana no les cabría bien algunas frases de Jesús – que están en el Nuevo Testamento – como la de “sepulcros blanqueados” (blancos por fuera, podridos por dentro, o aquella sentencia cuando los fariseos sentenciaron  a la lapidación mujer adúltera “el que esté libre de pecado, que tire la primera piedra”.

Esperemos que esta vez no se les ocurra a los miembros de la candidatura de Michelle Bachelet – los conservadores DC incluidos – decir, como lo hicieron cuando los “diputados díscolos” presentaron el Proyecto de despenalización del aborto, expresando que este tema “no era parte del Programa de gobierno”.

08/07/2013

Compartir:

Artículos Relacionados

2 Comentarios

  1. olga larrazabal

    Bachelet tendrá que suponer que si votaron por ella y no por Orrego, es porque un iluninado que recibe instrucciones personales de Dios, ya no inspira mucha confianza. en cuanto a lo de retrógrados, aquí lo son todos, los masones encabezando la procesión, los comunistas de partido, que expulsaban a sus miembros por tener sus amorcitos, la ICAR, los evangélicos, y todos los miembros de «religiones» organizadas, incluso aquella que tiene como Dios al dinero.
    ¿Jesús? ¿alguien ha leido los evangelios? ¿Alguien ha siquiera estudiado las interpretaciones de los evangelios, fuera de 4 teólogos despistados? Ni los judíos prohibían el aborto, y Jesús ni lo mencionó, en cambio si habló de los hipócritas y del Dios dinero y de la casta sacerdotal corrupta y de usura. Además se inspiraba en los 10 mandamientos originales y no los inventados por nuestra Santa Madre Iglesia, experta en falsificaciones, teologías acomodaticias y malas traducciones del griego.

  2. libertad joan

    En primer lugar felicitaciones por la exposición abierta , sana, proyectada, veraz en la expone algunos hechos que pertenecen a la iglesia católica universal, quien no se ocupa de la miseria que tiene entre sus ordenados sacerdotes, cada día nos muestran un botón de los que encierra su moral sexual y en la cúpula, los aspectos económicos suenan cada día más escandalosos, quizás que más sabremos más adelante…Todo esto nos molesta enormemente porque de allí deriva que gente esclavizada a sus creencias religiosas, que no estoy en contra de ellas, pero pesan tanto en este país pequeño, pero no tonto que se meten en el Estado laico, como si si fuéramos confesionales, razón por la cual se niegan sus personeros a legislar sobre el aborto, teniendo las mujeres mandato libre sobre sus cuerpos y no que les caiga la Ley si llegan a hacerlo.Es un país con doble standart,. Si Belén de 11 años,de familia humilde, tuviera dinero esta pobre niña golpeada por la brutalidad de la asimetría de un padrastro imbécil ,pedófilo, inescrupuloso, (país pleno de estas tropelías sexuales contra las niñas que viven de esta forma, aisladas de los centros más urbanos, con menos posibilidades)esta niñita, habría tenido acceso a un aborto en una clínica y nunca más se hubiera acordado de este episodio cruel,pero como en Chile , los pobres no importan,los del inframundo menos, sólo hablan estupideces, las que se dedican desde sus escritorios a hablar sobre la negación del aborto.

Deja una respuesta

Los campos marcados son requeridos *

WordPress Theme built by Shufflehound. piensaChile © Copyright 2021. All rights reserved.