Articulos recientes

Al navegar en nuestro sitio, aceptas el uso de cookies para fines estadísticos.

Noticias

Opinión

A escasas horas de la elección 

Compartir:

En pocas horas se define una vez más el destino de Chile y nuevamente nos vemos enfrentados a la disyuntiva de elegir entre lo peor y el mal menor.

Si yo pudiera votar en Chile lo haría por Frei en esta segunda vuelta. No me gustó su gobierno, no me gusta la Concertación, pero tengo meridianamente claro que Piñera representa una nefasta vuelta al pasado que, ninguna mujer u hombre de izquierda responsable, puede permitir por omisión.

Algo ha cambiado en estas elecciones, y es que ya no se puede entregar un voto en blanco, simplemente votar, delegar y olvidar el asunto hasta la próxima elección.

Si gana Frei, habrá que exigir mediante todas las formas de participación ciudadana que cumpla sus compromisos electorales y mucho más.

Si gana Frei será porque una izquierda responsable salvó a la Concertación y esa misma izquierda deberá exigir el cumplimiento de cuestiones fundamentales para el retorno a una plena normalidad democrática.

Chile necesita una nueva Constitución, ya basta de parches y suaves enmiendas a la Constitución que dejó la dictadura.

El país requiere una Carta Magna que represente a todos los chilenos y chilenas, sobre todo a las minorías segregadas, a los mapuches y otras etnias que también son parte de la nación. Una nueva Constitución que permita derogar definitivamente las leyes odiosas que dejó la dictadura, como la de educación, y que abra el camino para que la justicia castigue de manera ejemplar a todos los que violaron la institucionalidad democrática. Una nueva Constitución que no ampare el asesinato de niños mapuches ni la aplicación de una pseudo legalidad anti terrorista a los que reclaman sus derechos ancestrales, y se oponen al expolio de un territorio que les pertenece desde que existen sobre la faz de la tierra chilena.

Si gana Frei, será porque una izquierda democrática y responsable salvó a la Concertación y esa misma izquierda deberá exigirle una urgente recuperación del rol del Estado en materias tan sensibles como la educación y la salud, la previsión y dignidad del trabajo, el transporte y el destino de nuestra principal riqueza mineral, el cobre.

Si gana Frei, será por los votos de una izquierda que, representando el sentir de la mayoría, exige el fin del dominio del mercado como única fuerza decisiva del porvenir de todos.

Si gana Piñera, pese a los defensores de la “alternancia”, Chile estará gobernado por un mercachifle cuya fortuna tiene dudosos orígenes, por un “empresario triunfante” al estilo Berlusconi, por un negador de la complejidad social al estilo Aznar, en definitiva por un capataz del lucro y la desigualdad.

Qué diablos, hay que elegir entre dos males y yo llamo a votar por el mal menor, a votar por Frei en pocas horas.

Luis Sepúlveda, Gijón, sábado 16 de enero de 2010

– El autor es escritor chileno, residente en Gijón, españa

* Fuente: Le Monde Diplomatique

Compartir:

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Los campos marcados son requeridos *

WordPress Theme built by Shufflehound. piensaChile © Copyright 2021. All rights reserved.