Articulos recientes

Al navegar en nuestro sitio, aceptas el uso de cookies para fines estadísticos.

Noticias

Opinión

Tomates de Larga Vida: ¿Una excepción a las normas del SAG? 

Compartir:

Hace pocos días, leí en un Blog Ecológico una airada colaboración de una señorita, profundamente disgustada por la intervención del Diputado Enríquez Ominami que aparentemente obstaculizaba el flujo de la Ley de Transgénicos  y aducía que “ a lo mejor el mismo y sin saberlo  consume tomates transgénicos todos los días, y hace aproximadamente 10 años si son tomates de “larga vida” que vemos diariamente en los supermercado, ver: http://www.biodiversidadla.org/content/view/full/39351

 Hice una intervención diciendo que  si los tomates “de larga vida eran transgénicos, el SAG estaba  en pecado mortal violando sus propias normas a vista y paciencia de todos”.Ella  no apreció mi intervención, y se definió como Ingeniero en Biogenética haciendo ver que sabía más que yo en el tema, lo cual es absolutamente cierto, pues yo no soy Ingeniero en Biogenética.
 Hice mis investigaciones, y realmente los tomates de larga vida son tomates genéticamente manipulados, cito de la Wikipedia:

Tomate transgénico
La poligalacturonasa es una enzima responsable de degradar las paredes celulares durante la maduración del tomate y, por ende, su actividad es la responsable de la pérdida de firmeza del fruto durante los estadios postcosecha y, en última instancia, del relativamente breve período de buena calidad del tomate para consumo fresco. El tomate "FlavrSavr" es un organismo genéticamente modificado desarollado mediante la denominada tecnología del ARN antisentido con el objeto de ampliar la vida media postcosecha y, por consiguiente, la calidad del tomate para consumo fresco. En estos tomates se ha logrado disminuir la expresión del gen para la producción de poligalactruronasa, y por ende, la actividad de esa enzima durante la maduración, cosecha y poscosecha de los frutos. Luego de las evaluaciones de riesgo y el cumplimiento de todos los requisitos necesarios, la FDA (Food and Drug Administration, USA) aprobó en 1994 la comercialización del tomate FlavrSavr, el cual se convirtió en el primer producto derivado de un cultivo transgénico en ser liberado para consumo humano.”

 Según lo que dice nuestra biogenetista, nuestros tomates larga vida caerían en esta definición.  También leí unas declaraciones del Senador Espina  en que afirma, lo que afirman muchos comentaristas acerca del tema, y es que en Chile “no se permite la plantación de semillas transgénicas para producir cosechas que se consuman en el país.”  Porque el SAG lo especifica de esa manera en las únicas normas que existen al respecto.

 Y entonces me pregunto, los Tomates Larga Vida, que entre paréntesis son un adefesio culinario, ¿No existen?  ¿Tiene un decreto especial para su cultivo?  Y si así fuere, ¿A santo de qué?  Porque existe la gran polémica sobre los controles en USA , en que los científicos consideran que las pruebas con las que se dan los vistos buenos de inocuidad para consumo humano de varios transgénicos no son confiables.
¿Tiene el SAG laboratorios donde se puedan estudiar las secuencias genéticas y afirmar que no han contaminado a los tomates nativos?  Porque desde hace aproximadamente la misma fecha que menciona nuestra gentil biogenetista defensora de los “larga vida” es imposible encontrar tomates que se coman maduros, que se pueda cocinar con ellos sin echar a perder los guisos, que tengan el aroma y el dulzor necesario.    Y lo mismo es válido para ciertos maíces que se comercializan para consumo humano, frutillas que envejecen como si fueran de corcho, etc…

Sería necesario que el SAG nos informara como, cuando, dónde y por qué se ha permitido el cultivo de un tomate transgénico que se vende en todos los supermercados de Chile sin decir ni una palabra.  Quizás tiene razones que desconocemos, pero sería bueno para la salud mental y la confianza en nuestras instituciones, que las explicitaran y que se transparentaran de una vez por todas a la opinión pública.  Porque ya que la polémica va en aumento acerca de la inconveniencia a largo plazo de plantar transgénicos, de la inconveniencia de tener monocultivos para biocombustibles, de la inconveniencia para las emisiones de carbono de los biocombustibles y de encima unir las dos cosas que no necesariamente van juntas, pero que juntas producen terremotos sociales y económicos y además tener que confiar nuestra salud a estas frágiles instituciones que no nos informan nunca nada, todo esto convierte nuestra tan manida democracia en una payasada sin nombre y sin respeto por los ciudadanos de este país.

Me encantaría que nuestra informadora estuviera equivocada y que todo fuera un pequeño malentendido.  Ojalá algún biogenetista nos informara sobre el tema.  Dejo planteada la interrogante, abierto el desafío. 
1 Abril 2008

Compartir:

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Los campos marcados son requeridos *

WordPress Theme built by Shufflehound. piensaChile © Copyright 2021. All rights reserved.