Articulos recientes

Al navegar en nuestro sitio, aceptas el uso de cookies para fines estadísticos.

Noticias

Opinión

Chile Somos Todos, menos algunos mapuche, Presidenta Bachelet 

Compartir:

Desde Angol, llega en esta Navidad un saludo incómodo para Chile y el mundo: «La dignidad mapuche tiene nombre: Patricia Troncoso, Héctor Llaitul, Waikilaf Cadin, que están desde el 10 de octubre de 2007 en huelga de hambre. Michelle  Bachelet  pasará  a  la  historia  como la  responsable de la huelga de hambre más larga de Chile, y de Femicidio de Estado por la muerte lenta y silenciosa de una gran mujer, Patricia Troncoso Robles, que ha sostenido: ‘Si mi muerte sirve para la libertad de mis hermanos, yo no voy a desistir». El no-saludo de Navidad es enviado este 24 de diciembre vía internet desde Angol, por los Familiares de Presos Políticos Mapuche.

Por su parte, el gobierno de la Presidenta Bachelet saluda en estas fiestas con un Nacimiento (pesebre) con figuras mapuche, mientras los presos políticos de nuestro pueblo originario,

– Patricia Troncoso – internada en la Unidad de Tratamiento Intensivo del Hospital de Angol

– Héctor Llaitul – en huelga de hambre en esa cárcel desde hace 75 días – y

– Waikilaf Cadin – preso en la Cárcel de Alta Seguridad pese a haber cumplido su condena -,

continúan demandando la libertad de todos sus hermanos y el fin de la represión a las comunidades. La citada tarjeta de Navidad sostiene que «Chile somos todos» y es enviada a los chilenos que viven en el extranjero  por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile.

Galvarino en prisión
Este 24 de diciembre, cuando las familias chilenas se reúnen para compartir y los niños se llenan de regalos, José Galvarino Lepicheo Machacan un adolescente de 16 años, de la provincia de Arauco, permanece en prisión preventiva. El apareció en una fotografía tomada a una de las manifestaciones por reivindicaciones de tierras y otras demandas mapuches. Antes que se le lleve a juicio pasarán por lo menos seis meses, tiempo que el juez concedió al fiscal para investigar. En este Chile de todos, los mapuche sólo tienen defensores públicos (el Estado los provee a través de la Defensoría Pública) que como ha ocurrido en muchas ocasiones, no objetan las medidas preventivas, por lo cual sus «defendidos» pueden pasar un año en prisión simplemente como imputados. Otra familia mapuche, la de Alex Lemún, asesinado por fuerzas policiales seguirá sin justicia ni reparación por el daño causado.

Desde Angol, Pamela Pessoa, esposa de Héctor Llaitul –que ha perdido 25 kilos de peso desde el inicio de la huelga-, al conocer en Internet la tarjeta expresó «que es una ofensa al pueblo mapuche utilizar su imagen en estas circunstancias, es algo de un cinismo enorme». Ella compartió la visita a su familiar – a quien se le realizó un  electrocardiograma en el Hospital debido a la taquicardia que presentaba – con miembros de comunidades mapuche que acampan frente a la cárcel y presenciaron posteriormente el regreso del comunero a prisión. Un fuerte contingente de fuerzas especiales de Carabineros custodia los ingresos al Hospital y a la cárcel.

Patricia Troncoso, la activista de la causa mapuche insuficientemente reivindicada aún por los movimientos locales de mujeres, ha perdido 22 kilos. Ella mantiene su decisión de no deponer el movimiento (ver comunicado al fin de la nota), asumiendo con  dolor las consecuencias que ello está teniendo en su salud y la falta de perspectivas para un futuro en el que ya no podrá realizar la ansiada maternidad (ella no tiene hijos, y está en prisión desde el año 2002). Al concluir el año, las estadísticas del femicidio siguen creciendo en Chile, y esta huelga de hambre puede constituir un indeseado aporte en ese sentido.

Censura para la «fusión» musical mapuche Con la excepción del diario La Nación,  los medios de prensa de la capital chilena mantuvieron silencio sobre el drama mapuche hasta la internación de Patricia Troncoso, o aplicaron la censura, como ocurrió  el pasado 21 de noviembre en Chilevisión.  La agrupación musical de fusión Mapuche Wechekeche ñi Trawün (Reunión de jóvenes, en mapudungún) grabó una canción, solicitada para el cierre del programa «El Diario de EVA» con  la vivencia de los jóvenes mapuche urbanos. Se trataba de  un mix con sus canciones «Mapuche los magos de la tierra», y «Resistencia» y a propósito de la huelga de hambre ellos incluyeron una nueva letra «Liberar…liberar al mapuche por luchar, a nuestros hermanos que en huelga de hambre están y que el Estado chileno no ha querido escuchar… Liberar…liberar al mapuche por luchar.», para terminar con la parte final de la canción «Leftraro» (Lautaro). El programa fue grabado, pero el día de la emisión, se presentaron las canciones de todos los otros grupos juveniles pero  los Wechekeche ñi Trawún (Reunión de jóvenes, en mapudungún)  fueron reemplazados por otro grupo. La denuncia fue publicada en http://www.servindi.org/

El domingo 23 de diciembre, Patricia Troncoso dio a conocer el siguiente comunicado dirigido «a todos los hombres y mujeres que luchan infatigablemente por la justicia».

«Deseo denunciar al gobierno concertacionista y en especial a Belisario Velasco de haber dado su palabra para la conformación de una Mesa de Diálogo para buscar solucionar las demandas de justicia y juicios justos, por parte de los presos políticos mapuche, situación que a 74 DIAS DE HUELGA DE HAMBRE aun no asume y  que pone en grave riesgo nuestras vidas.

¿A QUE LE TEME EL GOBIERNO CONCERTACIONISTA?

* A discutir la represión y el abuso de la fuerza en las comunidades mapuche que llevan a cabo sus demandas de tierra.

* Teme discutir que gran parte de las fuerzas de orden (carabineros de chile) han pasado a ser guardias de seguridad del empresariado forestal para proteger sus intereses económicos, que engruesan enormemente las cuentas de ahorro de los más ricos.

* Teme discutir la aplicación de la Ley Antiterrorista y el otorgamiento gratuito de 10 años y un día de prisión a un grupo de mapuche por que, supuestamente, quemaron 100 hectáreas de pino, de propiedad de Forestal Mininco, en el caso llamado «Poluco-Pidenco»

* Tiene miedo a discutir el doble juzgamiento de Juan Millalen Milla.

* Tiene miedo a discutir los beneficios carcelarios de todos estos mapuche, que cumplen con los requisitos para la obtención de beneficios y libertad. La verdad que es difícil entender el doble discurso de un gobierno que invita al dialogo y a la solución del problema y reprime cual tiempos de dictadura. En Chile se vive una profunda desigualdad social y una crisis moral, aplicada a todos  los ámbitos del quehacer nacional, donde la negación de justicia deja al pueblo mapuche, a la gente humilde y a los trabajadores, en la más absoluta indefensión ante los empresarios explotadores y ante el abuso, la usura y privilegios de los más ricos.

¿Cómo entender a un gobierno que pregona el respeto de los derechos humanos en el extranjero y   acusa a la derecha de ser cómplices de la dictadura militar, sin embargo, no duda en  aplicar los mismos métodos represivos de Pinochet? Persecución, aplicación de  leyes altamente represivas, como la ley antiterrorista y de seguridad interior del estado, muerte, tortura, encarcelamiento, militarización de zonas de conflicto, utilización de los medios de comunicación e información, para ahogar la demanda de justicia que defienden con la vida, un grupo de comuneros mapuche, CON
74 DÍAS DE HUELGA DE HAMBRE, el silencio de quienes por mandato divino deben defender la vida, el silencio de una sociedad adormecida y acallada por los fantasmas de la cesantía, el encarcelamiento de la vida y el egoísmo.

¿Qué podemos esperar de nuestros verdugos, si provienen de una generación que vivió todos estos flagelos y que con el tiempo se han deshumanizado al punto de olvidar el exilio, las torturas, la persecución y la muerte de tantos seres humanos?
Quizás ahora puedo comprender por qué nos han cerrado la puerta en nuestras caras tantas veces en esta huelga de hambre, existe un gran miedo a recordar, porque no solo pueden recordar el dolor y la angustia   de un periodo  negro para este país, sino mas bien recordar todos los compromisos que se hicieron con tantas victimas por encontrar desaparecidos y hacer justicia, que es mejor callar y hacer vista gorda para seguir manteniendo una coalición de   gobierno que asegura el sueldo mensual de una clase política  mutante que olvidó hace muchos años su juventud y orígenes y que aun sigue en deuda con todos los que confiaron en ellos dándoles su voto.

A 74 DÍAS DE HUELGA DE HAMBRE
Les saluda Patricia Troncoso Robles
Prisionera Política Mapuche
Domingo  23 de Diciembre 2007
Cárcel de Angol

* Visite el blog de Lucía Sepúlveda Ruiz

Compartir:

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Los campos marcados son requeridos *

WordPress Theme built by Shufflehound. piensaChile © Copyright 2021. All rights reserved.