Articulos recientes

Al navegar en nuestro sitio, aceptas el uso de cookies para fines estadísticos.

Noticias

Iniciativas

Nueva Constitución para un Nuevo Chile 

Compartir:
Nueva Constitución para un Nuevo Chile
La comunidad chilena residente de Edmonton, en declaración pública del 22 de junio, expresó su inmediato y decidido apoyo a la iniciativa lanzada en Chile por un grupo de demócratas, para crear un movimiento ciudadano amplio y unitario, con el objetivo de demandar la convocatoria a una Asamblea Constituyente y redactar una nueva Constitución Política para el país.

Edmonton es la primera ciudad del Canadá y también una de las primeras en todo el mundo, que se ha pronunciado acerca de esta propuesta fundamental.

El Latin American Research Institute (LARI), gestor y participante del grupo de iniciativa local, insta a todos los chilenos residentes en Canadá a debatir en sus respectivas comunidades el llamamiento lanzado en Chile y pronunciarse al respecto.

La convocatoria a una Asamblea Constituyente es, sin dudas, un desafío enorme, pero no es inalcanzable. El futuro de nuestra patria nos convoca, de nuevo, a pensar y soñar en grande. El trabajo recién comienza, en Chile y en el exterior.

El sábado 21 de julio, a las 11 horas, en el Palacio Ariztia, en Santiago, con una manifestación ciudadana por una Asamblea Constituyente se hace el lanzamiento público con las primeras mil firmas. Sé parte de esta iniciativa histórica adhiriendo y firmando la convocatoria. Para firmar haz clic en la página siguiente: www.asambleaconstituyente.com

Con saludos fraternales y solidarios
Relaciones Públicas
Latin American Research Institute
Edmonton, Alberta
T5T 2C6
E-mail: laresin@telus.net     


La comunidad chilena residente en la ciudad de Edmonton, en asamblea amplia, acordó expresar su más resuelto y decidido apoyo a la iniciativa lanzada en Chile por un grupo de demócratas, el 24 de mayo desde la sede de la FECH, para crear un movimiento ciudadano con el objetivo de demandar la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente.

La cuestión esencial que define la existencia de un sistema político democrático, es el hecho que la Constitución y las leyes sean el resultado de la voluntad mayoritaria del pueblo. En nuestra opinión, esta absolutamente claro que la Constitución y las leyes vigentes hoy día en Chile, no representan esa voluntad mayoritaria. La Constitución fue impuesta por la dictadura en 1980, en un plebiscito espurio y, a pesar, de algunos intentos por reformarla, en lo esencial, continua siendo la Constitución de Pinochet.

Los chilenos y chilenas demócratas que residen en Edmonton, por lo tanto, rechazan categóricamente la Constitución Pinochetista y exigen una Asamblea Nacional Constituyente para redactar una nueva Carta Fundamental en la que se garanticen los derechos humanos, económicos, políticos, sociales, culturales y se reconozca a los pueblos originarios, restableciendo la soberanía nacional a manos del pueblo de Chile.

Pensamos que es importante que todos los chilenos, de dentro y fuera, tomemos conciencia que todas las leyes básicas que rigen el sistema económico, político, social y cultural de nuestro país fueron impuestas por la dictadura. Es el caso de las leyes que limitan el rol del estado en la economía, el sistema electoral binominal que le cierra el paso a la voluntad popular mayoritaria y permite que la derecha mantenga el control del poder, el Plan Laboral que pisotea los derechos laborales y sindicales de los trabajadores, la ley antiterrorista utilizada para reprimir al movimiento social y el pueblo Mapuche, la Ley Orgánica Constitucional de Enseñanza (LOCE) que privatiza y convierte la educación en una negocio, las AFP que se apropian de los ahorros previsionales de los chilenos con fines especulativos etc.

Aunque la demanda de una Asamblea Constituyente no es nueva, creemos que ahora existen nuevas y promisorias condiciones para avanzar en la gestación de un movimiento ciudadano amplio y unitario, capaz de movilizar a los más diversos sectores sociales cuyas reivindicaciones se estrellan contra el muro autoritario y antidemocrático de la Constitución Pinochetista. Así lo demuestran el fracaso de las iniciativas de cambiar el sistema electoral, reformar la educación y otorgarle derecho a voto a los chilenos que viven en el extranjero.

Al respecto quienes vivimos fuera del país, señalamos enfáticamente que no vamos a negociar con nadie nuestros legítimos derechos ciudadanos. Llamamos, por el contrario, a todas las comunidades de chilenos residentes en Canadá y el mundo, a sumarse a la lucha para exigir una Asamblea Constituyente.

En estos largos años de exilio y residencia lejos de la patria, nuestra preocupación y nuestro pensamiento han estado siempre puestos en Chile, en los trabajadores, en las organizaciones sociales, en las agrupaciones de Derechos Humanos, en los pueblos originarios y en los excluidos. Hemos mantenido estrechos lazos con nuestro país, nos hemos mantenido informados y hemos realizado significativas contribuciones, en particular, durante la cruenta y prolongada lucha antidictatorial. Hoy, deseamos también ser parte de las luchas presentes por un nuevo Chile verdaderamente democrático, edificado sobre la equidad, la solidaridad, la verdad y la justicia plena.

¡CONSTITUCIóN DEMOCRáTICA AHORA!
Edmonton, Canadá, 22 de Junio de 2007
Compartir:

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Los campos marcados son requeridos *

WordPress Theme built by Shufflehound. piensaChile © Copyright 2021. All rights reserved.