Articulos recientes

Al navegar en nuestro sitio, aceptas el uso de cookies para fines estadísticos.

Noticias

Análisis

Una izquierda Detenida-Desaparecida. Exigimos saber de su paradero 

Compartir:
Preámbulo

La dictadura militar burguesa, entre 1973 y 1989, tenía como objetivo detener y hacer desaparecer a la izquierda, aquella que se articulaba bajo las banderas de la Unidad popular y el MIR. Para la Derecha había que detener el avance de los sectores populares y de los trabajadores que habían asumido un proyecto político autónomo de la clase empresarial chilena, se tenía que hacer desaparecer a la izquierda que había organizado a las fuerzas populares y a los trabajadores en pos de construir el socialismo en Chile. Con la detención y desaparición de la izquierda (Unidad Popular y MIR) el capitalismo chileno podía seguir sin novedades.

Lo expresado quedó mejor representado en los propios actos de la Junta Militar golpista: Así, el Decreto Ley Nº 77, del 13 de octubre de 1973, aducía: "que sobre el nuevo gobierno recae la misión de extirpar de Chile el Marxismo". Consideró asociaciones ilícitas, "los Partidos Comunista, Socialista, Unión Socialista Popular, Movimiento de Acción Popular Unitaria, Radical, Izquierda Cristiana, Acción Popular Independiente y todas aquellas entidades, agrupaciones, facciones o movimientos que sustenten la doctrina marxista o que por su fines o por la conducta de sus adherentes sean sustancialmente coincidentes con los principios y objetivos de dicha doctrina y que tiendan a destruir o a desvirtuar los propósitos y postulados fundamentales que se consignan en el Acta de Constitución de esta Junta".

Entonces se procedió a secuestrar masivamente a la izquierda, y fue llevada a los campos de concentración, y se intentó hacerla desaparecer como ideología. Actos que expresan que la derecha no tolera una izquierda de orientación socialista, y que si volviese a erguirse las ideas socialistas la derecha volvería a hacerla desaparecer.

Esto se consagró en la constitución de la Dictadura con el artículo 8º, que decía: “Todo acto de persona o grupo destinado a propagar doctrinas que atenten contra la familia, propugnen la violencia o una concepción de la sociedad, del Estado o del orden jurídico, de carácter totalitario o fundada en la lucha de clases, es ilícito y contrario al orden institucional de la República”.

Aunque fueron cientos los secuestrados, detenidos-desaparecidos y asesinados, la izquierda entre 1973 y 1989 siguió en la senda del Socialismo, es decir, ideológicamente nunca desapareció, por ello la izquierda no fue derrotada, ni vencida en Dictadura.

Pero una situación muy diferente le ocurrió a la izquierda desde 1989 a la fecha. Aquella heredera de la Unidad Popular y del MIR, en la llamada transición a la democracia fue disminuyendo su importancia social y política. Hoy existen Partidos Políticos, como el Partido Socialista, Partido Comunista, Fuerza Social, Movimiento Nueva Izquierda, Surda, IC, MIR, entre otros. Estos partidos, grupos y movimientos que se reconocen como parte de la izquierda ya no piensan en el socialismo, con esto el Socialismo en su aspecto ideológico esta detenido-desaparecido, esta secuestrado.

En el Chile de los 1990’ y del 2000’ no hay campos de concentración, ni existen encarcelamientos masivos, no se aplica el artículo 8º de la constitución de la dictadura, no obstante, hoy no existen intelectuales en las Universidades que se digan marxistas, no hay partidos ni movimientos que masivamente y públicamente convoquen a construir el Socialismo en Chile, podemos constatar que los marxistas no existen.

Entonces entre 1989 y 2007 se ha cumplido el programa político de la dictadura que era hacer desaparecer a la izquierda, en este aspecto la democracia ha sido más exitosa que la dictadura militar burguesa.

La democracia restringida y la izquierda detenida-desaparecida.

La característica central de la transición a la democracia restringida (1989-2007) es la ausencia de la izquierda, esto posibilita la imposición de un régimen social que sólo permite ideas capitalistas, esta situación se da sin contrapeso, y es impulsada por la derecha “dura” representada en los partidos UDI-RN-PDC y la derecha “blanda” representado en los Partidos Renovados (PPD-PR-PS).

En la Post Dictadura se logra secuestrar a la izquierda, y mantenerla detenida-desaparecida, es difícil encontrar un partido legalmente constituido que diga en sus estatutos que esta por el socialismo.

Aquellos partidos, grupos, movimientos que persistan en las ideas anticapitalistas y socializantes son reprimidos y perseguidos, ya sean, partidos, movimientos o colectivos.

Encontramos ejemplos de reprimidos, perseguidos y asesinados bajo el gobierno de Aylwin, situación que se mantienen en los consiguientes gobiernos concertacionistas. La eliminación se centra en los actores sociales que se movilizan y que desarrollan lógicas más autónomas, hoy día podremos apreciar cómo son reprimidos los dirigentes de la coordinadora Arauco Malleco, quienes luchan por recuperar las tierras que se han apropiado los grandes grupos económicos chilenos, entre ellos los Matte y Angelini, nos referimos a Héctor Llaitul Catrillanca (37 años) o José Huenchunao Mariñán (36 años), y los demás dirigentes/as están detenidos.

La izquierda está arrinconada, el Estado de Derecho (debería decir de derecha) le ofrece ser parte de una izquierda capitalista o de lo contrario sufrir la represión, se les ofrece ser parte del PPD o PS, o se les aplica la nueva Justicia con sus Fiscales.

Consideremos que aunque existe un Partido Socialista (1989-2007) en él se encuentra detenido-desaparecido el ideario del Socialismo. A este partido han ingresado fragmentos de los Mapus, IC, PC, y MIR, todos los que han huido de los partidos que mantenían un ideario de izquierda y ante ser reprimidos optaron por construir en el PS una casa de acogida de los reconvertidos al capitalismo.

El Partido Socialista (1989-2007) se convirtió en un aglutinador de una izquierda vencida que reniega del socialismo. Un caso más derechizado aún es el Partido Por la Democracia (PPD).

La izquierda y en particular el Partido Socialista está secuestrado por orden de los Partidos: Unión Demócrata Independiente, Renovación Nacional y Democracia Cristiana. Esta orden de secuestro permanente se debe a la actitud sectaria de la derecha dura le imposibilita aceptar otro tipo de sociedad que no sea la capitalista.

Es necesario precisar que los secuestradores directos son los Renovados. éstos mantienen detenido-desaparecido el ideario de izquierda del Partido Socialista, que se forjó desde 1952, el cual mantuvo como norte el socialismo, que sorteó unas de las peores represiones junto a los Partido de la Unidad Popular y del MIR, en la Dictadura Militar Burguesa.

Los secuestradores directos son: Ricardo Nuñez, Marcelo Shiling, entre otros, con los socialistas de orientación de izquierda; José Antonio Viera Gallo y Jaime Gazmuri con los ex Mapus; Luis Maira y Jaime Naranjo con ex IC; Ominami con los ex – Miristas. Esto se extiende a los ex Frentistas, ex Mapu-Lautaro.

Cuando sostenemos que los renovados son los secuestradores, queremos decir, que estos cumplen el rol del secuestrador que captura un individuo lo integra y lo mantienen en prisión, entonces lo detiene y lo hace desaparecer. Volviendo al secuestrador renovado, este se toma el Partido Socialista, y en realiza el secuestro de toda la militancia, detiene y hace desaparecer a los militantes que practiquen ideas socializantes. Si un militante cualquiera plantea que el gobierno de Salvador Allende es el mejor gobierno, entonces los renovados lo cuestionan y lo marginan de las actividades políticas, y todos aquellos se junten como el son sometidos a vigilancia.

En dictadura la izquierda no fue vencida.

Recordemos un poco de historia, la derecha y los servicios represivos de las FFAA en tiempos de dictadura pudo detener y hacer desaparecer a Carlos Lorca, Exequiel Ponce y Ricardo Lagos Salinas máximos dirigentes del Partido Socialista en 1973, entre otros/as, sucesivamente se destruyó a diferentes Comités Centrales y se desbarato Direcciones Regionales, fueron cientos los que estuvieron en diferentes campos de concentración.

La misma situación represiva vivió el MIR, que se expresa en la heroica resistencia de Miguel Enríquez el día 5 de octubre de 1974, que culmina con su asesinato en combate, seguiría después la destrucción sistemática de sus comités centrales,

El Partido Comunista sufre el aniquilamiento de sus comités centrales, desde la emblemática caída de Víctor Díaz López el 12 de octubre de 1976, desde esa fecha esta detenido-desaparecido.

Pese a que existieron cientos de militantes Detenidos-Desaparecidos y de militantes asesinados, el intento de genocidio de los Partidos de Izquierda fue en vano, los Partidos nunca fueron aniquilados, caían y se reconstruían, y se volvían a poner de pie, otros militantes asumían la conducción política.

Toda la fuerza militar de la derecha fue insuficiente para Detener y hacer Desaparecer a los Partidos: Socialista, Comunista, Izquierda Cristiana, Radical, MAPU, MIR, entre otros. No fueron destruidos porque ninguno de ellos dejo el ideario socialista ni en el peor minuto de la dictadura militar burguesa.

La izquierda mantuvo su coherencia siguiendo la senda del socialismo, por eso los esfuerzos de la derecha por formar Partidos de izquierda que asumieran el capitalismo fueron en vano. Cuentan los ex – prisioneros políticos que a todos los miembros de los Comités Centrales del Partido Socialista los secuestradores les ofrecían dejarlos en libertad a cambio de formar un Partido Socialista que fuera partidario de la Dictadura, que defendiera el Capitalismo, Todos ellos dijeron no y fueron hechos desaparecer. El NO de los miembros del Comité Central a los secuestradores que les ofrecían traicionar al socialismo significo salvar al Partido Socialista, a ese que estaba por el Socialismo. Esa estrategia represiva fue extensiva a la toda la izquierda chilena.

El NO del PR, PS, PC, MIR a la dictadura y al capitalismo entre 1973 y 1989 significó mantener a los partidos por la senda del socialismo.

Las banderas del Socialismo, la memoria de los caídos, se convirtieron en la fuerza moral para los militantes que reconstruyeron la izquierda y no sólo hicieron eso sino que constituyeron un movimiento opositor que puso en jaque a la Dictadura Militar Burguesa, ésta tuvo que sacar nuevamente a las FFAA en las Protestas Populares de los años 80’.

En el momento que la Fuerza Militar no Detenía ni hacia Desaparecer a la izquierda y la capacidad de dominación de la Dictadura era cuestionada por amplios sectores en las jornadas de protestas populares. Esta se vio obligada a generar una negociación política lo cual contuvo el enfrentamiento entre los sectores populares y las fuerzas represivas, permitiendo que los negociadores ablandaran el escenario, con esto se abre la puerta para el ingreso de los renovados, quienes están avalados por su cuestionamiento del mundo soviético, y del marxismo.

El sujeto social renovado sustentaría el proceso de negociación y daría garantías a la derecha y lo más importante es que se constituía en el sujeto político que podía encarnar el fallido proyecto político de la derecha de constituir una izquierda capitalista.

Es así como los Renovados son avalados por la derecha Chilena, éstos son la expresión de una izquierda vencida que abraza el proyecto capitalista como la única sociedad posible, ellos ocuparán el rol de gendarmes del resto de la izquierda.

A partir del desvarío de los renovados al reconvertirse en capitalistas la izquierda sufre una división ya no sólo entre reformistas y revolucionarios, sino que entre capitalistas y anticapitalistas, el retroceso ideológico es inmenso.

Aclaremos que el primer puerto de los Renovados propiamente tal fue el PPD, Partido Por la Democracia, liderado por Ricardo Lagos Escobar. Este es un partido de Derecha “blanda” por excelencia, es un partido liberal, que esta dispuesto a defender todas las libertades y sobre todo la libertad que los nuevos capitalista para disputar la conducción económica a los grupos más tradicionales. Ellos impulsan la modernización, y tecnologización de las empresas y a la vez son permisivos a la hora de defender los recursos nacionales, avalan y su usufructúan de la pésima distribución de ingresos, facilitan el enriquecimiento de pequeños grupos, etc. En él se concentra toda la intelectualidad del PR, PS y PC que se reconvirtió al capitalismo “modernizador”.

Las bases populares y sindicales del PS y PC resistieron la formación del PPD, por ese motivo el PS se convirtió en un segundo partido renovado. Como el PPD, el PS mantiene controlada a la que antes fuera la intelectualidad de izquierda, el PS mantiene controladas a la fuerzas populares y sindicales de la izquierda.

En el proceso de la transición a la democracia, creada por la derecha dura (UDI-RN-PDC) y la derecha blanda (PPD, PR), el Partido Socialista se convirtió en la casa de reconversión de los Mapus, Izquierda Cristiana, Comunistas y Miristas, con esto el bloque progresista de la Concertación (PR-PPD-PS) se convierte en una izquierda capitalista.

El “NO” de los renovados a Pinochet se convierte en un “SI” al capitalismo.

La historia reciente permite observar que el “NO” de Ricardo Lagos Escobar acompañado de su mediático dedo emplazando Pinochet y que se expreso el 5 de octubre de 1988 se fue desdibujando. Sin duda que parecía una actitud de resistencia y de valentía sublime, a la postre se convirtió en un “NO” que implicó entregar el Partido Socialistas a los capitalistas y transformarlo en un partido defensor de la obra de la dictadura: de las obras capitalistas.

Como vemos, desde 1989 hasta hoy en día, los renovados mantienen detenido y desaparecido al Partido Socialista cumpliendo las órdenes de la Derecha dura (UDI-RN-PDC) de tolerar sólo una izquierda que sea capitalista. Eso explica la derechización del Partido Socialista, hasta convertirlo en administrador del capitalismo, desterrando y haciendo desaparecer toda idea de socialismo en sus militantes.

Por ahora los renovados han sido más exitosos que la derecha en extirpar el marxismo de la Izquierda, y cada vez se hace aun más visible que de izquierda les queda sólo la marca.

Vemos estos días como Mariana Alywin (PDC), junto a José Joaquín Brunner (PPD) defendiendo el lucro en la educación, y avalan los argumentos de Joaquín Lavin (UDI), y de Patricia Matte Larrian (RN-UDI).

Correo electrónico: revistapuntosuspensivo@gmail.com

Compartir:

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Los campos marcados son requeridos *

WordPress Theme built by Shufflehound. piensaChile © Copyright 2021. All rights reserved.