Articulos recientes

Al navegar en nuestro sitio, aceptas el uso de cookies para fines estadísticos.

Noticias

Opinión

2 de Abril (Malvinas Argentinas) 

Compartir:
Abril 1982-2007

Buenos Aires estaba a oscuras. Esperábamos un posible bombardeo británico. “Las islas Malvinas son argentinas” , dijo él o ella o todos nosotros. La Junta Militar debatía un contraataque. Los colegios reclutaban colchones, chocolates, ropa -todo lo que se podía- para mandarles a nuestros héroes. La oscuridad estaba iluminada por la esperanza. ¿Esperanza? ¿Hacia qué, hacia quién? Se preguntaron muchos; nos preguntamos hoy 2 de abril de 2007, feriado nacional, comercios cerrados, hoteles colmados de turistas ingleses, vinos importados, ocio, camisas estampadas con la foto del Comandante.

¿Esperanza? Se dijo -allá, lejos, en esa isla inhóspita- el “soldadito” de 18 años, el pibe, su hijo, mi hijo, nuestro hijo. ¿Esperanza? se preguntó el “soldadito” norteño cagado de frío, de miedo, con el uniforme apretado, con los cigarrillos húmedos, con la foto de la vieja en el bolsillo. Sí le decimos nosotros; sí le gritamos los ciudadanos del ciberespacio, de las putas con perfumes de varón. ¡Esperanza! “Las Malvinas son argentinas, carajo!” ; gritó en el balcón de la Rosada el General Leopoldo Fortunato Galtieri ante una multitud (pueblo- masa- presagio) “Argentinas” murmuramos en silencio la noche de los apagones. “Argentinas” repetimos en la avenida Figueroa Alcorta esperando la bendición del Papamóvil. “Argentinas” volvió a gritar el “soldadito” del norte -mi hijo, tu hijo, nuestro hijo- cuando una granada le voló una pierna y junto a esa pierna estaba su vida, su virilidad, el tatuaje de su club de barrio.

El General está borracho de poder en su balcón frente a nosotros, a tu hijo, mi hijo, nuestro hijo. Buenos Aires sigue en penumbras, pero esa oscuridad es la sombra alargada del olvido, de las marchas anónimas, de los dólares falsos.
¿Qué hicimos General?

“Las Malvinas fueron y serán argentinas” ¿será así? , se pregunta hoy el “soldadito” del norte que ya es un hombre en la historia de los hombres, que es un hombre amputado y que en este instante está parado frente a vos, apoyado sobre una de sus muletas, te está mirando en un vagón del tren y mientras te deja un señalador sobre una de tus dos piernas, leés: “Las Malvinas fueron y serán argentinas” y te sentís incómodo. Hasta te molesta la palabra veterano.

¿Qué hicimos General?

Así como te incomoda ver la atrocidad del pasado, también te parece un dato o una anécdota saber que existe un personaje llamado Ricardo Zamora, gobernador de Santiago del Estero, que se dedica al negocio de la soja. Hasta acá todo parece normal. Pero-y no quiero hacerte perder más el tiempo- este señor compra campos a precios ridículos, grandes extensiones de tierra con poblaciones, con familias que quedan desamparadas y son desalojadas por la brigada especial de la policía provincial que opera como seguridad privada.

Te cuento también -mientras el “soldadito” del norte que ya es un hombre en la historia de los hombres te retira el señalador de una de tus piernas- que en Santiago del Estero vive otro personaje llamado Pedro Simón, legislador, vicepresidente de la Cámara de Diputados, que impulsó un proyecto de ley (hoy aprobado) que propicia los desalojos de campesinos y pequeños productores.

¡Esperá, no te levantés del asiento, dejáme terminar! Te decía: estos desalojos están avalados por los empresarios de la soja, que han creado un grupo –encabezado por nuestro amigo Simón- llamado GEOTAR, el cual se encarga de expulsar (protegidos por la ley 182 bis) a los campesinos de sus tierras. La ganancia de la soja lo justifica todo.
¿Qué hicimos General?

Tu gran amigo Marcelo Tinelli, con quien te reís todas las noches mientras saboreás una sabrosa cena, fue acusado por el dirigente aborigen Moira Millán de intentar desalojar treinta familias Mapuches en Chubut, familias que son parte de la comunidad de Pillán Mahuiza. Millán dice también que tu amigo Marcelo, mediante una Sociedad Anónima, adquirió cinco mil hectáreas destinadas a la construcción de un “mega proyecto turístico en la zona de Río Fértil, ubicada a trece kilómetros de la ciudad de Esquel”.
¿Qué hicimos General?

En Río Negro, vive un tal Joe Lewis (¿te suena?); Lewis es propietario del grupo económico TAVIS TOCK, el cual extrae y exporta recursos biológicos de la Patagonia. Las transferencias de esos recursos a laboratorios del primer mundo están destinadas al desarrollo de nuevos fármacos por detrás de los convenios internacionales firmados por nuestro país.
¿Qué hicimos General?

El “soldadito” del norte que ya es un hombre en la historia de los hombres se baja en una estación cualquiera de la memoria. Tu viaje sigue, sigue como la indiferencia de algunos, como la impunidad de otros; sobre una de tus piernas está el recuerdo de un señalador en el que leíste la palabra “veterano”.
¿Está el recuerdo?

¿Qué hicimos General?

Compartir:

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Los campos marcados son requeridos *

WordPress Theme built by Shufflehound. piensaChile © Copyright 2021. All rights reserved.