Se puede evitar (II-Parte)

La pandemia del COVID-19 altera de tal manera la vida en el mundo que es necesario tomar medidas locales, con recursos propios y concentrarnos en el autocuidado. Nuestro gobierno y congreso tenía antes del COVID-19 un 3% y 6% de aprobación respectivamente, es decir, autoridades sin credibilidad. Eso no ha cambiado.

Se ha creado la ”mesa social COVID-19” -emulando la del“estallido”social-con estado de emergencia, barreras sanitarias, autocontrol territorial por los ciudadanos de sus espacios, plebiscito, aprobación relámpago de leyes para aplazar elecciones de gobernador regional, alcaldes y concejales, televotación para parlamentarios, congresista sin bajarse el sueldo, etc.

Mañalich, la autoridad máxima de salud, habla y da conferencias para decir estadísticas de casos confirmados, las cuales no reflejan la realidad, puesto que el resultado demora 72 hrs en tener la confirmación. Tampoco informa de cuántos casos sospechosos están a la espera de confirmación.

Sabemos que la población que sufre hipertensión arterial es altamente vulnerable, quienes padecen diabetes u otras enfermedades crónicas y quienes son de edad avanzada deben extremar el autocuidado. El sistema de salud no es capaz de enfrentar situaciones extraordinarias de aumento de atenciones (ya es difícil en tiempos normales. ¿Reflejo de la baja inversión en salud pública?)

El año 2003 murieron en Europa 35.000 personas por una ola de calor (https://magnet.xataka.com/preguntas-no-tan-frecuentes/35-000-muertos-46-grados-a-sombra-asi-fue-penultima-gran-ola-calor-que-arraso-europa) sin embargo, no alteró significativamente la vida social y hoy casi no es recordada. Lo complejo es no saber qué hacer frente a la incertidumbre y recibir señales contradictorias de autoridades poco creíbles.Las olas de calor han continuado año tras año, cobrando cientos y miles de vidas humanas y los adultos mayores son el grupo que más paga las consecuencias. En algún momento el virus nos dejará, pero el cambio climático continuará (y científicamente se le atribuye como responsable del aumento de mutaciones en microorganismos y la aparición de nuevas cepas patógenas).

Los municipios son demandados cada vez más por ayuda social dado la pérdida de empleos lo que dificulta el acceso a alimentos, pago de arriendos y seguramente en poco tiempo más pago por los servicios básicos. Además de tener que pagar por el test de COVID-19 para confirmar la infección(en otros países es gratuito).

Los Gobiernos Regionales deben urgentemente hacer uso del 5% de emergencia del Fondo Nacional de Desarrollo Regional para enfrentar ahora estas nuevas contingencias que son parte de la pandemia. El dinero está y el Gobierno Regional debe actuar. ¿Por qué no lo hace? ¿Acaso se lo han gastado ya en otras cosas?

Con los recursos locales debemos abordar esta nueva forma de vivir y convivir. Hay que plasmar en hechos las acciones que nos permitan cruzar este periodo correctamente. Hoy China comienza a volver a la normalidad, después de tres meses de lucha organizada y solidaria de sus propios ciudadanos. Cien mil contagiados, 3.000 fallecidos, en un país de 1.400.000.000 habitantes.

La organización comunitaria, la responsabilidad y ejercicio de la solidaridad son claves. Los ciudadanos saludables, sin hipertensión, ni diabetes o patologías crónicas son los llamados a formar la primera línea de la solidaridad, especialmente los jóvenes, deben hacer fluir sus creatividades y tener la suficiente capacidad de auto-organizarse dentro de sus localidades.

La comunidad afectada, con riesgo real, necesita de su liderazgo. Deben autoasumirlo, ustedes primera línea de la solidaridad y el combate nos pueden salvar de la catástrofe. Todos ustedes están conectados e intercomunicados en el ciberespacio.

Formen equipos de acción:realizar las compras a quienes requieren cuarentena estricta, desinfectar las calles, los paraderos, las manillas de rejas y puertas, preparar soluciones cloradas al 3% a superior (30ml de cloro para 1 lt de agua)y repartirlas.

En fin, todo aquello que salga de sus mentes y contribuya a combatir este virus. Hay que evitar las aglomeraciones. Habrá que buscar maneras para facilitar el reparto de remedios a las personas que mensualmente lo hacen en consultorios y hospitales, facilidades para el cobro y pago de pensiones de los adultos mayores, todo ello vendrá en pocos días y ahí la creatividad y la organización comunitaria puede marcar la diferencia y evitar nuevos contagios.

Hay que pensar no como si estuviéramos en tiempos normales, debemos pensar y actuar desde la situación de emergencia sanitaria más compleja de la que se tenga memoria, aquí el criterio se vuelve clave.Ustedes ya no esperen que alguien venga, los organice y les diga qué hacer. Ustedes son sabios, inteligentes y solidarios…. Sabrán cómo y qué hacer.

Las mascotas no contagian el virus, pero sí podrían llevarlo en su pelaje si alguien infectado estuvo a menos de un metro de él. Bañarlos con un shampú o jabón apropiado es otra de las cosas que se pueden organizar y ayudará a combatir a este virus.

Hacer grupos de educación es necesario. Advertir a su comunidad que no deben tomar ibuprofeno. Decirles a quienes están medicados conEnalapril o Losartánque los pone dentro del grupo de mayor riesgo y deben extremar cuidados.La importancia del lavado de manos y de no llevarse las manos a la cara sin lavárselas previamente con agua y jabón.

Antes de ser desechables, las mascarillas eran de género, son reutilizables y fácil de hacer. Quienes estén infectados deben usarla, es la primera barrera para no contagiar al resto. También es obligación (moral) usarla aquellos que tengan alguna sospeche de haberse contagiado, sin esperar tener síntomas, porque para personas jóvenes y sanas, este virus pasa hasta asintomático, es decir, pueden haberse contagiado y no sentirse enfermo nunca.

Para los dirigentes políticos regionales, hagan su parte, nosotros comenzamos con la nuestra, liberen los recursos, que en esta primera línea de jóvenes chilenos se necesitan para fortalecer esta lucha de todos. No les cuesta nada.

 

Artículo publicado en Salud y etiquetado , . Puedes guardar el enlace permanente para futuras consultas.

Política de comentarios

  • Por favor, sé breve.
  • Los comentarios no relacionados con el tema del artículo no serán publicados.
  • Si deseas publicar tus textos, por favor envíalos a nuestro correo redaccion@piensachile.com y nos pondremos con contacto contigo.