Stella Díaz Varin, la Colorina

“No quiero que mis muertos descansen en paz
tienen la obligación de estar presente
la carga emocional de la clandestinidad
es el primer deber del militante precavido
jamás descuidar los más mínimos detalles
Y usted que no ha vivido la tortura en carne propia
y usted que tiene los genitales en su lugar.
Y usted que no se caga de susto
por pertenecer a la pasarela cultural progresista.
¿Tiene el descaro de pedirme que yo me ponga los pantalones?
Usted compañero que no respeta la desgracia ajena,
puede irse a la conchadesumadre”.

Artículo publicado en Historia - Memoria y etiquetado , , , , . Puedes guardar el enlace permanente para futuras consultas.

Política de comentarios

  • Por favor, sé breve.
  • Los comentarios no relacionados con el tema del artículo no serán publicados.
  • Si deseas publicar tus textos, por favor envíalos a nuestro correo redaccion@piensachile.com y nos pondremos con contacto contigo.