Un estudio patrocinado por la Nasa:¿La civilización industrial se dirige hacia un colapso irreversible?

Traducción para piensaChile: OLS

Nota de la Traducción: La NASA financió en parte el modelo matemático HANDY usado para hacer este estudio, lo cual no significa que comparta oficialmente sus resultados.  Matemáticos involucrados en la relación entre el comportamiento humano y el medio ambiente, respaldan el modelo HANDY cuyas conclusiones concuerdan con modelos más antiguos y más complejos.

Un nuevo estudio patrocinado en parte por el Centro Goddard de Vuelos Espaciales de Nasa, ha mostrado la perspectiva del posible colapso de la civilización industrial global en las próximas décadas debido a la explotación no sustentable de recursos y la creciente desigualdad en la distribución de la riqueza.

Teniendo en consideración que las advertencias de «colapso» son vistas a menudo como acotadas o controversiales, el estudio trata de encajar los datos históricos que muestran que el «proceso de alza y colapso es un ciclo recurrente a través de la historia.»  Los casos de interrupciones severas en las civilizaciones debido a «colapsos repentinos, que a menudo duran siglos, son bastante comunes.»

El proyecto de investigación independiente se basa en un nuevo modelo de disciplinas cruzadas  llamado “Dinámicas Humanas y de la Naturaleza (HANDY), dirigido por el matemático aplicado Safa Motesharrei del Centro Nacional de Síntesis Socio Ambiental que es patrocinado por la Fundación Nacional de Ciencias de USA, en asociación con un equipo de científicos naturales y sociales. El modelo HANDY fue creado usando un financiamiento de NASA de tipo menor, pero el estudio al que dio origen se hizo en forma independiente.  Este estudio basado en el modelo HANDY ha sido aceptado para su publicación en la Revista de Elsevier, Ecological Economics, revisada por científicos calificados.

Y ha llegado a la conclusión que de acuerdo con los registros históricos hasta la fecha, las civilizaciones complejas son susceptibles a colapsar, lo que lleva a interrogantes acerca de la sustentabilidad de la civilización moderna:

“La caída del Imperio Romano, y los igualmente si no más civilizados imperios Han, Mauryan y Gupta, como también muchos de los avanzados Imperios Mesopotámicos, son todos testimonios del hecho que civilizaciones creativas, complejas, sofisticadas y avanzadas, pueden ser también frágiles e impermanentes.”

Investigando la dinámica de la naturaleza humana en estos casos ya ocurridos de colapsos, el proyecto identifica los factores interrelacionados más sobresalientes que explican la declinación de la civilización, y que pueden ayudar a determinar el riesgo de colapso hoy día, y que son:  Población, Clima, Agua y Energía.

Estos factores pueden llevar al colapso cuando convergen generando dos rasgos sociales cruciales: “El tirar la cuerda al máximo en el tema de recursos debido a la presión ejercida sobre la capacidad de la ecología de resistir” y “la estratificación económica de la sociedad en Élites (ricos) y Masas  (Pueblo) (Pobres).  Estos fenómenos sociales han jugado “un papel central en el carácter o en el proceso de colapso” en todos los casos en los “últimos cinco mil años”

“Así, los altos niveles de estratificación económica están directamente ligados al sobreconsumo de recursos, con “Élites” localizadas principalmente en países industrializados y que son responsables de …” que los excedentes acumulados no se hayan distribuido equitativamente en la sociedad, sino que más bien sean controlados por una élite.  Mientras tanto la masa de la población que produce esa riqueza, solo es receptora de una pequeña porción de ella, usualmente justo al nivel de subsistencia o un poco más arriba.”

El estudio desafía a aquellos que arguyen que la tecnología resolverá estos retos incrementando su eficiencia del siguiente modo:  “Los cambios tecnológicos pueden aumentar la eficiencia de los recursos pero, también tienden a aumentar ambos el consumo de recursos per capita y la escala en que se extraen los recursos, de modo que, en ausencia de políticas específicas, los aumentos del consumo a menudo compensan los aumentos en la eficiencia del uso de los recursos.

Los incrementos en la productividad en la agricultura e industria en los dos últimos siglos, han venido desde “el aumento, más que el decrecimiento, de los recursos usados como insumos” a pesar de los dramáticos aumentos en la eficiencia en ese mismo período.

Haciendo un modelo de rangos en diferentes escenarios, Motesherrei y sus colegas concluyen que bajo condiciones “que reflejan con bastante exactitud la realidad del mundo de hoy…encontramos que el colapso es difícil de evitar”.

En el primero de estos escenarios, la civilización: “…parece estar sobre un camino de sustentabilidad por un tiempo largo, pero aún usando una tasa óptima de agotamiento de los recursos y comenzando con un número muy pequeño de Élites, estas Élites eventualmente consumen demasiado, produciendo hambre entre el Pueblo lo que eventualmente causa el colapso de la sociedad.

Es importante notar que este Tipo de colapso L se debe al hambre inducida por la desigualdad que causa una pérdida de trabajadores, más que a un colapso de la naturaleza.”

Otro escenario se focaliza en el rol de la explotación continua de los recursos, encontrando que  “con una gran tasa de agotamiento de recursos, la caída del Pueblo es más rápida, mientras que las élites siguen prósperas, pero con el tiempo el Pueblo colapsa completamente, seguido por las Élites.”

En ambos escenarios, la riqueza de las Élites monopolizan medios que son protegidos de los “efectos detrimentales del colapso medioambiental hasta mucho después que los del Pueblo” permitiéndoles “continuar haciendo negocios como siempre” a pesar de la catástrofe en ciernes. El mismo mecanismo, ellos arguyen “ puede explicar cómo las élites permitieron que los colapsos históricos ocurrieran siendo inconscientes de su trayectoria catastrófica (lo que aparentemente sucedió en Roma y con los Mayas).”

Aplicando esta lección a nuestro predicamento, el estudio advierte que: “Mientras algunos miembros de la sociedad puedan encender la alarma de que los sistemas se están moviendo hacia un colapso seguro y por lo tanto llaman a hacer cambios estructurales en la sociedad para evitarlos, las Élites y sus seguidores, quienes se oponen a estos cambios, apuestan por el hecho de haber hecho hasta ahora una larga trayectoria de sustentabilidad y apoyan el “no hacer nada.”

Sin embargo, los científicos señalan que los peores escenarios no son inevitables y sugieren que las políticas apropiadas y los cambios estructurales podrían evitar el colapso, e incluso pavimentar el camino hacia una civilización más estable.

Las dos soluciones claves son reducir la desigualdad económica de modo de asegurar una distribución más equitativa de los recursos, y reducir dramáticamente el consumo apoyándose en recursos renovables menos intensivos y reduciendo el crecimiento de la población: “El colapso se puede evitar y la población puede alcanzar un equilibrio, si la tasa de agotamiento de la naturaleza se pudiera reducir a un nivel sustentable, y si los recursos se distribuyen de un modo razonablemente equitativo.”

El modelo HANDY de NASA ofrece una alarma de alta credibilidad a los gobiernos, corporaciones, negocios y consumidores, para reconocer que los “negocios tal como acostumbramos” no son sustentables y que se requieren cambios inmediatos de políticas y de estructuras .

Aunque este estudio basado en HANDY es principalmente teórico, un experimento del pensamiento, varios otros estudios enfocados más empíricamente, hechos por KPMG y la Oficina de Ciencias del Reino Unido, por ejemplo, han advertido que las convergencias de las crisis de alimento, agua y energía pueden crear una tormenta perfecta dentro de los próximos quince años  Pero esas predicciones de “negocios como de costumbre” pueden ser muy conservadoras.

El Dr. Nafeez Ahmed es Director Ejecutivo del Instituto para Políticas de Investigación y Desarrollo y autor de un” Manual para el usuario de Civilización en Crisis: Y como sobrellevarlas” entre otros libros. Síganlo en Twitter@nafeezahmed

Dr Nafeez Ahmed es director ejecutivo del Institute for Policy Research & Development y autor de A User’s Guide to the Crisis of Civilisation: And How to Save It entre otros libres. Sígalo en Twitter @nafeezahmed

*Fuente original: The Guardian

Artículo publicado en Análisis y etiquetado , , , . Puedes guardar el enlace permanente para futuras consultas.

Política de comentarios

  • Por favor, sé breve.
  • Los comentarios no relacionados con el tema del artículo no serán publicados.
  • Si deseas publicar tus textos, por favor envíalos a nuestro correo redaccion@piensachile.com y nos pondremos con contacto contigo.