Artículos recientes

Medios, Opinión, Salud

Pandemia COVID-19: ¿Y si todos los muertos importaran?

El miedo ya está simbolizado en una mascarilla o en conductas de un fiel “soldado” que respalda a las autoridades y asiente en todo lo que emiten los Medios oficiales. Todo disidente que se salga de los parámetros de las autoridades o de los Grandes Medios de Comunicación son un “enemigo” al cual hay que “aplastar”, censurar, ignorar o ridiculizar.

Derechos Humanos

Para una nueva declaración universal de los derechos humanos

El gran filósofo del siglo XVII, Baruch Spinoza, escribió que los dos sentimientos básicos del ser humano (afectos, en su terminología) son el miedo y la esperanza. Y sugirió que es necesario lograr un equilibrio entre ambos, ya que el miedo sin esperanza conduce al abandono y la esperanza sin miedo puede conducir a una autoconfianza destructiva. Esta idea puede extrapolarse a las sociedades contemporáneas, especialmente en una época en la cual con el ciberespacio, las comunicaciones digitales interpersonales instantáneas, la masificación del entretenimiento industrial y la personalización masiva del microtargeting comercial y político, los sentimientos colectivos son cada vez más parecidos a los sentimientos individuales, aunque siempre sean agregaciones selectivas.

Cultura

Isabel Allende: ¿Es una invasión cuando la gente huye de la pobreza y la violencia?

“Visto ahora con la distancia del tiempo, a veces me pregunto si fue necesario irme de Chile”, admite Allende, que recuerda que sus amigas sí se quedaron en el país, “luchando contra la dictadura desde adentro, con todos los riesgos, con un inmenso valor”. Con cierta tristeza, la autora de ‘La Casa de los Espíritus’ hace una confesión al respecto: “Pienso que yo fui cobarde, que no fui capaz de hacer eso”.

Pueblos en lucha

La trama oculta de la ‘guerra contra el narco’ o la raíz de la crisis política en Honduras

(…) es muy importante decir en Europa que lo que está pasandoya ha sido ensayado en América Latina, y hay que pararlo, porque si no, nos puede convertir en pueblos más inseguros en los que se pueda extender el negocio de la violencia, de las armas y del miedo”.
René Amador muestra una emoción ambigua al referirse a este tema (la crisis de la izquierda europea y mundial), una mezcla entre indignación y esperanza, y expresa su frustración al constatar que “la izquierda europea no ha sabido reaccionar por estar demasiado ensimismada en su propios problemas: no ha sabido ir más allá, no se ha dado cuenta de que si el neoliberalismo ha globalizado esta tragedia, es necesario globalizar la lucha“.

Opinión

El gabinete de amiguitos de Trump puede parecer fuerte, pero tiene miedo

Casas robadas. Salarios robados. Culturas y países robados. Todo inmoral. Todo extremadamente rentable.
Pero la reacción popular iba aumentando, que es precisamente la razón por la cual esta banda de directores ejecutivos —y los sectores de los que provienen — andaba con razón preocupada de que la fiesta estuviera a punto de acabarse. Tenían miedo. Banqueros como Mnuchin se acuerdan del derrumbe financiero de 2008 y la forma franca en que se habló de nacionalizar bancos. Fueron testigos del ascenso de Occupy y después de la resonancia que alcanzó el mensaje contra la banca de Bernie Sander durante la campaña.

Opinión

El gabinete de amiguitos de Trump puede parecer fuerte, pero tiene miedo

Seamos claros: no se trata de una pacífica transición de poder. Se trata de una absorción empresarial. Los intereses que ya desde hace tanto llevan untando a los dos partidos principales para que cumplan sus órdenes han decidido que se han cansado del juego. Aparentemente, todo esto de tratar a los políticos a cuerpo de rey, toda esa lisonja y esos sobornos legalizados eran un insulto a su sensación de estar investidos de un derecho divino.

Análisis

Y ahora, ¿quién es el enemigo?. Estados Unidos necesita un enemigo; cualquiera que sea

Después de todo, durante casi los últimos 100 años, los estadounidenses hemos estado rellenando el espacio en blanco con bastante regularidad: primero con los nazis y los fascistas de la Segunda Guerra Mundial, después la Unión Soviética y los países del “bloque comunista” (hasta que, como pasó con China y Yugoslavia, dejaron de estar), después los vietnamitas, los cubanos, los granadinos, los panameños, los llamados narco-terroristas, al-Qaeda (¡desde luego!) y, más recientemente, el Daesh, entre otros.

Opinión

La sociedad del miedo

El miedo comporta algo de irracional, de primario; la lógica “bienpensante” pierde ahí la supremacía. Alguien asustado, no digamos ya aterrorizado, es presa de las reacciones más viscerales, mas impensadas, dejando totalmente a un lado las decisiones razonadas, frías y llevadas por la lógica. Hacer uso de esas circunstancias en función de un proyecto hegemónico, es algo por demás conocido en la historia: quien manda se aprovecha del miedo del otro para ejercer su poder.

Opinión

Mi cristo Roto: violencia y escena restauradora

Son varias semanas que hemos venido advirtiendo nuestra preocupación sobre el aumento de la violencia represiva en contra de las movilizaciones sociales. Nuestra observación al respecto es evidente y no requiere demasiada justificación. Ante el exceso de represión pueden suceder dos reacciones.

Opinión

El Gran Hermano se disfraza de verde en Chile, con la excusa de perseguir la delincuencia

Quienes fuimos prisioneros políticos y vivimos en el país bajo constante asedio policiaco duante la dictadura bien sabemos lo que significa y puede implicar ser arbitrariamente interceptado e interrogado en la vía pública para que nos identifiquemos. “Por algo debe haber sido!” —era un comentario común en la época, hasta que les tocaba a ellos o a algún familiar…