05 de octubre de 2020
La mortalidad del coronavirus es mucho menor de lo esperado. La sociedad tiene un miedo excesivo: “Tenemos que dejar de dramatizar”. Recomienda un retorno a la normalidad.

Hendrik Streeck, Director del Instituto de Virología e Investigación del VIH de la Facultad de Medicina de la Universidad de Bonn, Foto: imago images / Jürgen Heinrich

El director del Instituto de Virología del Hospital Universitario de Bonn, Hendrik Streeck, critica que hay “demasiado miedo” en Alemania en la lucha contra la pandemia del corona. El riesgo de la enfermedad es ahora fácilmente calculable y ya no es legítima una política de prohibición exagerada, dijo Streeck en el foro económico “Neu Denken” en Hamburgo.

Streeck explicó que Alemania tiene actualmente una tasa de mortalidad completamente normal. Durante la ola de calor de 2018 y la epidemia de gripe de 2017, el exceso de mortalidad se vio mucho más claramente. “Estamos tratando con un virus grave, pero no debemos sobre-dramatizar   este virus.”

Streeck señaló que la tasa de mortalidad de las personas infectadas con Corona era mucho más baja de lo que se temía en la primavera. “Este virus es letal sólo para unos pocos. Al igual que muchos otros virus“, dijo Streeck. El creciente conocimiento de la ciencia debería darnos ánimo: Casi no hay transmisión a través de objetos. También hay poco riesgo de infección en las actividades cotidianas normales, por ejemplo en el comercio minorista. Muchas infecciones ocurren completamente sin síntomas. Sólo el cinco por ciento de los infectados necesitan tratamiento clínico, muchos menos incluso necesitan cuidados intensivos.

Streeck señaló que la tasa de mortalidad es como mucho del 0,37 por ciento. La bien investigada metrópoli brasileña de Manaos informó de una tasa de mortalidad del 0,28 por ciento. “Eso puede ser manejado”, dice Streeck. Corona es significativamente más peligroso que las ondas de gripe normales, pero “Corona no será nuestra perdición”. Streeck dice que el miedo al virus corona es a menudo irracional. Con demasiada frecuencia, las más pequeñas probabilidades de riesgo lateral se convierten en temas importantes de la política y los medios de comunicación. “El virus se ha vuelto demasiado político, aunque en realidad no debería serlo“, se lamentó el virólogo.

Streeck aboga por el fin de la crisis y el modo de pánico, dijo que el manejo del virus debe cambiar a un manejo normal del riesgo, como con muchos otros riesgos en la vida. Provocar temores es el camino equivocado porque divide a la sociedad y debilita la aceptación de la atención auto-responsable. El deber de llevar máscaras al aire libre, por ejemplo, es absurdo. “Necesitamos un cambio en la gestión de la crisis. No debemos manejar la crisis, sino encontrar soluciones. Soluciones cuidadosamente pragmáticas”, recomienda el virólogo.  Las cifras de infección ya no deberían ser el foco principal. También debemos considerar el verdadero brote de la enfermedad, como la utilización de tratamiento hospitalario y la proporción de camas de cuidados intensivos ocupadas. Los valores umbral definidos de manera correspondiente podrían así prescribir medidas más estrictas en la vida cotidiana.

Streeck aboga por “una nueva rutina“. Hay que tener cuidado con los descuidos, pero hay que aprender a manejar el riesgo con inteligencia. Si los eventos públicos siguen buenos conceptos de higiene, se debe permitir que se lleven a cabo. “No podemos pulsar el botón de pausa de la vida y pensar que el virus ha terminado“, advierte Streeck.

Streeck advierte contra la idea errónea de que hay una forma de derrotar al virus. Ni siquiera el lockdown más duro tendría éxito en hacerlo. Después del segundo cierre, también habrá una tercera y cuarta ola de infección. “Estamos en una ola permanente. Debemos aceptar el hecho de que el virus se convertirá en una parte normal de nuestras vidas“. Pero eso no debería asustarnos, el virus simplemente estará allí, no sólo este otoño, sino el próximo verano, “y dentro de décadas”. Incluso con las vacunas, dijo, la humanidad sólo ha logrado una vez (con la viruela) erradicar un virus a través de una vacuna. Conclusión: “Muchos de nosotros conoceremos el virus que irá con nosotros, nos guste o no”.

Streeck predice un aumento masivo de infecciones en el otoño. 2.000 infecciones por día no es un número elevado, diez veces más de lo que se puede esperar. Sin embargo, ahora se sabe que regulando las distancias y usando máscaras, las dosis de infección se reducen enormemente, lo que a su vez conduce a síntomas más leves. “Cuento con que la gente se responsabilice, no sólo de sí misma sino también de los demás. Casi todos conocemos a personas mayores o a personas de grupos de riesgo para las que una infección puede resultar peligrosa. Sólo trabajando juntos podemos manejar una pandemia como ésta”.

Streeck también advierte que no hay que poner demasiadas esperanzas en una vacuna contra el virus corona. En su opinión, las vacunas desarrolladas rápidamente son inciertas en cuanto a su eficacia y efectos secundarios: “Especialmente en la última fase, hay sorpresas que a menudo no se esperan. Hay muchos patógenos como la tuberculosis o la malaria, donde todavía no tenemos una vacuna, aunque millones de personas mueren de ellos cada año“.

Streeck sospecha que incluso sin el uso masivo de vacunas, la pandemia está disminuyendo rápidamente. En las grandes conurbaciones del planeta, está surgiendo visiblemente una inmunidad de rebaño. Streeck menciona como ejemplos a Brasil, Estados Unidos, Suecia e India.

Streeck presentó su análisis antes de la cumbre económica, que tuvo lugar del 1 al 3 de octubre en Hamburgo. Entre los participantes se encontraban políticos como Sigmar Gabriel (SPD), Wolfgang Kubik (FDP) y Günther Oettinger (CDU) y Astrid Hamker (CDU). De la economía vinieron presidentes del consejo como Werner Baumann (Bayer), Sven Odia (Engel & Völkers), Christoph Vilanek (Freenet) pero también empresarios como Erich Sixt, Michael Kühne y Hans-Rudolf Wöhrl. Los iniciadores FGS (Flick Gocke Schaumburg), LeitnerLeitner y European Accounting fueron acompañados por el WEIMER MEDIA GROUP como socios de los medios de comunicación.

Traducción para piensaChile: Martin Fischer

*Fuente: TheEuropean

 

Más sobre el tema:

 

Carta Abierta a Angela Merkel; «mi preocupación radica sobre todo en las consecuencias socioeconómicas verdaderamente imprevisibles de las drásticas medidas de contención que se están aplicando»
por Dr. med. Sucharit Bhakdi (Alemania)
Publicado el 28 marzo, 2020

 

.

Profesor Drosten desarrollador del PCR, en Berlín, Alemania: “El Chico de Oro” [algo huele mal]
por  Erik R. Fisch, Jens Wernicke (Alemania)
Publicado el 6 julio, 2020

.

La maldición del método PCR
por Johannes Kreis (Alemania)
Publicado el 28 mayo, 2020

.

Chile: ¡Gente que muere por Covid, sin tener Covid!
por Julián Alcayaga O. (Chile)
Publicado el 3 agosto, 2020