Articulos recientes

Al navegar en nuestro sitio, aceptas el uso de cookies para fines estadísticos.

Noticias

Análisis

El crecimiento infinito es inviable, es sólo para las elítes 

Compartir:

Thomas Friedman, en su libro “La Tierra es Plana” escribió una frase de un amigo ejecutivo Chino, que dice así,  “Cada mañana en África se despierta una gacela.  Sabe que tiene que correr más rápido que el león más veloz, si no quiere que la mate. Cada mañana se despierta un león. Sabe que tiene que ganar a la gacela más lenta, si no quiere morir de hambre. Da igual que seas león o gacela. Cuando salga el sol, más te vale empezar a correr.”

Es una oración que ya no cuesta relacionarla con el comportamiento de los humanos en su acción depredadora emprendida en el campo de la economía, cuyos resultados delata que el hombre sigue conservando sus instintos animales para desgarrar  a otros, sin que le pese en su conciencia una carga culposa, con fuerza suficiente para gatillar la emoción liberadora que lo motive al encuentro con su semejante en la solidaridad, a pesar de haber logrado acumular riquezas tan enormes, que ni viviendo un milenio, podría consumir en  uso personal. Como especie humana hemos llegado a desarrollar un cerebro con 50 a 100 mil millones neuronas y una gran evolución del neocórtex, pero aún insuficiente para distanciarnos del mono, con quién compartimos el 98,7% de nuestro ADN, es decir, apenas separados en 1,3%  del mundo animal.

Veamos  cómo se da esta cercanía animal  en el reparto del crecimiento.  Si  Ud., tiene una fuente de ingresos que es sólo producto de su trabajo, estará en condiciones más neutras de evaluar cómo ha evolucionado su crecimiento personal, tomando un periodo de 40 años.  Mientras tanto, a partir de una renta básica de $ 500 mil mensuales netos, a principios del 2012, para  una familia de 4 personas con sólo un sostenedor,  es apenas suficiente para sobrevivir modestamente y no le alcanza para financiar el uso de un modesto automóvil, hacer una fiesta o celebrar los cumpleaños de la familia, aún cuando sea muy ordenado con su dinero.

El PIB, como indicador económico, no es muy eficiente para medir la distribución del ingreso, pero como es ampliamente usado por los economistas de todo el mundo, lo emplearemos como referente mínimo para medir de alguna manera la proporción de la riqueza que teóricamente  debiera llegar a cada persona. De acuerdo al Banco Central, la demanda interna creció 7,1% impulsada por el consumo y el Producto Interno Bruto de Chile creció 5,6%  el 2012. De acuerdo a esta entidad, el PIB fue de más de 268 mil millones de dólares, lo que representa un PIB per cápita de casi  US$ 16.200 dólares, para una población de 16,5 millones de habitantes.

Ahora, según el Banco Mundial, para el período 2008 – 2012, la población activa total que comprende a personas de 15 años o más que satisfacen la definición de la OIT de la población económicamente activa, que son  todas las personas que aportan trabajo para la producción de bienes y servicios durante un período específico. Incluye tanto a las personas con empleo como a las personas desempleadas, para Chile corresponde a 8.165.927 personas. En consecuencia,  el PIB  de 268 mil millones de dólares del 2012,  dividido por la población activa, determinan un PIB per cápita teórico de US$ 32.819,29, (US$ 2.734,9 mensuales). Eso equivale en pesos a $ 16.409.650., o sea, $ 1.367.471 mensuales.  Si Ud., sólo sumó un simple reajuste del 4% a su remuneración inicial, ahora gana $ 520.000, por lo tanto alguien se queda con la diferencia de $ 847.471, del crecimiento, o sea, 1,63 veces su sueldo.

Lo señalado es sólo un referente útil para tener una idea de progreso dentro de una tendencia más distributiva.  Ahora veamos cómo se determina el uso de los recursos para cubrir la necesidad de consumo en la sociedad neo liberal que nos rige, lo que permite acelerar la concentración del crecimiento.  Un empresario que toma la decisión de vender un bosque con arboles adultos de unos 800 kg. c/u., donde cada árbol vale la irrisoria suma de $ 30.000, puestos en el monte.  Si no aplica sucesivas etapas para agregarle valor con trabajadores que talen y procesen en madera elaborada y los vende para comprar un auto MercedesBenz Clase C 2012, que en Chile tiene un precio base de $18.900.00, un simple cálculo indica que debe vender  630 árboles, o su equivalente en 504 toneladas de madera para satisfacer la necesidad del empresario para comprar su auto Mercedes-Benz  Clase C 2012.

Este tipo decisiones económicas, de qué producir, cómo producir, cuándo producir, a quién producir, y como disponer del producto, se suceden diariamente por millones en la economía, donde la prioridad es un orden  neo-liberal basado en principios inalienables de libertad individual en todos los sentidos: libertad de empresa, libertad de comercio, el derecho a la propiedad privada, el dejar hacer  y dejar pasar para que cada cual haga lo que quiera, creando incentivos perversos para formar carteles o monopolios sin control ni límites. Ahí está la contradicción  absoluta con la finitud de los recursos y su prioridad de uso para sostener la vida humana, y es lo que nos está regresando  a la peor condición de especie depredadora del mundo animal, o tal vez peor.

La  visión de la economía neo liberal ha concentrado la riqueza aplicando mecanismos donde el empresario capitalista define dónde y cómo agrega valor, basado en objetivos de rentabilidad, la cual luego utiliza para formar grandes infraestructuras, complejos industriales, fastuosas ciudades para ricos como Dubai, y se va apoderando de las innovaciones, con las cuales multiplica las utilidades hasta formar los imperios, cuyo liderazgo en el tiempo ha permitido decidir todo lo que Ud. come y hasta cuándo debe morir, por las guerras que declara. Este proceso ha dejado fuera ya a 850 millones de personas que viven con hambre y desnutrición, 1.200 millones que subsisten con menos de un dólar al día, 2.000 millones que no tienen electricidad, 3.000 millones que viven con menos de dos dólares al día y que carecen de servicios de saneamiento básico y a 4.000 millones que viven con una renta per cápita anual inferior a los 1.500 dólares, categoría en que están la mayoría de los chilenos, sin considerar una gran cantidad de gente que está quedando cesante en todo el mundo.

Es la misma crisis, para los jóvenes de EE UU, España o Portugal  y la de muchos otros países, cuyas consecuencias azota a las nuevas generaciones, alejándolas en forma permanente del acceso a la vivienda propia y de los recursos que tuvieron sus padres o sus abuelos. No están dejado nada para nadie.  Esto ha llevado al economista español, Santiago Niño B., catedrático de la U. Ramón Llull, a decir que las nuevas generaciones tendrán que vivir en mini apartamentos arrendados, en células, dentro de edificios enormes, con un alquiler muy reducido debido a que serán unidades muy pequeñas y modulares de construcción rápida, baratas,  robotizadas, incluso  producidas en moldes, lo que se alinea “con las proyecciones que se están aplicando para calcular el famoso factor de jubilación, que hacia el 2130, en que la esperanza de vida fuese de 98 años en España”. El piensa  que con un 70% menos de población y triplicando la productividad podría ser posible». Eso equivale a decir en la práctica, que es imposible.

En Nueva York, EE UU., estaba prohibido construir viviendas menores a  450 square feet (42,05 m2), sin embargo, ya se autorizó, por primera vez, levantar edificios con departamentos de 250 a 375 s/f (23,23 a 34,85 m2). Juzgue Ud.

En Suecia, el incremento de la desigualdad ha sido mayor que en cualquier otro país de la OCDE. La política de austeridad ha permitido eludir la crisis económica, pero recortando los servicios públicos. Los disturbios registrados en la periferia de Estocolmo, con incendios de vehículos y propiedades tienen enfrentados a jóvenes con la policía.

Los recursos son finitos y este modelo de economía creó  magnitudes monumentales de concentración de riqueza, que ahora está ahogando  y destruyendo a la humanidad, para lo cual disponen de las más terroríficas armas dispuestas como poder militar, policial para espiar y someter a los ciudadanos, países completos, zonas de interés económico y continuar presionando con sostener un modelo económico que se está cayendo a pedazos.

En Chile, el golpe militar no se produce para restituir el orden constitucional o las leyes en beneficio de la población. La población recibió balas, en cambio, una minoría recibió la riqueza y las fuentes productoras a perpetuidad mediante la constitución del 80, a través del camino corto y directo del golpe, con un neo liberalismo en el poder que después de 40 años de dura aplicación, sigue mostrando la gran pobreza de las familias, con una simple lluvia.

La maximización de los recursos ha sido obtener utilidades orientada a producir bienes óptimos en su relación costo/beneficio, mediante una economía a escala que fue ampliada mediante la globalizando forzada de la economía mundial, sustituyendo en el tiempo millones de puestos de trabajos, reemplazados  por robótica de última generación, que convirtió a millones de personas en empresarios del “mercado persa” o venta callejera.

Es una sociedad de crecimiento y consumo que enfatiza el beneficio como un logro exclusivo del ámbito privado, sin cuantificar el uso que hace de la propiedad pública, los caminos, los servicios, el conocimiento, el trabajo, y que no se hace cargo de los desechos, ni de la contaminación de los recursos naturales. Cualquier intento que se haga por gravarla con impuestos  o royalties, desata la furia animal de los empresarios y el inicio del cataclismo del terror para justificar actos de guerra, golpes de Estado  o la represión contra de la población que protesta.

Las fortunas de los magnates del  petróleo como Rockefeller,  A. Carnegie, en el acero,  J.P. Morgan, con la electricidad y la banca, Vanderbilt, en el transporte naviero, etc., en EE UU., es concluyente, todas forjadas a sangre y fuego, explotando sin piedad a los trabajadores, sin ninguna regulación ni medida de tiempo para el trabajo, el que debía cumplirse en condiciones insalubres y de peligro para la vida, en horarios continuos de 12 horas.

La gran falla del crecimiento  del modelo neo liberal ha sido la hipertrofia material de un crecimiento artificial, sin moral, donde el predominio de los valores económicos arrasó con los valores espirituales y desapareció el significado cualitativo para reemplazarlo  por valor cuantitativo. El hombre se ha constituido en un animal capaz de progresar fisiológica y psicológicamente sin límites, dicen los sociólogos, y es el mismo ingrediente que destruyo antiguas civilizaciones con crecimientos materiales hoy perdidos, o ciertos procesos de fabricación olvidados como el de los egipcios.

El síntoma de hipertrofia del progreso material ha sido en otras  civilizaciones un síntoma precursor de formidables catástrofes, como el fenómeno que se está dando en nuestros días, con un hombre que se ha especializado a niveles increíbles para convertir, en mito  y engañar con el crecimiento infinito, como lo hace el Ministro de Hacienda de Chile, descuidando los valores morales y el intelecto, en su afán desenfrenado de manipulación, cuando ya sabemos que, el crecimiento infinito es inviable, es sólo para las elítes.

Compartir:

Artículos Relacionados

2 Comentarios

  1. David Valencia

    ¿ Es raro o es otra cosa lo que sucede con las élites ?, porque teniendo ellos una panorámica excepcional, como quien observa de una altura importante, que les permite visualizar más lejos y hacerse una mejor idea de lo que hay y está sucediendo, aún así, están ciegos, tanta preparación, tanto conocimiento les es inutil, para prever las consecuencias de su accionar gatillado, aunque no quieran reconocerlo por un obcecado dogmatismo ¿ porque que otra cosa es, sino eso, al empecinarse en perseverar en estas posturas económicas desplegadas durante muchos lustros con consecuencias para la humanidad y para el ecosistema, gravoso y hasta mortal ?.
    Pareciera que algo hay con esa sentencia bíblica: ´´ confundamos al hombre «, cuando este se propuso construir la torre de Babel.

  2. Manolo Gonzales

    Estoy completamente con la reflexion de David Valencia, ¿tendrá la especie humana un gen auto destructor?, por como vamos pareciera que somos una especie sin trascendencia alguna en la inmensidad del cosmo, o del espacio infinito que podría ser equivalente a las horas de vida de una simple mosca.
    Lo que salva a la humanidad, son las lecturas reflexibas de la gente como esta, gracias al autor.

Deja una respuesta

Los campos marcados son requeridos *

WordPress Theme built by Shufflehound. piensaChile © Copyright 2021. All rights reserved.