Carta abierta de Laicos y Laicas de la Iglesia

Somos un grupo de mujeres y hombres cristianos católicos.
Animados por la fe, queremos compartir la experiencia del Evangelio encarnado
en Jesús, que es capaz de transformar nuestras relaciones, nuestra vida
cotidiana y nuestra sociedad. Es desde esta convicción que escribimos esta
Carta.

Como laicas y laicos, insertos en contextos sociales,
culturales y laborales diversos, sentimos la necesidad de expresar públicamente
nuestra opinión e invitar al diálogo. Desde esta diversidad es que hemos
escogido algunos temas que creemos son más relevantes para reflexionar y
compartir. La elección de estos no pretende acotar la discusión sino más bien
iniciarla, para luego avanzar y profundizar.

Al mirar el país y
nuestra iglesia nos desafían especialmente:

1. Las múltiples
fracturas sociales que sufre nuestra sociedad.
Ellas son una herida abierta
que afecta la esencia de nuestra identidad. Existen diversas formas de
exclusión que alimentamos todos los días, con políticas de Estado ineficaces y
con estilos de vida centrados en el propio bienestar. Nos desafía la profunda
estratificación y desigualdad de nuestras ciudades, creemos que el mercado por
sí solo no es capaz de generar una convivencia que asegure el acceso justo a
las oportunidades, con lo que margina a miles de familias en Chile. Nos duele
la poca conciencia y la falta de voluntad pública y privada en los procesos de
justicia y equidad.

2. La desigualdad de
nuestro sistema educativo y el poco diálogo respecto al rol de la educación y
sobre qué entendemos por calidad educativa.
A través de nuestras escuelas debiésemos
asegurar el máximo desarrollo integral de las potencialidades de todas las
personas. Luchamos por una educación donde la calidad y la equidad sean
inseparables, que sea un medio estratégico para el cambio social. Jesús nos
invita a la construcción, entre todos y todas, de una sociedad que no sepa de
diferencias de clase social y esto debe concretarse en una escuela.

3. La necesidad de
comprender el valor de nuestra diversidad, en consonancia con Dios que es Uno y
Trino.
A los pueblos originarios, con quienes compartimos tierra y tiempo
en la historia, les pedimos perdón por tantos años de tan ligera y efímera
preocupación, de indiferencia y abuso reiterado. Quisiéramos encontrar en
conjunto caminos de reconocimiento de derechos colectivos y de aportar a la
cultura desde un intercambio enriquecedor y continuo.

4. La realidad de los
inmigrantes en nuestro país.
Quisiéramos que sintieran esta tierra como su
tierra y a sus habitantes, como sus hermanos. Que juntos, chilenos y
extranjeros, trabajemos para lograr una sociedad más justa y humana. Queremos
expresar nuestra vergüenza social por todas las veces que se han sentido
rechazados o discriminados por su origen o procedencia. Como sociedad, y tras
doscientos años de independencia, no hemos sabido entender ni encarnar con
coherencia lo positivo de la interculturalidad. Somos un país joven, tenemos
mucho que aprender en este sentido y, para este desafío, contamos con ustedes.

5. El trato que damos
a quienes han cometido delito y las condiciones de vida de quienes se
encuentran en las cárceles.
Creemos firmemente que el problema no es sólo
de algunos sino que nos atañe a todos quienes convivimos en sociedad. Las
desigualdades sociales y la brecha económica se agudizan entre nosotros y nos
hacen cada vez más difícil reconocer en el otro a una persona, un hermano, y no
un enemigo. Nos sentimos invitados a transformar nuestras estructuras,
haciéndolas más humanas, inclusivas y justas. Queremos encarnar el Evangelio
acompañando a quienes se encuentran en las cárceles. Y también demandamos para
ellos condiciones de vida dignas que respeten sus derechos humanos. Nos hace
falta creer en la rehabilitación y trabajar por ella, buscando especialmente la
reinserción social de quienes delinquieron siendo jóvenes.

6. Ciertos aspectos
de la actual organización eclesial, sobre todo los referidos al manejo del
poder.
Nos avergüenzan pues permiten y protegen abusos de diverso tipo (por
ejemplo: de conciencia y de carácter sexual). Vemos urgente la necesidad de
renovarla. Nos duele en especial el sufrimiento de aquellas personas que han
sido víctimas de abusos sexuales por parte de miembros de la jerarquía de la Iglesia. Quisiéramos
dar pasos hacia un proceso de mayor participación y transparencia eclesial que
permita prevenir futuros abusos y reparar el daño causado.

7. La situación de
exclusión que muchos sienten dentro de la Iglesia. Sabemos de
la confusión de directrices y criterios pastorales en muchas de nuestras
parroquias y comunidades respecto de quienes se han divorciado. Esto dificulta
aun más el sentido de pertenencia y las posibilidades de construir comunidad.
Conocemos el dolor que conlleva el divorcio. En ningún caso es motivo para ser
marginado, todo lo contrario: es lugar y momento para ser acompañado fraternalmente.
Reciban nuestra palabra de solidaridad y, desde nuestra vulnerabilidad
compartida, los animamos a construir juntos una Iglesia más acogedora y
consciente de la propia fragilidad.

8. La falta de
aceptación e intolerancia hacia distintas maneras de ser, sentir y hacer.
Esto
nos ha hecho parte de una historia de exclusión y rechazo hacia quienes
consideramos "distintos". Nuestras hermanas y hermanos homosexuales lo han
pasado especialmente mal con esto. Muchas veces nuestros pastores hacen
declaraciones que no representan el sentir de toda la Iglesia. Declaraciones
que consideramos -a lo menos- poco afortunadas. A ellas se suman las de hombres
y mujeres laicos hechas sin considerar el dolor que suponen sus palabras y
actitudes. Caemos en ofensas que agravan las dificultades para desenvolverse en
nuestra sociedad y el prejuicio con el que otros les ven. Quisiéramos iniciar
un proceso de acercamiento y abrir un diálogo sobre sus deseos y peticiones.

9. El distanciamiento
respecto a quienes profesan otras creencias religiosas:
judíos, cristianos
evangélicos pentecostales, luteranos, musulmanes, protestantes, budistas, etc.
Y también con quienes se declaran ateos o agnósticos. Es necesario profundizar
el diálogo y la acogida mutua, con más cariño y apertura -sin excluir a nadie-
para construir juntos una sociedad en la que todos nos sintamos cómodos,
representados de alguna forma y donde nadie se imponga mediante el poder o la
fuerza.

Como laicos hemos vivido distintos modos de ser Iglesia, algunos lamentablemente
centrados en el poder autoritario, el miedo y la culpa. Sin embargo, también
hemos tenido la fortuna de experimentar la pertenencia a una Iglesia en camino
de aprendizaje y renovación, que no teme ni recrimina las diversas búsquedas
espirituales, de trascendencia y autoconocimiento que son propias del ser
humano y que se dan dentro y fuera de ella. Esto nos anima a ser Iglesia con
otros, desde la libertad y agradeciendo ser hijos e hijas amados por Dios.

Queremos compartir con ustedes qué significa para nosotros
ser Iglesia, extendiendo una invitación a todo hombre y mujer que se
identifique con esta Carta para que haga propias estas palabras.

Buscamos:

1. Vivir la vocación
laical, por medio del seguimiento de Cristo, aceptando su invitación a vivir y
construir el Reino de Dios en la tierra y llamando a otros a hacerse parte.

No hay alegría más grande que descubrir la persona de Jesucristo y la constante
novedad de su mensaje. El Evangelio nos interpela, es una buena noticia en la
vida de cada uno y de cada una.

2. La gratuidad como
camino de entrega a los demás y las bienaventuranzas como criterios de vida.

Creemos que al ser honestos recipientes de lo que el Evangelio propone nos
transformamos en medios para transmitir la buena nueva que Jesús trajo al
mundo. Creemos en una fe adulta, que no teme cuestionarse y llenarse de
preguntas para responderlas con cariño y paciencia.

3. Que el Evangelio
sea el camino para construir una sociedad como Cristo la soñó y nosotros la
queremos:
justa, cariñosa, participativa y sustentable; no imponiéndola,
sino deseándola y trabajando por ella. Es por eso que apostamos por políticas
públicas y estilos de vida que promuevan la integración de nuestros barrios y
de los espacios públicos y que velen por condiciones de vida dignas para todos.

4. Gozar de lo
comunitario.
En la comunidad habita el espíritu de Cristo y se forja el
Reino de Dios. Promovemos relaciones humanas comunitarias, espacios donde
hacernos vulnerables sin miedo y donde poder compartir la vida, crecer con
otros y construir un mundo más humano. La creación no ocurrió una sola vez hace
miles de años, la creación es responsabilidad de todos y nos pertenece a todos.
Tenemos el deber de crear lo mejor, lo más bello, lo más justo y lo más
solidario. Esta creación debe tener un sello comunitario y una escala humana.
Se lo merecen quienes vendrán luego.

5. Acompañar a
quienes sufren es una prioridad de nuestra misión.
Desde el dolor
experimentado por Cristo en la incomprensión, la persecución, la pobreza y la
exclusión del sistema religioso y social en el que vivió es que podemos
transmitir entendimiento y esperanza, porque creemos que la resurrección tiene
la última palabra.

6. Luchar con mayor
fuerza y determinación contra las causas de la exclusión y el dolor.
Los
que sufren por causa de otros no pueden seguir esperando. Como Iglesia debemos
proponer formas de cambio y desarrollo social y, al mismo tiempo, estar atentos
a denunciar toda forma de exclusión.

7. Agradecer la
sexualidad, que es un regalo de Dios, y vivirla con madurez y discernimiento.

Cada pareja -para disfrutar su vida sexual- debe poder usar la libertad y el
amor como criterios para decidir. Agradecemos a la ciencia por proporcionarnos
métodos que nos permiten manifestarnos el amor de manera más libre y
responsable.

8. Hacer de la
familia un lugar privilegiado para el crecimiento en la fe y la vivencia del
amor, en particular hacia los más vulnerables.
Creemos en la familia, en
las diferentes formas que pueda tomar, como un espacio donde somos desafiados a
vivir la gratuidad y la generosidad y donde nos hacemos más humanos.

9. Una Iglesia
acogedora, que invite a todos y todas a renovarla.
Una Iglesia
participativa, desde las bases, que se construye en todos los lugares,
trasciende el templo y cruza fronteras. Una Iglesia jerárquica menos monárquica
y más democrática, con mayor participación laical.

10. Una Iglesia con
un mayor protagonismo de las mujeres en la toma de decisiones estructurales, en
las directrices pastorales, en los pronunciamientos públicos y en su
conducción.
Creemos que en estos aspectos se ha perdido y ocultado la
mirada femenina y su riqueza, aún cuando todos hemos sido testigos de la
presencia fiel de muchas mujeres que han tenido un protagonismo silente. Sin
embargo, han sido ellas las que han sostenido, alimentado y fortalecido las
comunidades eclesiales por medio del testimonio, la catequesis, el liderazgo en
los consejos parroquiales y las acciones apostólicas.

Experimentamos la dicha de ser cristianos y cristianas y la
alegría de transmitir esa dicha. Acogemos la invitación que Jesús nos hace a
seguirlo gratuitamente y a entregarnos a los demás para encontrar la felicidad.
Profesamos un "optimismo insatisfecho": optimismo porque creemos en el ser
humano, así como Jesús creyó en el Hombre y la Mujer y en sus posibilidades de transformación,
pero insatisfecho porque hay muchos entre nosotros y nosotras que sufren
injusticias y viven con dolor.

Esperamos que esta Carta sea bien acogida. Nos mueve la
esperanza de abrir espacios de diálogo para construir una sociedad más humana y
para renovar la invitación a ser iglesia, desde el profundo amor que sentimos
por ella.

Redactada en Santiago
de Chile, marzo de 2011.

Si quieres adherir a esta Carta pueden escribir a

iglesiaentretodos@gmail.com,

manifestándolo y firmando con tu nombre y dos apellidos. Así
podrá aparecer tu nombre en la lista que viene a continuación y contactarte por
mail para informarte de los pasos a seguir. También pueden visitar nuestro
blog:

http://iglesiaentretodos.blogspot.com/


Personas que adherimos a la Carta:

Adrián Aquiles González

Agustín Searle Vial

Alberto
Alemparte Greene

Alberto
Santibáñez Uribe

Alejandra
Paz Rasse Figueroa

Alejandra
Ramos Vizcarra

Alejandro
Medina

Alejandro
Sáez Iglesias

Alessandra
Soto Marió

Alfonsina
Almandoz Calcagno

Alvaro
Acevedo Rojas

Alvaro
Acevedo Rojas

Álvaro Gutiérrez Corvalán

Álvaro Roselló Reyes

Ana María Maturana Fuentealba

Ana Vásquez Ponzone

Andrea Cox García

Andrea Ortega Esquivel

Andrea Urbina Julio

Andrés Flores Cano

Andrés Manen Núñez

Andrés Millar Deuma

Ángela Guajardo Chávez

Antonio
Segovia Arancibia

Artuto
Morales Venegas CMF

Beatriz
Rahmer Pavez

Benito
Baranda Ferrán

Bernardita
Briones Maira

Bernardita
León Délano

Bernardita
Paz Riesco Binimelis

Bernardita
Pizarro Guerrero

Bernardita
Zambrano Chávez RSCJ

Braulio Ariel Contador Peña

Camilo Mazuela Briceño

Carina Alarcón Oyarzo

Carlos Eduardo Pinuer Hernández

Carmen Lagos Dittborn

Carmen Luz Güemes Álvarez

Carmen Rubio M.

Carol Crisosto Cádiz

Carolina Besoain Arrau

Carolina Montiel Vilarnau

Carolina Vargas Godoy

Catalina Brieba Melo

Catalina Fernández Carter

Catalina Mora Lobos

Catherine Curley

Catherine Fischer Mateluna

Cecilia Paredes Molina

Cecilia Ramírez Villarroel

César Barrientos Bahamonde

Cesar Bustos Lagos

Chantal Jouannet Valderrama

Claudia Casanova Vera

Claudia Zamora Castillo

Claudio Seebach Speiser

Claudio Soto Ormazábal

Constanza Aguirre Fuenzalida

Constanza Caneo Robles

Constanza Cerda Schmith

Constanza Correa Mautz

Constanza Fernández Carter

Constanza Figueroa Hernández

Constanza Keitel Varas

Constanza Mora Lobos

Constanza Soublette Marín

Consuelo Ruiz Caballero

Cristian Infante Gaete

Cristián Larroulet Philippi

Cristián Meneses Bustos SJ

Cristián Rucal Huañaco

Cristina Julio Maturana

Cristóbal Barros Jiménez

Danae Barrera Espinoza

Danae Fuentes Ferrera

Daniel Cano Christiny

Daniel Massardo Marchant

Daniel Stückrath Villegas

Daniela
Eroles

Daniela
Vidal Sánchez

Danilo
Frías Sáez

Dante Aguirre Bravo

Darío Oyarzún Hermosilla

David Niculcar Castillo

Diego García-Huidobro Munita

Diego Lagos Macias

Diego Navarrete Sordo

Eduardo Castillo Marín

Eduardo López Cabello

Elisa Ariztía Larraín

Elsa del Buono

Erik Matías Koleszar Sarotto

Esteban Briones Sindermann

Esteban Cardoza Sáez

Estrella Gutierrez Valenzuela

Eugenio Duque Casellas

Felipe Andrés Rojas Vera

Felipe Azócar Simonet

Felipe Bañados Schwerter

Felipe Gross Dempster

Felipe Mahaluf Pinto

Félix Luis Martínez Núñez

Fernando
Araya Rodríguez

Fernando Varas
Vidal

Florencia
Saffirio Palma

Florencia
Sienra Valle

Fr.Félix
Fernández Rodríguez O.P.

Francisca
Araya Varela

Francisca
Donoso Montt

Francisca
Veloso Zapata

Francisco
Acevedo Rioseco

Francisco
Fuenzalida Concha

Francisco
Javier Urrutia Urrutia

Francisco
Ruiz Pincetti

Francisco
Sandoval Acevedo

Francisco
Tapia Ferrer

Gabriel Gutiérrez Cofré

Gabriela Kreft Vega

Gastón González Parra

Germán Espinosa Molina

Germán Godoy Vicencio

Germán Villarroel Godoy

Giselle García-Hjarles Villanueva

Gislaine Denise de Fátima Jouannet Valderrama

Gonzalo Carreño Nigro

Gonzalo Cowley

Guillermo Machala Rodriguez

Horacio Rivera Besa

Hugo Tórtora Aravena

Ignacio Andrés Tobar Balcázar

Ignacio Barceló Carrillo

Ignacio Castro Ortega

Ignacio Elzo Vera

Ignacio Moncayo Reyes

Ignacio Puebla Osorio

Ignacio Sellés Ortiz

Irene Lépez García

Jaime Álvarez G.

Jaime Escobar M.

Jaime Muñoz Echard

Javier Cifuentes Ovalle

Javier Mujica Carvajal

Javier Troyas Alfaro

Javiera Léniz Martelli

Javiera Martinez

Javiera Pizarro Guerrero

Jennifer Adaros Villegas

Jessica
Contreras Asencio

Jessica
Salinas Santis

Joaquín Alberto Mantelli de la Fuente

Joaquín Blaya Sahli

Joaquín García Valencia

Joaquín Walker Martínez

Jocelyn Rodríguez Caballero

Jorge
Costadoat Carrasco SJ

Jorge Radic
Henrici

José
Cristóbal Gutiérrez Domínguez

José
Ignacio Díaz Fernández

José
Ignacio Maritano González

José
Ignacio Núñez Leiva

José Manuel
Correa Duval

José Miguel
Morales Rojas

Josefina
Infante Valdivieso

Juan
Cirstóbal García- Huidobro Munita SJ

Juan
Covarrubias Zabala

Juan Cristóbal
Pasini Carvallo SJ

Juan de Dios Oyarzún M.

Juan González Muñoz

Juan Ignacio Latorre Riveros

Juan Ignacio Pumarino Rodríguez

Juan Ignacio Silva Domínguez

Juan Luis Jofré Ossa

Juan Manuel Olivares Muñoz

Juan Pablo Baraona Reyes

Juan Pablo Cortés Hecherdorsf

Juan Pablo Moyano Perez SJ

Juan Pablo Zamora Iturra

Judith Schönsteiner

Julio Cifuentes Fernández

Julio Gálvez Pacheco

Julio Güemes Bañado

Karen Illanes Barra

Karima Yarmuch
García

Karin Blake
Rasmussen

Karla Cereceda Puyol

Katerin Pino Garrido

Kenzo Javier Asahi Kodama

Laura Isidora Tupper Satt

Lea Rodríguez Chiffelle

Leonor Paz
Méndez Mateluna

Livia
Valdovinos Jeldes

Loreto Andrea León Soto – Hnas de la providencia

Loreto Pizarro Guerrero

Lucia de Mattos Formoso

Luciano Andrés González Llanos

Luciano Rupin Fesselier

Luis Andrés Gumucio

Luis Felipe Merino de la Sotta

Luis García-Huidobro Andrews SJ

M. de los Angeles Calleja D.

Macarena Huaiquimilla Paredes

Macarena Meneses Echevarrieta

Macarena
Silva Energici

Magdalena
del Rio Covarrubias

Magdalena Rojas Wettig

Magdalena Soffia Contrucci

Magdalena Troncoso del Río

Magdalena Zarhi Gallo

Manuel González Larrondo

Manuel Santamaría Belda

Marcela Gallardo Sánchez

Marcela Manzanares Vargas

Marcela Pavón Ayala

Marcela Quezada Vio

Marcelo Castañón Quiroz.

Marcelo Oñederra Martínez SJ

Marcelo SanMartín

Marcelo Sigoña Igor

Margarita Sprovera Aranda

María Belén La Rivera Llombart

María Belén Tapia de la Fuente

María de los Angeles Ibañez Browne

María de los Angeles Castro González

María del Pilar Wiegand Cruz

María Eugenia Hernández Chávez

María Eugenia Pulido Labra

María Eugenia Rippes Salas

Maria
Eugenia Valdés Ossa RSCJ

María
Fernanda Soto Lizama

María Inés Gil Tarán

María Jesús Martínez

María José Schultz Montalbetti

Maria Montt Strabucchi

María Oriana Diaspro Higuera

María Paz González Parrao

María Paz López Benavides

María Paz Monsalve Manríquez

María Pía Méndez Mateluna

María Soledad Del Villar Tagle, novicia aci

María Teresa Melo Zañartu

María Veronica Robert Montenegro

Marisol León Cortés

Maritza Elizabeth Sandoval Jara

Martín Oyarzún Reed

Miguel Carlos San Juan Castro

Miguel Collado Yantén

Miguel Esteban Escanilla Oliva

Miguel Yaksic Beckdorf SJ

Mike Danny van Treek Nilsson

Miriam
Silva Higuera

Mónica
Echeverría

Mónica
Esposito Segura

Mónica
Silva Rodríguez

Nanyadeth
Carolina Vega Aguila

Nataly
Chamorro Martínez

Nelson
Montaldo Lorca

Nicolás
Azócar Rojel

Nicolás
Cruz Correa

Nicole Ana
Pérez Sánchez

Nicole
Vásquez Donoso

Niniza
Krstulovic Matte

Olivia
Oyarzún Mendoza RSCJ

Oscar
Jimenez Lazo SJ

Pablo Barrientos Saavedra

Pablo Romero Buccicardi SJ

Pablo Rupin Gutiérrez

Patricia Torres Henríquez

Patricio Negrete Figueroa

Paul Endre Saavedra

Paula Errázuriz Arellano

Paula Guzmán Merino

Paula Margotta Meneses

Paula Orieta Soto Calvo

Paulina Cossio Núñez

Paulina
Henríquez Rivera

Pedro
Cáceres Maldonado

Pedro
Emilio Pérez Cruz

Pilar Ruiz
Tagle Vergara

Pilar Santelices Artaza

Rafael Castro Meza

Rafael Echeverria Vidal

Raquel Abad de las Heras

Raúl Amaya Rivera

Raúl Garcés Castro

Renzo Rondanelli Delpiano

Ricardo Hernán del Canto Muñoz

Ricardo Martínez Gamboa

Rita Cofré Guerra

Rocío Martínez Gutiérrez

Rocío Nieto Bazán

Rocío Nuche
Salgado

Rodrigo
Aguayo Beroiz SJ

Rodrigo
Araya Herrera

Rodrigo
Azócar Simonet

Rodrigo
Díaz Montero

Rodrigo
Robles Ardouin

Ronald
Güímenez S.

Rosa
Vergara Marshall

Rosita
Fuenzalida de Toro

Roxana
Campos Serey

Ruben
Morgado Maiza sj

Ruth
Saavedra c.

Sabina
Barona Zampieri

Sahira
Bustos Rivero

Samuel Vial
Muñoz

Samuel
Yáñez Artus

Santiago Vicuña Fuenzalida

Sebastián Castillo Ramos

Sebastián Correa Duval

Sebastián Godoy Restovic

Sebastián León Arriagada

Serdjan Tomicic Hérnandez

Sergio Gutiérrez Cid

Simón Andrés Thiers Molina

Sofía Baranda Ferrán RSCJ

Susana Alvarado Araya

Susana Olmedo Salas

Susana Soto Gotschlich

Teresa Montero Orphanopoulos

Thelma Suau Cubillos

Tomás Jordán Díaz

Tomás Monsalve Manríquez

Tomás Ojeda Güemes

Tomás Vodanovic Escudero

Trinidad Ruiz-Tagle Panatt

Trinidad Vidal del Valle

Valentina Latorre Rincón

Valentina Olmos Salvo

Valeria Borroni Alvarez

Verónica Arriagada Elzo

Verónica Cano Christiny

Víctor Lagos Ossandón

*Fuente: Reflexión
y Liberación

Leave a comment

Send a Comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *