Articulos recientes

Al navegar en nuestro sitio, aceptas el uso de cookies para fines estadísticos.

Noticias

Opinión

Diferentes modos de adherir al socialismo 

Compartir:

Generalmente se argumenta la necesidad del socialismo con los datos de
la ciencia y se olvida o deja de lado que su modelo de nueva sociedad
atrae por sí mismo.   

La economía, ecología, historia, politología, climatología… entregan
datos científicos que demuestran la obligación política de construir una
civilización poscapitalista sustentable, planificada, solidaria. 

A una parte importante de la humanidad no le hacen falta esas evidencias
metódicas para inclinarse por un modelo de mundo justo y
comunitario.   

Dejarse cautivar por los sentimientos es propio de los pueblos. Las
religiones tienen miles de millones de seguidores que no piden la
comprobación de sus creencias; les basta con que satisfagan sus
inquietudes. 

El sistema capitalista inculca y materializa una forma de existencia
basada en la pertenencia a clases sociales piramidales, la libertad para
explotar el trabajo de otros, el derecho ilimitado de propiedad de
algunos, el individualismo, la inseguridad de empleo y salud, la baja
calidad de educación pública, la amenaza delincuencial. Miles de
millones de personas la aceptan. 

En paralelo otros miles de millones ansían una convivencia completamente
distinta. Con igualdad, cultura, fraternidad, tiempo libre, libertad,
seguridad, empleo, garantía de alimento, habitación, salud, educación.
Prefieren una vida sencilla consumiendo bienes suficientes. Desean un
planeta limpio, donde se preserven en el tiempo todas las formas de vida
y las características físicas del medio. Quieren paz permanente y
seguridad para las generaciones futuras. Buscan un gobierno con
participación personal directa, crítica y decisoria en lugar de
representantes elegidos para suplantarlos.   

Los socialistas tienden a enfatizar en su discurso los argumentos
objetivos. Descuidan la fuerza de las personas que creen en imágenes
realizables de plazas, parques, escuelas abiertas, viajes en grupo,
buena locomoción colectiva, asistencia a teatros, conciertos, lectura de
libros, recreación, deporte… Ese ideal existe aunque se exprese poco. 

Si se crea y difunde un programa solidario una parte considerable de la
población mundial apoyará el estilo de vida socialista. 

Es importante abrirse a aceptar que no se puede convencer a todos del
socialismo por medio de la ciencia, las formas de lucha o las
estrategias de alianza. Que en miles de años de cultura los sueños de
cielos han sido determinantes. 

Según CEPAL y UNICEF casi el 63% de niños, niñas y adolescentes de
Latinoamérica sufre algún tipo de pobreza -nutrición, educación, acceso a
servicios básicos y vivienda, a medios de comunicación- que les marcará
su porvenir. El Informe sobre la Riqueza Mundial del banco Merril Lynch
y la consultora Capgemini dice que en plena crisis mundial el número de
fortunas superiores a un millón de dólares aumentó un 17% en relación
al año 2008. Estas injusticias brutales inspiran anhelos intuitivos de
revolución.  

Para impulsar el ideal del cambio de sistema hay que propagarlo de
diferentes modos.  

Contacto:   romulo.pardo@gmail.com 
                www.malpublicados.blogspot.com

Compartir:

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Los campos marcados son requeridos *

WordPress Theme built by Shufflehound. piensaChile © Copyright 2021. All rights reserved.