Articulos recientes

Al navegar en nuestro sitio, aceptas el uso de cookies para fines estadísticos.

Noticias

Denuncia

Colombia, terrorismo de Estado: 200.000 desaparecidos, hornos crematorios, presos políticos 

Compartir:

Palabras del eurodiputado español, Raúl Romeva en la apertura de la rueda de prensa, momentos antes de ceder la palabra a la Senadora Piedad Córdoba:

Solamente solicito un par de reflexiones para saludar a la amiga Piedad Córdoba, y para señalar la importancia de su presencia aquí. Para mí hay dos razones que no solamente justifican, sino que reclaman de forma imperiosa la presencia de personas como Piedad Córdoba en Europa, y particularmente en Bruselas:

# La primera, explicar claramente lo que está ocurriendo en Colombia, el gran problema que tenemos en Europa es que se está instalando una imagen falsa, equivocada, tergiversada de lo que está ocurriendo en Colombia, una única versión, una versión oficial, que es la que viene de las autoridades, no solamente colombianas sino también por parte de algunas embajadas, y que distorsionan mucho lo que es la compleja pero también preocupante situación de derechos humanos y otras cuestiones en Colombia. Yo creo que esto es importante, no solamente denunciarlo, sino explicarlo y argumentarlo, como está haciendo de forma constante e incansable Piedad Córdoba en sus viajes.

# La segunda; y esta es un poco más grave… Sí, al menos es igual de grave, es en qué medida la Unión Europea está también, por activa o por pasiva, contribuyendo a esta situación. Hemos sabido estos últimos días, cuestión de muy pocos días, que se ha descubierto la implicación directa del servicio de seguridad colombiano en la elaboración de dossiers, no solamente de persecución, sino claramente de creación de montajes políticos a personas vinculadas a la oposición al presidente Uribe y que solamente quieren cambios en este país. La implicación directa de los cuerpos de seguridad del estado en ese tipo de montajes es grave, pero más grave es aún constatar que puede haber una vinculación directa de servicios de seguridad también europeos, en el seguimiento y en la persecución de personas colombianas que se encuentran fuera del país. Y esto, que es una denuncia grave, creo que merece al menos una investigación, y evidentemente es obligación de quienes estamos en este Parlamento Europeo exigir a las autoridades europeas que abran una investigación clara para saber si ha habido una complicidad en ese tipo de prácticas, y ello tiene que ser también un condicionante clave para determinar en qué medida el acuerdo de comercio que se está en estos momentos a punto de concretar, tiene o no sentido en base al respeto de los derechos humanos, por lo tanto la presencia de Piedad Córdoba aquí es no solamente oportuna, necesaria y vital, a pesar del cansancio del viaje que supone, sino que entiendo fundamental para la democracia en Europa y en Colombia.

Simplemente quería apuntar estos dos elementos y en todo caso cederle la palabra porque creo que su testimonio es mucho más claro y mucho más importante que cualquier otra cosa.

Piedad Córdoba

Buenas tardes a todos y a todas, y quiero agradecer a los compañeros de la Mesa del Parlamento Europeo, que han tenido la diligencia de acompañarme en esta rueda de prensa, igualmente saludar a mis compañeros colombianos que vienen conmigo en la comisión, y a quienes hacen parte de la Liga De Refugiados de América Latina en Europa, y de Colombia, quienes han posibilitado además, que nosotros hayamos podido hacer este recorrido por parte de Europa, para visibilizar desde estos espacios, como el Parlamento Europeo, la necesidad de que en Colombia haya una serie de grupos que aspiramos a una democracia real, a una democracia profunda, que garantice el ejercicio de la ciudadanía de hombres y de mujeres, que permita además, que se pueda construir una forma de gobierno que saque de la pobreza, de la miseria y de la invisibilidad de los derechos a muchos colombianos y colombianas.

Le decía a uno de los parlamentarios con quien tuve la oportunidad de reunirme en la mañana de hoy, que para mí hubiera sido más gratificante venir a decir que Colombia es un país donde no existe ni la miseria, ni la pobreza, y donde además, no hay ninguna violación de los derechos humanos, pero que también sería un país en donde no se persigue a la oposición por el solo hecho de hacer parte de la oposición, y donde quienes hacemos parte de una izquierda democrática, que se ha elegido así sea en lo que es un remedo de democracia, no somos unos delincuentes, ni terroristas, ni un problema para el país, sino que hacemos parte de un sistemas de pesos y contrapesos que tiene que tener una sociedad.

Para mí hubiera sido muy importante poder decir eso y poderlo ratificar en la rueda de prensa de hoy, pero lo más lamentable es que tenga que decir que en Colombia hay una crisis humanitaria de profundas y grandes repercusiones; que es un país donde hay 18 millones de colombianos supremamente pobres, donde hay 8 millones de colombianos indigentes, que no tienen ninguna posibilidad de acceder si quiera a los mínimos vitales para mantenerse como seres humanos, donde hay 5 millones de desplazados o refugiados internos, que nos permiten ocupar el segundo lugar de desplazamiento, después de Sudán, que hay 200 mil personas desaparecidas, producto del terrorismo desde el estado, que hay además, lo que se conoce con el nombre de falsos positivos que llegan al número de cinco mil (5.000), y que entre otras cosas se ha venido incrementando, producto precisamente de una política que se conoce con el nombre de seguridad democrática, que a través de recompensas permitió que muchachos y muchachas pobres, no solamente de los barrios y centros urbanos, sino de lugares más alejados, hubieran sido engañados con el objetivo de prometerles empleo, en un país que tiene el indicador de desempleo más alto de toda la región, 16%, para garantizarles que lo iban a obtener…Y después ser encontrados asesinados y vestidos con prendas militares de las FARC-EP.

En el compromiso, además, de que muchas de estas personas que han resultado asesinadas, lo han sido por miembros de la fuerza pública, ex militares y policías. Que esta información que yo acabo de darles se encuentra documentada en un informa de las Naciones Unidas, que da cuenta de que desde 2003 estuvo insistentemente informándole al gobierno nacional de esta práctica que ya no era aislada, sino que era una práctica sistemática que convertía realmente esta decisión de asesinarlos y de asesinarlas en una política de estado.

Los mismos informes de las Naciones Unidas fueron desatendidas por el gobierno. En más de una oportunidad el mismo presidente de la república ligó a quienes producían los informes como miembros del terrorismo. Decirles también que producto de muchas de las investigaciones que se han venido haciendo en el país dan cuenta, además, de la existencia de fosas comunes, dos mil (2.000) fosas comunes, y fue encontrada recientemente una de las fosas comunes más grandes del país, con dos mil (2.000) cuerpos de campesinos y de campesinas que fueron asesinados a través de masacres, descuartizamientos, torturas… y metidos en esa fosa común que se encontró en el municipio que se llama Sierra de La Macarena, departamento del Meta, y que fue declarada como fosa común, por parte de la procuraduría general de la nación, quien se pronunció al respecto, y donde ya se han iniciado las investigaciones que vinculan a miembros de la fuerza pública y de la policía, muchos de los cuales fueron entrenados por militares especializados de Inglaterra, y que este gobierno ha tomado la decisión de ir limitando precisamente las ayudas que ha dado en la lucha supuestamente contra el terrorismo, y la lucha contra la delincuencia organizada, y es por lo cual que Inglaterra envía un grupo de personas, entre ellos parlamentarios, para documentar la existencia de esta fosa común, que es además, la más grande que se ha descubierto últimamente.

Denunciar además, para conocimiento de muchos de ustedes, la existencia de cinco (5) hornos crematorios que fueron encontrados en una región que se conoce con el nombre de Norte de Santander, un departamento muy importante al nororiente de país y que limita con una zona rica en recursos naturales, sobre todo en aguas, es la zona del Catatumbo, donde uno de los jefes paramilitares que hoy se encuentra en la cárcel, que se denomina “Iguano”, reconoce ante la comisión accidental que hace seguimiento a los procesos que se siguen a los paramilitares, entre ellos los extraditados a los EE.UU, de la cual yo formo parte y presido como miembro que soy de dicha comisión, de que ellos construyeron los hornos crematorios, que los construyeron con el interés y con el objeto de desaparecer todos los restos de los descuartizamientos y de las masacres que se cometieron, y que además dichos hornos crematorios fueron utilizados para atemorizar a los campesinos y campesinas que no colaboraran con las intenciones de quienes comandaban la región y que además confiesa que lista en mano, asesinó a dirigentes políticos, a periodistas, a defensores de los derechos humanos, como pueden darse cuenta en algunos medios de información muy importantes, como la revista Semana, que dio a conocer por primera vez, con fotos, y que ustedes pueden acceder a través de Youtube, de la misma existencia de esas fosas, que hasta el momento están ahí, y que nosotros como defensores de derechos humanos y sobre todo en la búsqueda de la verdad, para que haya justicia y reparación, estamos tratando de que no sean destruidos, sino que queden como testimonio para la memoria y para la recuperación de la dignidad en el país.

Finalmente decirles que para nosotros también es muy preocupante que aquí en Europa se tenga, sobre todo en el Parlamento, la visión de que Colombia es un país donde no pasa absolutamente nada, donde la lucha contra el terrorismo ha sido completamente exitosa, donde además de ello el presidente goza de los más altos indicadores de popularidad en el pueblo, y que paralelamente a eso hayamos descubierto que se haya dado un informe a la opinión pública en los tres días anteriores, de la existencia de todo un plan de desarticulación de la oposición, de la izquierda, a través de lo que se conoce con el nombre de las escuchas o interceptaciones telefónicas, que ya son objeto de investigación de la fiscalía general de la nación , que además da a conocer un documento a través de allanamientos que se hicieron a las instalaciones del DAS, que es EL DEPARTAMENTO O LA POLICÍA SECRETA, que depende directamente del gobierno.

A través de estas escuchas, pues ya hay personas detenidas que denunciaron la comisión de estos hechos, que dieron a conocer el documento, se establece que existen ocho (8) estrategias, entre las cuales está la persecución a tres congresistas, de los cuales formo parte yo, a uno de los ex candidatos presidenciales, a magistrados de las cortes, sobre todo la Suprema y la Constitucional, a periodistas muy importantes de la oposición, a la revista Semana, e inclusive, a instancias del gobierno que trabajan en lo que tiene que ver con la paz, y una estrategia de división y aniquilamiento de los partidos políticos.

Esto lo menciono porque dio lugar, además, a que el gobierno de los EE.UU., a través de su embajada en Colombia, tomara la decisión en el día de ayer de liquidar definitivamente la ayuda económica, supuestamente que se aportaba para el apoyo al seguimiento, precisamente de lo que indicaba que sería el terrorismo.

Mi interés no es simplemente dañar una imagen, porque es una imagen que compromete también a quienes hacemos parte de lo que es el liderazgo político del país, nuestro interés es que nosotros creemos que es muy importante que Colombia reconozca que tiene un conflicto social y armado interno, que impacta de manera profunda la condición y la vida de los colombianos y de las colombianas, que esa guerra no permite precisamente la aplicación del derecho internacional humanitario.

La razón de ser de nosotros en Europa, los que hacemos parte de Colombianos y Colombianas Por la Paz, obedece fundamentalmente a buscar en ustedes todo el apoyo y la colaboración para que se exija del gobierno y de las FARC, en este momento que es muy importante, lo que es el intercambio humanitario, intercambio de prisioneros del gobierno con las guerrillas de las FARC, a fin de que esto sea un elemento supremamente importante para avanzar en lo que para nosotros será definitivo en la búsqueda de la paz, que es la negociación política que le permita a Colombia acabar con una guerra que ya lleva cuarenta o cincuenta años.

Condicionar el TLC con Europa al intercambio humanitario
Nosotros somos muy conscientes, y yo como senadora, de que el tratado de libre comercio que se está preparando en la Unión Europea, Colombia ha venido presentando unos informes que en mi criterio son parciales, porque sería muy importante que se hubiera escuchado también a parlamentarios que estamos en la oposición, para que se hubiera podido producir un documento que garantizara efectivamente cuál es la condición real del pueblo colombiano. Sabemos lo adelantado que está este proceso, y por lo tanto a nosotros nos sería de mucha valía que ese tratado de libre comercio que se piensa aprobar, pues conlleve condiciones que obliguen al mejoramiento de las condiciones humanitarias del país, a la preservación de los derechos humanos, pero fundamentalmente a un requisito "sine qua non" sin el cual sería imposible pensar en la posibilidad de la humanización del conflicto, que es la aplicación del intercambio, y mucho más allá, a la formulación de escenarios que contribuyan a la negociación de la salida política del conflicto en Colombia, muchísimas gracias.

Escuche los audios de las declaraciones en los siguientes enlaces:

http://www.abpnoticias.com/media/conf%20prensa-P1.mp3
http://www.abpnoticias.com/media/conf%20prensa-P2.mp3
http://www.abpnoticias.com/media/conf%20prensa-P3.mp3
http://www.abpnoticias.com/

* Fuente: Kaos en la Red

Compartir:

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Los campos marcados son requeridos *

WordPress Theme built by Shufflehound. piensaChile © Copyright 2021. All rights reserved.