Articulos recientes

Al navegar en nuestro sitio, aceptas el uso de cookies para fines estadísticos.

Noticias

Opinión

«Nunca he podido conversar con la señora Bachelet» 

Compartir:

A propósito de la promulgación de la Ley General de Enseñanza, LGE.
Una desazón nos embarga. Si miles de ciudadanos expresaron su voz ¿porqué no fueron escuchados? Es tan grande la brecha entre el pueblo organizado y sus aspiraciones y el mundo político que nos gobierna con sus dos caras de dios Jano: Concertación y Alianza. Es tan falsa nuestra democracia. Nunca vimos en la historia de la educación chilena una voluntad tan clasista expresada en el compromiso político que se hace a pesar y en contra de la mayoritaria voluntad popular.

Nunca he podido  conversar con la señora Bachelet. Jamás recibimos respuesta a nuestras muchas cartas sobre la posición crítica respecto de la LGE y de sus complementos. Tenía la impresión que ella tal vez escucharía nuestras razones.

No sé por qué de la sordera. Miles de manifestaciones callejeras, con y sin represión. Más de cien mil firmas entregadas en La Moneda, entrevistas con los parlamentarios, trabajo conjunto con organizaciones de padres y apoderados, de estudiantes, de académicos, marchas, seminarios. Un trabajo socializado en que la demanda de más responsabilidad del estado es lo central.

Y sin embargo, se ha promulgado la LGE. No deroga la LOCE más que en lo formal. Mantiene el concepto de estado subsidiario, aleja más al Ministerio de las decisiones educativas y delega en entes que poco a poco van profundizando la privatización que subyace en todos estos proyectos de ley.

Una desazón nos embarga. Si miles de ciudadanos expresaron su voz ¿porqué no fueron escuchados? Es tan grande la brecha entre el pueblo organizado y sus aspiraciones y el mundo político que nos gobierna con sus dos caras de dios Jano: Concertación y Alianza. Es tan falsa nuestra democracia.

Queda amarrada la educación al mercado. Ay de los niños de nuestras futuras generaciones. Ay de los padres de esos niños que ya no volverán a aspirar a la educación pública, gratuita, laica, de calidad para todos y todas.

Todo se mide por pruebas estandarizadas. El centro no se pone en el ser humano, el centro está en el puntaje SIMCE, o en la PSU y claramente no se construye un sistema con igualdad de oportunidades. Los vulnerables quedan estigmatizados como tales, y tal vez ocasionalmente algún niño o niña vulnerable pueda surgir para demostrar la excepción de la regla.

Nunca vimos en la historia de la educación chilena una voluntad tan clasista expresada en el compromiso político que se hace a pesar y en contra de la mayoritaria voluntad popular.

No cejaremos en nuestro empeño de recuperar la educación como un derecho humano social básico y elemental que todo estado debe garantizar a su ciudadanía. Necesitamos una nueva Constitución y un marco regulatorio de verdad democrático, que termine con las desigualdades.

Entramos a una nueva etapa de este quehacer. Nos han puesto el camino más difícil. Estamos forjados en la lucha , hemos sorteado desafíos permanentemente.

Por ahora la tarea se llama CONGRESO NACIONAL DE EDUCACION. El 4 y 5 de septiembre, representantes del mundo social, particularmente del mundo educativo construirán su propuesta, la  que luego será llevada a una masiva consulta. Tendremos una herramienta para emplazar a los presidenciables, una herramienta para socializar aún más esta demanda que no sólo tiene que ver con este derecho a la educación , tiene que ver con la construcción de país que entre todos tenemos que hacer.

Recuperemos los espacios, todos los espacios, los del barrio, de la escuela, del país que nuestros niños niñas merecen. Que los que buscan enriquecerse con los diversos rubros que hoy la educación les ofrece como negocio  sepan que tarde o temprano la tortilla se dará vuelta.

Viera Gallo : la política y lo social no se tocan
El pasado jueves 6 un grupo de dirigentes de organizaciones vinculadas directamente a la educación y que estamos preparando el Congreso Nacional de Educación para septiembre  asistimos a la entrevista con el secretario general de la Presidencia, José Antonio Viera Gallo, quien la citó en su oficina de La Moneda supuestamente para escuchar nuestros planteamientos.

Estuvimos  allí representantes de la Confech, de los estudiantes secundarios,  de la asociación de funcionarios del Mineduc, del Colegio de Profesores, de organizaciones de padres y apoderados, de los asistentes de la educación. Planteamos al ministro el proceso de unidad que entre nuestras organizaciones se ha ido produciendo en torno a la falta de respuesta del parlamento para el retiro de las leyes de educación en trámite, ya que los diputados de la comisión respectiva nos señalaron siempre, a cada organización que fue por separado a dar su parecer, que el retiro era resorte del Ejecutivo. Ese era el sentido de la reunión citada por el ministro.

Viera Gallo, quien lleva la agenda legislativa del gobierno, nos dice que efectivamente es resorte del Ejecutivo, que ellos consideran que hay una perspectiva interesante en nuestro Congreso de Educación, pero que respecto del retiro de las leyes eso no iba a ocurrir porque tanto la ley de aseguramiento de la calidad de la educación como la de la Superintendencia de Educación para ellos  forman parte del paquete de acuerdos que hicieron con la derecha y , por lo tanto, todas ellas significan un avance sustantivo desde su mirada . Y allí donde nosotros denunciamos privatización, ellos ven una manera moderna de hacer la función pública.

Emplazado respecto de la gran cantidad de ciudadanos que a través de nuestras organizaciones representamos ( secundarios, universitarios, padres y apoderados, profesores, asistentes, académicos ) y con posibilidades de ampliar mucho más el número dado que el Congreso Nacional de Educación fijado para los días 4 y 5 de septiembre, terminará con una consulta nacional sobre el tipo de educación pública que los chilenos quieren, el ministro de la Presidencia señaló que “ a veces el mundo social no se toca con el mundo político” (mundo político que señaló él representa) Y que si bien nosotros podemos representar a tres o cuatro millones de personas ellos gobiernan para 16 millones de chilenos. ( “Nosotros gobernamos para 16 millones de chilenos”, contestó Viera Gallo)

Esa fue una respuesta categórica respecto de la inflexibilidad con que el gobierno asume la pronta promulgación de la ley general de Educación y estos dos complementos legales.

Viera Gallo sólo abrió un espacio a la posibilidad que la ley de Fortalecimiento de la Educación pública no saliera durante este periodo, no porque no haya voluntad, sino porque falta discusión y porque faltan los votos de la derecha.

Entonces el mundo social para la autoridad, que prácticamente tuvo gestos de soberbia, no significan nada y el país binominal sigue y seguirá así. Le señalamos que eso hacía mucho más difícil que la ciudadanía apoyara la propuesta política de ellos si estaban legislando en el sentido contrario de lo que la inmensa mayoría deseaba y dijo “ bueno, eso es cosa de ustedes”.

Y alguien de nosotros replicó : “¡ menos mal que este es el gobierno de los ciudadanos!”

– Olimpia Riveros es Dirigente Nacional Colegio de Profesores
Teléfono 470 42 06

Santiago, 18 de agosto, 2009

Compartir:

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Los campos marcados son requeridos *

WordPress Theme built by Shufflehound. piensaChile © Copyright 2021. All rights reserved.