Articulos recientes

Al navegar en nuestro sitio, aceptas el uso de cookies para fines estadísticos.

Noticias

Noticias

«Hoy mandamos el aislamiento de contacto a la mierda y nos dimos unos besos» 

Compartir:

Si no conoce el origen de esta historia, le recomendamos leer este artículo antes de seguir adelante: Ni Eduardo ni yo, estamos pidiendo libertad

Viernes 8 de mayo
Amigos/as y Compañeros/as:

Hoy Eduardo fue trasladado a la sala de quemados, el médico me explica que todavía no puede hacerle los reinjertos, pero que hay avances en las otras heridas,  los signos vitales estables y la infección controlada, por eso le dieron el alta de la Unidad de Cuidados Intermedios. Estuvo despierto toda la tarde, muerto de hambre y sed porque como llegó de pabellón después de las 14 y el almuerzo era a las 12, 30, jodió no más. Nos entretuvimos en manicure y pedicure. Mañana nos vamos de aseo de otras presas, porque acá es autoservicio.

Lo de la salud está muy bien, pero en el plano estrictamente doméstico este cambio no lo considero para nada favorable, ya que las condiciones son absolutamente precarias, tanto desde la infraestructura, los insumos (tengo que llevar desde la cuchara, almohada, cloro para desinfectar el pato, la chata, etc.) y lo lejano y ausente del personal. Con decirles que en el ingreso, el paramédico, después de las preguntas de rigor, nos comentó “harto grandecito para estar tratando de suicidarse” Casi me morí, pero no hice ni media mueca, ante la posibilidad de que Eduardo no hubiese escuchado o comprendido. Pero mañana me agarro a ese conchesumadre.

En fin, me preocupa que se vaya a tomar otra infección, después de tres días en aislamiento de contacto, ahora se va a sala común, abruptamente. También le suprimieron la morfina. Me  cuestiono por ser demasiado aprensiva. Los pacos con sus  metralletas se pasean como Pedro por su casa, ocupan el baño reservado para los pacientes, y para peor, ahora le esposaron de los dos tobillos. Los paramédicos se esfuman. Afortunadamente puedo estar con él desde las 12, 30 hasta las 19, 30 sin ninguna dificultad. ¿Pero si le dan ganas de ocupar la chata en otro momento? El pato se lo dejé a mano, pero la chata no se la puede poner el solo. Tengo rabia, pero no se puede hacer nada. Mañana hablaré con los compañeros de la FENATS, para procurar un trato más deferente, partiendo porque me consigan un velador. Obvio que cuando estoy con Eduardo, estoy con la cara llena de risa, tratando de minimizar el efecto. ¿Lo protejo demasiado?

Sábado 9 de mayo
Hola, hoy  prácticamente no tengo novedades, en lo que a salud respecta. Eduardo estuvo bien, con poco dolor y comiendo normal, la mayor parte de la tarde tranquilo. Digo la mayor parte, porque en un momento se puso triste y me volvió a pedir perdón y lloramos un poquito. Ambos tratamos de disimular y nos engañamos el uno al otro, pero lo cierto es que mientras se va mejorando, no tenemos aún ninguna respuesta, entonces la idea de volver al Manzano, o al Hospital de la Peni, nos causa pavor. Estamos a la espera de muchas cosas, el traslado, la corte marcial, el recurso de protección, la libertad condicional, pero todo es espera, incertidumbre…

Domingo 10 de mayo
De la salud física: hoy fue un día excelente desde este punto de vista. Salió de pabellón con el área de la boca despejada, así que cuando despertó bien  se sentó y demostró que podía comer solo. Eso significó que le cambiaran las papillas por régimen blando, así es que cenó arroz con carne y flan de limón. Ah! A la once se comió una ayuya con queso fresco. Estaba feliz, por su logro y sobretodo por haber cambiado la dieta. También aprovechamos que le escribiera un saludo a su mamá. A todo esto, las paramédicos se percataron hoy, de la indicación de aislamiento de contacto. Me explicaron que el “virus” ¿? que tiene, está vivito y coleando, pero "controlado".

De la salud mental: el problema es que todo este bienestar físico, marco el final de los momentos críticos, y tal como me dijo el siquiatra (aparece también en el certificado que les envié) se comienza a volver al cuadro de base, vale decir, lo que motivó el intento de suicidio. Este médico me explicó que el cuadro de  Eduardo tiene que ver con que transforma sus deseos en expectativas demasiado viables. Así ocurrió con su solicitud de traslado al CET de Vilcún, el tenía su bolso listo y hasta se despidió de algunas personas, lo mismo ocurría cada vez que presentaba  solicitud de beneficios y con nuestro tratamiento de fertilidad, y así con cada gestión que hacíamos. En esa época, antes del 19 de abril, yo hacía hasta lo imposible para que no se entusiasmara demasiado, procurando que no se angustiara en demasía si la respuesta era negativa. Bien, todos sabemos en que terminaron todas estas esperanzas truncadas, que nunca nadie, ni él mismo se imaginó.

Estos últimos días me ha estado pidiendo que le arme su bolso, que le lleve zapatillas de levantarse y un camisón, porque pronto saldrá de ahí y “nos iremos para Temuco”. Hoy sus peticiones se transformaron en exigencias. Yo ya le había contado de las intenciones de Gendarmería de llevarlo al hospital de la peni, para tenerlo más seguro, pero no me tomó en cuenta. Hoy me vi en la obligación de contarle lo del Recurso de Protección, para que no insista más en levantarse (además de que el médico se lo prohibió terminantemente) y que los pacos piensen que ya está en condiciones de llevárselo. Hizo como que no me escuchó y siguió con lo suyo. Está muy ilusionado nuevamente. Mañana trataré de ver al siquiatra para que vaya a hablar con él y lo pueda hacer aterrizar, antes de que se desilusione bruscamente y vuelva a entrar en schock.

Lunes 11 de mayo
Hoy fue un día integralmente bueno, aunque las heridas todavía no están preparadas para los reinjertos. Hablé con el siquiatra quien incorporará algunas medicinas al tratamiento. También tuvimos una larga conversación, al parecer los efectos del pabellón es que me escuche con mayor atención. Bueno, no escribo más, porque los invito a leer, lo que escribió para todos y todas ustedes.

Martes 12 de mayo
Hola a todos y todas. Hoy también hicieron escarectomía, mañana nuevamente. El doctor dice que espera el jueves hacer los reinjertos, yo creo que sí porque hoy comenzaron con las transfusiones de sangre otra vez. Lo nuevo, es que estuvimos todo el día acompañados además de carabineros. Obviamente nosotros no quisimos preguntar por qué y nos quedamos con la duda. Puede ser porque como el reo está mejor, se podría escapar, no sé. Tampoco al médico le dieron explicaciones.  Eso nos tuvo más curiosos que intranquilos, ya que el doctor  me aseguró que al  menos por estos días, él no permitirá que lo muevan del hospital regional.

Miércoles 13 de mayo
Hoy fue un día más normal. Sólo pacos de cárcel, imprudentes igual que siempre no más. Estuve a punto de descontrolarme, Eduardo recién salido de pabellón, durmiendo muy cansado y adolorido y los wevones al lado de la cama, riéndose y hablando por teléfono y/o radio como si estuvieran en una fonda. Me controlé, pero parece que los inhibí con mi mirada de furia. Eduardo se durmió con  nuestros dedos entrelazados, así que yo no me quise mover, entonces,  con lo único que pude disparar fue con mis ojos. Pero bueno, les cuento solo para desahogarme, ya que no se puede hacer nada, solo mentalizar, para que manden a funcionarios más respetuosos.

Ayer y hoy Eduardo ha estado muy lábil emocionalmente, pero tengo hartos textos de ustedes para llevarle mañana.

Un abrazo para cada uno de ustedes y gracias por estar tan presentes.

Jueves 14 de mayo
Eduardo aún está en post operado. Hoy le hicieron injertos en brazo, pierna y oreja izquierda. Le sacaron piel de la pantorrilla izquierda.
Mañana tengo el Informe de Gendarmería, respecto el Recurso de Protección.
Hablé con el Jefe de Unidad de Temuco, me dijo: "lo vamos a aceptar, siempre y cuando en Concepción, me acepten uno de acá" Así es que seguimos con el relativismo.
Me voy ojalá no me encuentre un esposo muy molido. Ayer le compré ropa, tengo que mostrársela. Esto no es detalle, ya que lleva casi un mes desnudo y además no quiere saber nada con lo que dejó en El Manzano. A propósito, sí rescaté su bolso con poemas, en Victoria tengo más, por si sirven para algo. Gracias por estar conmigo.

viernes 15 de mayo
Hoy fue un día estable y muy romántico, mandamos el aislamiento de contacto a la mierda y nos dimos unos besos…… mal que mal el martes completamos un mes en el hospital y como yo le hago "todo", el famoso bicho ya me lo tiene que haber contagiado hace rato. Hoy sacábamos cuentas, y nunca habíamos estado tanto tiempo juntos, ni siquiera cuando vivíamos juntos en San Joaquín – Santiago, antes de la cárcel. Eduardo durmió gran parte de la tarde y con dolor soportable. Además yo lo mimo tanto que no se da ni cuenta (o disimula muy bien). Está comiendo poco, pero lo suficiente para que no le pongan la maldita sonda. No les he contado que está muy flaco, el feliz, porque quería adelgazar. Yo también porque no hago tanta fuerza al cambiar las sábanas. Hoy lo hice sola, me creía la muerte.
Descubrieron su pierna derecha, está muy bien, con dos lesiones sin piel. Una de ellas, creemos correspondía a una especie de hernia que tenía, que al parecer se quemó ¿?
 
Pasando a otra cosa, recibí el informe de gendarmería, en concreto dice que ellos no harán ningún traslado al hospital de la peni, sin autorización médica, así que quedamos en las mismas, porque el doctor que ve lo de las quemaduras cree que según como lo encuentre el lunes, pronto podría ser dado de alta. Me refiero a la salida del pabellón de quemados y ahí quedaría a disposición de gendarmería. En todo caso, el martes los abogados tendrán la posibilidad de alegar en la corte de apelaciones. En el informe de gendarmería también hacen alusión a la negativa de los beneficios, con ningún argumento de peso, como siempre.

Compartir:

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Los campos marcados son requeridos *

WordPress Theme built by Shufflehound. piensaChile © Copyright 2021. All rights reserved.