Articulos recientes

Al navegar en nuestro sitio, aceptas el uso de cookies para fines estadísticos.

Noticias

Opinión

Derecho a voto para los chilenos del exterior sin restricciones 

Compartir:
Con sorpresa he leído las declaraciones del Ministro Secretario General de la Presidencia, José Antonio Viera-Gallo, aceptando en nombre del gobierno la condición impuesta por Renovación Nacional en el sentido de conceder el derecho a voto solamente a los chilenos que hayan salido o hayan visitado el país en el curso de los últimos cinco años.

Como muchos otros chilenos que viven en el extranjero, yo he luchado por el pleno derecho a voto desde el retorno de la democracia en Chile, en 1990. En mi calidad de diputado federal de Canadá, de 1993 a 1997, visité mi país natal en tres oportunidades con el propósito de convencer a las autoridades de gobierno y del Congreso sobre la necesidad de legislar en esta materia, lo que constituye una sentida aspiración de los que tuvimos que dejar Chile por diversos motivos.
Por las razones que paso a señalar debo afirmar que estoy en desacuerdo con las concesiones y el compromiso que anuncia el Ministro Viera Gallo en vísperas del debate y del voto que se realizará el 9 de mayo en la Cámara de Diputados:
1. El derecho a sufragio está garantizado por la Constitución y por convenciones internacionales, por el solo hecho de ser ciudadanos, sin especificar condiciones.
2. El ex-Presidente Ricardo Lagos nunca mencionó ésta u otras exigencias cuando nos prometió el derecho a voto. Incluso nos mencionó la creación de la XIV región que agruparía a los chilenos del exterior. Tampoco lo hizo la actual Presidenta Michelle Bachelet en la carta que nos envió en septiembre de 2005. Sebastián Piñera tampoco habló de esta exigencia en su compromiso adquirido con los chilenos de Suecia y España.
3. La exigencia de cinco años impuesta por RN es profundamente discriminatoria en contra de los compatriotas que no tienen medios para viajar a Chile o que no pueden hacerlo por motivos de trabajo, de estudios, de vejez o de salud. Sólo una minoría podrá cumplir este requisito. En otras palabras, la situación actual discrimina y excluye a todos los chilenos del exterior. RN pretende ahora privar de su derecho a voto a la mayoría, incluyendo a una gran parte de los exiliados que debimos salir de Chile a raíz del golpe militar de 1973.
4. El proyecto de ley presentado por la diputada Isabel Allende ya excluye las elecciones parlamentarias y se aplica únicamente a las elecciones presidenciales y plebiscitos (mecanismo no utilizado desgraciadamente en Chile). Dicho proyecto constituye un mínimo en cuanto a nuestras aspiraciones. Ahora bien, RN quiere reducirlo aún más. En otros países, incluyendo el ejemplo de Francia e Italia, este derecho se aplica igualmente a las elecciones parlamentarias donde sus nacionales en el extranjero votan por sus propios candidatos.
5. Sin ir muy lejos, cabe mencionar que el gobierno de Argentina no sólo reconoce este derecho a sus nacionales que viven en el extranjero, sino que también les creará la 25ª. Provincia con la estructura política y jurídica que ello implica.
6. Yo asistí y hablé en el último Consejo General del Partido Socialista que se realizó el 9 y el 10 de marzo pasado en el Edificio Diego Portales. Allí se adoptó por unanimidad una resolución reiterando su apoyo al derecho a voto de los chilenos del exterior, mencionando expresamente que no se aceptaría ninguna condición de la derecha. Si RN y/o la UDI votan en contra deberán asumir sus responsabilidades políticas frente a los 900.000 chilenos que viven en el extranjero y frente al pueblo de Chile que se ha pronunciado mayoritariamente, en diversas encuestas, a favor de este derecho.
7. En todo caso, si la derecha rechaza este proyecto, existe la posibilidad de presentar otro proyecto al cabo de un año. El costo político que pagará si rechaza el proyecto original será bastante elevado.
8. El Ministro Viera Gallo nos consuela diciéndonos que más adelante se puede mejorar esta legislación. Sin embargo, la experiencia nos enseña que es tremendamente difícil que ello ocurra. Hay que mencionar que en todos los países democráticos las modificaciones a sus sistemas electorales se hacen a través de los Parlamentos, por mayorías simples, y no calificadas como se requiere en Chile.
9. Chile, como la inmensa mayoría de los países desarrollados y también del Cono Sur, debería ser capaz de poner término a esta situación intolerable que priva a sus nacionales que residen en el extranjero de un derecho tan humano y fundamental como es el derecho de sufragio.
10. La lucha de miles de compatriotas del exterior por este derecho constituye una demostración clara de nuestra vinculación con nuestro país natal, sin mencionar los aportes considerables que hacemos a Chile en términos financieros de ayuda a nuestras familias y a causas humanitarias, en inversiones y compras de inmuebles y en la promoción del turismo y de su cultura.
Por estos motivos, invito y hago un llamado a todos los diputados a votar, sin condiciones, a favor del proyecto de la diputada Isabel Allende, en su versión original.
Osvaldo Nuñez Riquelme
Abogado. Ex-diputado federal en Canadá
Montreal, 7 de mayo de 2007
Compartir:

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Los campos marcados son requeridos *

WordPress Theme built by Shufflehound. piensaChile © Copyright 2021. All rights reserved.