Articulos recientes

Al navegar en nuestro sitio, aceptas el uso de cookies para fines estadísticos.

Noticias

Opinión

Fin del Modelo Político Chileno 

Compartir:
Nadie hubiera proyectado hace un año atrás que en tan corto plazo iban a decantar tantas falencias y contradicciones que llevaran ha agotar definitivamente el sistema político de la democracia chilena de los últimos veinte  años, tal cual se ha ejercido.

Peor aun que iba a ser una implosión desde el corazón de la Concertación lo que iba a llevar a esta situación, que solo decanta día a día con dejos de terminar en un caos total desde el punto de vista político (no sería de extrañar una renuncia de Bachelet y elecciones anticipadas).

La falta de experiencia del manejo de la cosa publica de la Sra. Presidenta y su entorno, sumado al desgaste propio de una coalición 20 años gobernando, ha dado paso a las condiciones que conllevan a terminar con la política de los dos grandes conglomerados y a la formación en el corto plazo de vuelta a los famosos tres tercios, propio de las décadas pasadas.

Los errores NO forzados, cometidos por Bachelet, en el ejercicio de sus funciones, son casi increíbles,  propios de quien tiene como único capital la buena voluntad de originar cambios sin la experiencia que ello requiere y solo apoyada en tecnócratas que no tienen bagaje alguno, ni siquiera cercano de la vida cotidiana de las grandes masas, han vivido en las nubes rosadas desde siempre y tienen una visión del mundo propio de ellos.
Demasiados “hijitos de papa”, llenos de postgrados y terriblemente “pagado” de si mismo.

Su política de gobierno “ciudadano” , ya no se menciona desde hace muchos meses, del empoderamiento de las bases o la gente mucho menos y comienza a reinar el sálvese quien pueda, en los partidos de la Coalición oficialista, donde ex PPD, colorines, parlamentarios díscolos y otros grupitos comienzan a ver como se acomodan para saltar del barco que se hunde a pasos agigantados.

Partamos desde el comienzo del gobierno bacheletista, la elección de los ministros fue absolutamente desacertada, Andrés Zaldivar, no dio el ancho para lo que se venia y pese a su experiencia en el muñequeo político tradicional, se vio marginado desde el inicio de las decisiones básicas de la política global, siendo pasado a llevar por su entorno, sin ningún respeto por sus canas, con el beneplácito de la Presidenta.

El otro Andrés  (Velasco) con su falta de manejo y sus aires de gran señor, ha sido un ente disociador, mas allá de sus gestiones técnico económicas, no tiene empatía con casi nadie y logro, en muy corto plazo, enemigos transversales en todo el espectro político y mas aun dentro de la misma Concertación, donde indudablemente tiene a sus mas acérrimos detractores.       
 

La misma Paulina Veloso, con un voluntarismo propio de una fanática religiosa, trato de imponer sus puntos de vista en todo el espectro Concertacionista y dejó de lado el buen criterio de convencer a sus parlamentarios del fondo de los proyectos por los que abogaba, sino que intento imponer una mano militar en la relación parlamento-gobierno, aquí se obedece y punto, ese fue su criterio, en base a contar con el apoyo casi irrestricto de Bachelet.

Michelle se vio envuelta rápidamente en la vorágine de su inexperiencia, la llamada revolución de los pingüinos, que NO fue otra cosa que un alzamiento de los mas jóvenes frente a un sistema educacional decadente y terriblemente injusto, con base legal en la LOCE, la pillo totalmente desprevenida y con un equipo político incoherente. Realmente salio mal parada, el gobierno comenzó a debilitarse, la gente esperaba más, mucho más que palabras de arrepentimiento de sus gobernantes, en cuanto al accionar de la fuerza publica.

El Transantiago ha sido la guinda de la torta, un experimento que marcará históricamente el fin de la Concertación y que comenzó, como todo en este gobierno, lleno de buenas intenciones y con miles de tecnócratas y burócratas que solo pretenden hacer su pega desde los escritorios, sin mojarse los zapatos en la calle donde la realidad cotidiana del santiaguino medio es mucho mas complicada que los cientos de informes y planes que se hacen en las altas esferas.

La oposición y en particular Piñera, no necesito empujar al gobierno a su debacle, esta se genera desde el interior y no nos vengan con la monserga de que es machismo, reclamar por la ineficiencia de actual gobierno, esto no tiene nada que ver con problemas de genero, mas bien ello ha retardado el llamar las cosas por su nombre.
La ineptitud no tiene sexo.
Mayo 2007
*Artículo enviado a PiensaChile por el periodista Pedro Alejandro Matta
Compartir:

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Los campos marcados son requeridos *

WordPress Theme built by Shufflehound. piensaChile © Copyright 2021. All rights reserved.