Articulos recientes

Al navegar en nuestro sitio, aceptas el uso de cookies para fines estadísticos.

Noticias

Opinión

Mama le paró el carro al fresco de Rumsfeld 

Compartir:
Cualquier tontilandés habla de política exterior como un consumado diplomático, y muchos quieren transmitir el mensaje acerca de la debilidad de la diosa Michelle, respecto a las relaciones con nuestros vecinos: el negro Romero quiere, nada menos, que hacerle el gallito a los argentinos; me pregunto: ¿con qué ropa?. Si ellos se enojan, nos cortan el gas y nos dejan a oscuras. Por cierto, es enemigo de votar por Venezuela – dirigida por el rogelio milico populista, Hugo Chávez – para ocupar un cargo en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, que ha demostrado ser inútil en la guerra del Líbano. ¿Por qué no formar un eje con el colombiano derechista álvaro Uribe y el buen mozo cincuentón Lázaro Alán García para contrarrestar a los izquierdosos Fidel Castro, Hugo Chávez y Evo Morales? El embajador demócrata cristiano, Claudio Huepe, entusiasmado con la oratoria del “Bolívar” de Barina, se atrevió a decir que Chile apoyaría la postulación de los hermanos venezolanos; el pobre Huepe se llevó una amonestación de la Presidenta.

La ministra de Defensa, Viviane Blanchot, que ya había metido la pata al querer regalar a los haitianos el superávit, producto del buen precio del cobre, ahora reincidió con otra infidencia al dar a conocer las presiones de su colega norteamericano, Donald Rumsfeld, conocido entre sus conciudadanos como tontuelo, descriteriado y perdedor de todas las estrategias bélicas. Al parecer, habría dicho que sería inaceptable que La Moneda votara por Caracas, (nos trató peor que a los indios yanaconas). Los medios de comunicación se han dedicado a proteger la integridad de la Presidenta, frente a los avances del patudo llanero, Hugo Chávez, conocido en el mundo como gran “califa” y que se sienta en el protocolo.

Al fin, nuestra Diosa se decidió a hablar claro y golpeado, mandando callar a tanto majadero y majadera que andan sueltos por estas calles de Dios: “Nuestra política exterior es autónoma y Chile no acepta presiones de ningún tipo ni de nadie…” Ojalá Michelle actúa como el profesor Ricardo Lagos, que rechazó, sin temor, la incursión de Estados Unidos en Irak. No entiendo para qué Mamá nos tiene en ascuas con su indecisión con respecto al voto chileno para la elección de un miembro ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. Es evidente que a Venezuela le debemos la acogida de los exiliados en un período aciago de nuestra historia y el voto a favor de José Miguel Tobi  Insulza, a la Secretaría General del “ministerio de colonias”, llamado la OEA; si a lo anterior agregamos que tenemos escasas relaciones culturales, políticas y económicas con Guatemala, tendríamos que ser de muy mala clase para negar nuestro voto a un país de nuestra región, con el cual tenemos lazos históricos de muchos años; si no, pregúntenle a la Chol por el COPEI, (Democracia Cristiana), y a Escalona, por ADECO, (Acción Democrática). ¡No aflojes Mamita Michelle!
Compartir:

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Los campos marcados son requeridos *

WordPress Theme built by Shufflehound. piensaChile © Copyright 2021. All rights reserved.