Articulos recientes

Al navegar en nuestro sitio, aceptas el uso de cookies para fines estadísticos.

Noticias

Opinión

La lucha estudiantil: nueve días que estremecieron a Chile. 

Compartir:
Los titulares de hoy sábado 10 de junio, tanto de "La Nación" como de "El Mercurio", delatan nítidamente los suspiros de alivio de la Concertación y la Derecha ante el término de las huelgas estudiantiles, mientras que buscan deslegitimar las acciones y logros de los alumnos, proyectando de ellos una imagen puramente caótica:

"La Nación": "De vuelta al colegio; después de 9 días de errática conducción, secundarios comunicaron el fin de los paros y tomas y el martes volverán a clases".

"El Mercurio": "Fin a las tomas y paros de liceos: rebelión terminó desgastada".  
Ni una sola palabra acerca de la tremenda contribución hecha por los jóvenes en los últimos días al poner el tema de la crisis de la educación en la agenda política del país, al tiempo de que fueron capaces de identificar correctamente sus causas últimas, y como si eso fuera poco, proponer las soluciones correctas.

Por cierto, las semejanzas en el espíritu e intención de los titulares de los dos más importantes periódicos nacionales no es pura coincidencia, porque tanto la Concertación como la Derecha tienen poderosos  motivos para sentirse aliviados con el fin de las acciones estudiantiles. A su manera, y por razones algo distintas, ambas agrupaciones buscan mantener a toda costa el legado dictatorial; la Derecha porque profita política y económicamente de él; la Concertación porque ve como peligroso todo intento de disociar su respaldo al neoliberalismo de la herencia política e institucional de la Dictadura. En esto, por cierto hay una cierta sabiduría, porque el modelo económico neoliberal y la institucionalidad autoritaria no pudieron sino instalarse conjuntamente, y se requieren mutuamente en la actualidad, aunque sea bajo las formas de la democracia tutelada.

De allí que la respuesta de la presidenta Bachelet ante los hechos recientes fuera semejante a la del bombero que busca apagar un incendio. Luego de varios días de silencio, combinados con brutales apaleos, ordenados, sin duda, por Andrés Zaldivar su Ministro del Interior, encontró ella la forma de liquidar de un golpe el diálogo que proponían los estudiantes, y en el que postulaban inequívocamente no sólo la abolición inmediata de la LOCE, sino incluso el desmantelamiento de la totalidad de la Municipalización de la educación, introducida bajo la Dictadura. Esto no podía tolerarlo el gobierno de la Concertación, de manera que se recurrió al expediente de crear una Comisión de 74 miembros, con predominio de "expertos", en donde estas demandas radicales pudieran ser neutralizadas, desvirtuadas o diluídas. Este cambio de escenario le permitirá al gobierno someter la voluntad estudiantil a toda clase de manipulaciones, al tiempo que se conseguía desmovilizar a los huelgistas.  
De allí las supuestas "vacilaciones", la "errática conducción" y "el desgaste", del movimiento estudiantil con posterioridad a la creación de dicha comisión, porque los más avispados entre los alumnos comprendieron, pero no se resignaban, a que la presidenta les hubiera escamoteado su victoria al neutralizar y postergar, probablemente hasta el día de las calendas griegas, sus demandas más profundamente sentidas: la abolición de la LOCE y el desmantelamiento de la Municipalización. Al mismo tiempo la maniobra concertacionista consiguió crear en la opinión pública la impresión de que el gobierno había cedido y que las demandas fundamentales de los alumnos habían sido satisfechas; y que ahora era cuestión de volver a clases. En este clima, todo intento de continuar las huelgas y tomas hubiera sido casi un suicidio.
Pero que no se engañe la presidenta Bachelet ni sus consejeros. La guerra por la liquidación del legado y la institucionalidad educacional de la dictadura no ha terminado. En realidad recién comienza. El triunfo de esta primera batalla puede haberle sido escamoteado a los estudiantes, pero las lecciones aprendidas les serán de gran utilidad en futuros combates, cuyos rumores se escuchan ya en la distancia.
Compartir:

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Los campos marcados son requeridos *

WordPress Theme built by Shufflehound. piensaChile © Copyright 2021. All rights reserved.