La contaminación del aire puede ser un «contribuyente clave» para las muertes de los Covid-19

Las investigaciones muestran que casi el 80% de las muertes en cuatro países se produjeron en las regiones más contaminadas.

Milan, Italia

Los altos niveles de contaminación atmosférica pueden ser «uno de los contribuyentes más importantes» a las muertes por Covid-19, según las investigaciones.

El análisis muestra que las muertes por coronavirus en 66 regiones administrativas de Italia, España, Francia y Alemania, el 78% de ellas ocurrieron en sólo cinco regiones, y éstas fueron las más contaminadas.

La investigación examinó los niveles de dióxido de nitrógeno, un contaminante producido en su mayoría por vehículos diesel (NdR piensaChile: los buses del Transantiago están equipos con motores diesel y el control del buen funcionamiento de sus catalizadores es algo que nunca ha funcionado), y las condiciones climáticas que pueden evitar que el aire sucio se disperse fuera de una ciudad. Muchos estudios han relacionado la exposición al NO2 con daños en la salud, y en particular con enfermedades pulmonares, que podrían hacer que las personas tuvieran más probabilidades de morir si contraen el Covid-19.

Santiago, Chile (imagen insertada por piensaChile, para hacer conciencia de la gravedad de la situación en los próximos meses)

«Los resultados indican que la exposición a largo plazo a este contaminante puede ser uno de los contribuyentes más importantes a la fatalidad causada por el virus Covid-19 en estas regiones y tal vez en todo el mundo«, dijo Yaron Ogen, de la Universidad Martin Luther de Halle-Wittenberg en Alemania, quien realizó la investigación. «Envenenar nuestro medio ambiente significa envenenar nuestro propio cuerpo, y cuando experimenta un estrés respiratorio crónico su capacidad para defenderse de las infecciones es limitada«.

El análisis sólo puede mostrar una fuerte correlación, no un vínculo causal. «Ahora es necesario examinar si la presencia de una condición inflamatoria inicial está relacionada con la respuesta del sistema inmunológico al coronavirus», dijo Ogen.

Un estudio separado publicado el 7 de abril examinó la contaminación por partículas finas en los EE.UU. y encontró que incluso pequeños aumentos en los niveles en los años anteriores a la pan-demia se asociaron con tasas de mortalidad mucho más altas de Covid-19. En otro documento reciente se señaló que las altas tasas de mortalidad observadas en el norte de Italia se correlacionaban con los niveles más altos de contaminación atmosférica.

La nueva investigación, publicada en la revista Science of the Total Environment, comparó los niveles de NO2 en enero y febrero en 66 regiones administrativas con las muertes de Covid-19 registradas hasta el 19 de marzo. Ogen también evaluó las condiciones atmosféricas para ver dónde se estaba atrapando la contaminación en las regiones.

Encontró que el 78% de las 4.443 muertes se produjeron en cuatro regiones del norte de Italia y una alrededor de Madrid en España. Estas cinco regiones tenían la peor combinación de niveles de NO2 y condiciones de flujo de aire que impedían la dispersión de la contaminación del aire.

Ogen señaló que el Valle del Po en Italia y Madrid estaban rodeados de montañas, lo que ayuda a atrapar la contaminación, al igual que la provincia de Hubei en China, donde comenzó la pandemia. «Sin embargo, mi investigación es sólo un indicio inicial de que podría haber una correlación entre el nivel de contaminación del aire, el movimiento del aire y la gravedad del curso de los brotes de la corona», dijo.

El profesor Jonathan Grigg, de la Universidad Queen Mary de Londres, dijo que el estudio mostró una asociación entre las muertes de Covid-19 y los niveles de NO2. «Esta asociación podría reflejar un vínculo causal entre la exposición a la contaminación del aire y la creciente vulnerabilidad a la infección fatal de Covid, pero no se pueden descartar otros factores en esta etapa. Por ejemplo, el estudio no se ajusta a las diferencias en la distribución de edades en diferentes áreas».

Los cierres generalizados (lockdown) en todo el mundo han reducido el tráfico de vehículos y la contaminación del aire. Sin embargo, la exposición a largo plazo al aire sucio antes de la pan-demia puede ser más importante que los niveles actuales de contaminación.

En el Reino Unido, el NO2 ha estado en niveles ilegales en la mayoría de las áreas urbanas durante la última década. Una política clave para reducir los niveles de NO2 es la introducción de zonas de aire limpio, donde se imponen cargos para disuadir a los vehículos más contaminantes de los cen-tres de las ciudades. Pero la introducción de algunas ZAC se ha pospuesto debido a la crisis del coronavirus.

Jenny Bates, una activista de la contaminación del aire en Friends of the Earth dijo: «Este nuevo estudio es preocupante. Sabemos que el NO2 es un gas tóxico que inflama el revestimiento de los pulmones y reduce la inmunidad a las infecciones pulmonares, por lo que no es de extrañar que las personas que han sufrido en zonas con altos niveles de NO2 puedan ser más susceptibles a los coronavirus.

«Esta es una razón más para mantener el tráfico y los niveles de contaminación lo más bajo posible ahora y salir de esta terrible situación con vistas a que haya menos vehículos pero más limpios en la carretera.»

Traducción para piensaChile: Martin Fischer

*Fuente: The Guardian

Artículo publicado en Medioambiente, Salud y etiquetado , , , . Puedes guardar el enlace permanente para futuras consultas.

Política de comentarios

  • Por favor, sé breve.
  • Los comentarios no relacionados con el tema del artículo no serán publicados.
  • Si deseas publicar tus textos, por favor envíalos a nuestro correo redaccion@piensachile.com y nos pondremos con contacto contigo.