El fraude de la OEA sobre la elección de ‎Evo Morales

  

Según la Organización de Estados Americanos (OEA), la elección presidencial realizada en Bolivia, ‎el 20 de octubre de 2019, estuvo marcada por un fraude tendiente a favorecer la reelección del ‎presidente Evo Morales, candidato del partido Movimiento Al Socialismo (MAS) [1].‎

La Constitución boliviana estipula que un candidato a la presidencia de la República gana la elección presidencial en la primera vuelta si obtiene más del 50% de los votos válidos o el 40% de ‎los votos válidos con un 10% más de votos que el segundo candidato más votado. Si ningún ‎candidato logra esas cifras, los dos candidatos más votados van a una segunda vuelta (balotaje). ‎

En la noche del 20 de octubre de 2019, los primeros resultados anunciados daban la victoria al ‎presidente Evo Morales –que buscaba la reelección– pero todavía existía la posibilidad de una ‎segunda vuelta. Sin embargo, se produce una interrupción del conteo de los sufragios, cuando ya ‎se había contabilizado el 83% de las urnas. En ese momento, el candidato Carlos Mesa Gisbert, ‎ex presidente y principal adversario del presidente saliente Evo Morales, y la OEA sospechan que ‎Morales estaba preparando un gran fraude. Cuando se reanuda el conteo, 22 horas después, ‎se anuncia la reelección de Evo Morales en la primera vuelta. ‎

Pero Carlos Mesa y la OEA denuncian una manipulación del escrutinio, en cuestión de horas ‎la OEA publica un informe acusador, se inicia una ola de graves disturbios –además de amenazas ‎e incluso ataques físicos contra alcaldes, senadores y diputados del MAS a través del país. ‎

Evo Morales es proclamado presidente reelecto pero el ejército y la policía lo “invitan” a dimitir, ‎lo cual finalmente hace en aras de poner fin a la violencia. Tras él dimiten los presidentes y ‎vicepresidentes del Senado y de la Cámara de Diputados –miembros del MAS– mientras que la ‎segunda vicepresidente del Senado, la opositora Jeanine Áñez, se autoproclama presidente interina de la ‎República. Evo Morales sale del país hacia México, desde donde denuncia un golpe de Estado. ‎

Cuatro meses después, dos investigadores del Massachusetts Institute ‎of Technology (MIT), John Curiel y Jack R. Williams, especialistas en estadística, acaban de publicar, el 27 de febrero de 2020, un ‎estudio detallado de las eventuales anomalías que pudieran aparecer en la progresión de los ‎resultados antes y después de la interrupción del conteo. ‎

Los dos especialistas del MIT subrayan que nada, absolutamente nada, justifica las acusaciones de ‎fraude plasmadas en los informes (2) de la OEA [2].‎

Cuba y Venezuela no son miembros de la OEA. ‎

Documentos adjuntos

[1Elections in ‎the Plurinational State of Bolivia October 20, 2019. Preliminary Finding Report to the General ‎Secretary, Secretariat for Strengthening of Democracy (SSD), OEA.

[2] “Bolivia dismissed its October elections as ‎fraudulent. Our research found no reason to suspect fraud”, John Curiel y Jack R. Williams, The ‎Washington Post, 27 de febrero de 2020.

Artículo publicado en Denuncia y etiquetado , , , , . Puedes guardar el enlace permanente para futuras consultas.

Política de comentarios

  • Por favor, sé breve.
  • Los comentarios no relacionados con el tema del artículo no serán publicados.
  • Si deseas publicar tus textos, por favor envíalos a nuestro correo redaccion@piensachile.com y nos pondremos con contacto contigo.