La Política y la Administracion del Estado

Recordando a Fayol (*)

Últimamente hemos sido testigos de todo tipo de descoordinaciones dentro de la Administración del Estado.  La principal causa de estos problemas parece ser la obsolescencia del sistema administrativo provocada por el estancamiento del mismo, deseado por algunos, para poder medrar del Estado o ignorado por distintas razones entre las cuales está la de “A río revuelto, ganancia de pescadores”.

Así los Cuerpos Armados han metido la mano en la caja y se han dado una buena vida, haciendo bastante lo que les da la gana sin control ninguno.  Y este es solo uno de los ejemplos.

Tenemos el Sename, como otro ejemplo de descontrol, que en vez de proteger a la infancia, la prostituye.  Tenemos la contaminación en la zona de Quintero, donde muere gente lentamente y las empresas del Estado y particulares no se “autocontrolan” o algo por el estilo.

Pero la culpa no es exclusivamente de ellos, porque el mundo no está poblado de ángeles sino que de humanos, y de las política de laissez faire de los gobiernos, que más que ser consecuencia de algún principio liberal, parece ser consecuencia de ineptitud administrativa.

Este gobierno, poblado de Ingenieros Comerciales, tiene la oportunidad de oro de modernizar los sistemas de Administración del Estado, acordándose del viejo Fayol y sus principios de Administración que son el ABC de cualquier estudiante de Administración y que se los recordaré a renglón seguido:

PLANIFICACIION —Objetivos estratégicos  y Objetivos futuros Políticas

ORGANIZACIÓN—Recursos de personal y Financiamiento y Eficiencia en el Trabajo

DIRECCION—Supervisión y Comunicación de los objetivos a todos los trabajadores

COORDINACION–Complementación de las actividades de todos los departamentos

CONTROL–Los administradores deben controlar que las actividades de la compañía están en línea con las políticas y objetivos de la empresa en general. Es también responsabilidad del administrador observar y reportar las desviaciones de los planes y objetivos, y coordinar las tareas para corregir posibles desviaciones.

La administración debe revisar y verificar que todo se haga de acuerdo con los planteamientos y las reglas establecidas y según las órdenes y directrices impartidas. Una manera de llevar a cabo el control es revisar y controlar que las actividades ejecutadas estén alineadas con las políticas y objetivos de la organización, revisar los resultados y reportar cualquier desviación que ocurra, distorsione los planes y aleje al departamento del cumplimiento de los objetivos-

Todas esas funciones del Estado son permanentes y no deberían depender de la administración que ocupe el cargo, ni de la política contingente.

Comprendo que cuando el objetivo principal de los que toman la administración es tomar el poder para usar al Estado para su beneficio particular, y no maximizar la eficiencia en la Administración del Estado para mejorar la gestión de los recursos, caemos en que la política contingente está siendo mal usada.  Ya no es la discusión sobre los objetivos como país, o de donde sacaremos los recursos que necesitamos para funcionar, sino que la discusión tiene por objetivo la defensa de las parcelas de poder y de las martingalas para obtener el poder.

Así una falla en el Control favorece enormemente a quienes usan el Estado para medrar de él como garrapatas.  Normas de Control relajadas como interpretación de la ideología liberal, son la excusa más frecuente, la otra es contarse el cuento de que las Instituciones del Estado están compuestas por gente honorable que se autocontrola.

Todos los que usan o disponen de dineros del Estado necesitan Control y ninguna Institución autónoma debería de tener el poder de disponer de recursos del Estado por su cuenta, ni compromenter recursos a largo plazo ni ceder controles.   Ni la Corfo, ni las Fuerzas Armadas y de Orden, ni Codelco que son las primeras que se me vienen a la cabeza.

Todas las decisiones sobre cierto monto de dinero o rango del compromiso, deberían pasar por el Parlamento y se firmadas por el Ejecutivo quien dará cuenta al  Pueblo, al Tribunal Constitucional a la Historia o a su conciencia.

Así no andaría volando el 10% de las Ventas Brutas del Cobre, ni el Litio, ni  los Salares del Norte, ni las ventas a futuro de Codelco, temas que deberían ser auscultados con lupa.

No somos un país industrial sino que extractivo  con muy poco valor agregado a nuestras materias primas.  Por lo tanto deberíamos cuidarlas y administrarlas con mucho cuidado, porque de ahí parte la capacidad de mantener a la población.

Nuestros millonarios no invierten en industrias en Chile, sino más bien están dedicados a los juegos financieros internacionales.  El Retail funciona gracias al endeudamiento de la población, y a China e India que producen baratísimo.  Y los saldos son reciclados en las ferias libres de todo el país.

Pero si China o India estornudan y se rompe la cadena por algún lado, como ser por exceso de endeudamiento, o por falta de control sobre nuestros recursos tales  como Población Sana y Capacitada, Agua, Energía Solar, Minerales estratégicos, o Contaminación de nuestra Agricultura de Exportación o de las regiones donde se concentra la mayoría de la población, Buenas Noches los Pastores…

Y  ¡saludos de parte del viejo Fayol!

 

(*)  Henri Fayol fue uno de los primeros teóricos en definir las funciones de la administración en su libro “Administración Industrielle et Generale” de 1916. Henri Fayol identificó 5 funciones de  la administración, las cuales son: planificación, organización, dirección, coordinación y control. Henri Fayol plantea en su teoría que estas funciones son universales, y que por lo tanto cada administrador debe ser capaz de aplicarlas en su trabajo diario.

Web y Empresas: https://www.webyempresas.com/las-5-funciones-de-la-administracion-de-henri-fayol/

 

Artículo publicado en Opinión y etiquetado , , , , . Puedes guardar el enlace permanente para futuras consultas.

Política de comentarios

  • Por favor, sé breve.
  • Los comentarios no relacionados con el tema del artículo no serán publicados.
  • Si deseas publicar tus textos, por favor envíalos a nuestro correo redaccion@piensachile.com y nos pondremos con contacto contigo.