Arriba

“Cuando las mujeres del mundo nos organizamos la tierra tiembla”

(Imagen: DyN)

Una multitud marchó por el Día de la Mujer desde Congreso a Plaza de Mayo bajo las consignas “Ni una menos” y “Vivas nos queremos”. En la plaza se leyó un documento que denunció que en la Argentina hay un femicidio cada 18 horas. “Salimos a las calles en defensa de nuestras vidas y por nuestros derechos como mujeres y como trabajadoras”, expresaron y remarcaron: “El paro a Macri se lo hicimos las mujeres”.

 “Toda lucha feminista es la que nos tiene a las mujeres organizadas contra el patriarcado en las calles, en las plazas, en las casas y en las camas”, resumió el documento final de la marcha por el Día de la Mujer, leído en el escenario montado en la Plaza de Mayo. Antes hubo un paro de mujeres desde el mediodía y luego una multitudinaria marcha desde el Congreso. Las movilizaciones se replicaron en otros 51 países del mundo.

El texto consensuado por el colectivo Ni Una Menos denunció que en 2017 en nuestro país una mujer es asesinada cada 18 horas, ante lo que exigieron “una Justicia que no ampare el poder patriarcal”. “Basta de femicidios: el machismo, la misoginia y el odio hacia lesbianas mujeres bisexuales y trans, nos matan”, remarcaron. Rechazaron el desmantelamiento de la Maternidad Estela de Carlotto y la disminución del presupuesto del Consejo Nacional de Mujeres.

“Salimos a las calles en defensa de nuestras vidas y por nuestros derechos como mujeres y como trabajadoras”, remarcó el documento leído por la locutora y periodista Liliana Daunes. “Paramos las ocupadas y desocupadas, las asalariadas y las que cobramos subsidios, las cuentapropistas y las que realizamos tareas domésticas y de cuidado”, se leyó desde el escenario. Hubo expresiones de rechazo al ajuste encarado por el gobierno de Mauricio Macri y al endurecimiento de la Ley de Migraciones, además de un reclamo por la apertura de paritarias sin techo y el apoyo a la huelga de los y las docentes.

Télam

Entre los puntos reclamados estuvieron el acceso de mujeres, lesbianas, travestis y trans a todas las categorías laborales en igualdad de condiciones con los hombres; el fin de la brecha salarial; el reconocimiento del “trabajo doméstico y reproductivo” de las mujeres en su aporte como valor económico; el acceso a licencias y asignaciones por violencia de género; licencias más amplias por paternidad y maternidad; paridad en la representación gremial, y la implementación de la ley de cupo laboral para personas trans.

El documento final de la marcha también pidió por el aborto legal, seguro y gratuito y recordó que en 2016 fue presentado por sexta vez en el Congreso el proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo. “El aborto clandestino es la principal causa de muerte de mujeres gestantes”, denunciaron y agregaron que “el aborto ilegal es femicidio en manos del Estado”. En esa línea, apuntaron contra “los estados femicidas de El Salvador, Honduras, Nicaragua, República Dominicana, Haíti y Surinam”, los únicos 6 países latinoamericanos con prohibición absoluta del aborto.

Télam

Además, en el acto se exigió la libertad de Milagro Sala y de las otras cuatro integrantes de la Tupac Amaru detenidas en Jujuy: Gladys Díaz, Mirta Guerrero, Mirta Aizama y Graciela López. También se reclamó el sobreseimiento de las seis activistas detenidas y liberadas ayer acusadas de “daños”, la absolución para Belén –la joven tucumana condenada por haber llegado al hospital con un aborto espontáneo– y la libertad para Higui –procesada por homicidio después de defenderse de una patota que pretendió violarla-.

Otro apartado del documento final rechazó la “la violencia simbólica que ejercen los medios de comunicación”, incluidas “la cristalización de los estereotipos de género” y la “invisibilización” de las luchas feministas. También se declamó contra la Iglesia Católica y las iglesias evangelistas: “Repudiamos su ofensiva en toda América Latina contra lo que llama ‘ideología de género’, mientras protege a los curas abusadores”.

Télam

“Por un movimiento internacional feminista que revolucione nuestro lugar en el mundo”, cerró el documento, que retomó palabras de la filósofa y activista estadounidense Angela Davis al llamar a “un feminismo inclusivo y de intersección que nos invite a todas, a todos, a todes a unirnos a la resistencia al racismo, a la islamofobia, al anti-semitismo, a la misoginia, a la explotación capitalista”. “¡Ni una menos! ¡Vivas nos queremos!”, gritaron las cientos de miles de mujeres presentes en la Plaza de Mayo para cerrar el masivo acto.

Durante la desconcentración de la marcha hubo algunos incidentes con la policía frente a la Catedral, donde un grupo de mujeres intentó prender fuego y realizó pintadas con frases como “aborto legal” y “sin yuta no hay trata”.

*Fuente: Página 12

Artículo publicado en Derechos Humanos y etiquetado , , . Puedes guardar el enlace permanente para futuras consultas.

Política de comentarios

  • Por favor, sé breve.
  • Los comentarios no relacionados con el tema del artículo no serán publicados.
  • Si deseas publicar tus textos, por favor envíalos a nuestro correo redaccion@piensachile.com y nos pondremos con contacto contigo.