Las fotografías tomadas donde se encontraba el cadáver de Allende no se han peritado en la investigación judicial sobre su muerte

El instructor del reciente sumario sobre la muerte del presidente Allende (1) aportó al Servicio Médico Legal (SML), para su correspondiente peritaje, los documentos de la investigación realizada por la Justicia Militar en 1973, según consta en el informe del SML fechado el 7 de abril de 2011 (2). Entre ellos figura el informe balístico del 12 de septiembre de 1973 (3), al que acompañan las fotografías tomadas en el lugar donde fue encontrado el cadáver de Allende, identificandolas con letras que van de la A a la Z (4).

En el citado informe del SML consta una “fotografía” del cadáver del presidente Allende, sin identificar, que muestra, sorprendentemente, el logotipo de la Televisión Nacional de Chile –TVN-, lo que permite establecer su procedencia: Es una imagen tomada del documental “Chile. Golpe de Estado” emitido por aquel canal televisivo, correspondiente a la fotografía A adjunta al informe de balística enviado al SML por el Instructor del sumario (5).

Cabe preguntarse aquí por qué el SML no reprodujo la copia de la fotografía A de aquel informe de balística. Al observarla (6), la respuesta es obvia: porque cualquiera haya sido lo que el SML quiso demostrar, aquella copia no conseguiría hacerlo porque su calidad técnica es tan deficiente que no permite mostrar nada, por lo que el SML decidió reemplazarla por aquella imagen tomada del referido documental (5).

El SML se refiere a aquella imagen como una “fotografía” que ilustra “la posición en la que la PDI [Policía de Investigaciones] finalmente encuentra el cadáver [de Allende]…”, según consta en la leyenda de la figura de la que forma parte y en la que también se menciona “la posición original” del cuerpo de Allende, que se ilustra en el croquis reproducido junto a aquella “fotografía”; asimismo, en el encabezamiento de aquella figura se lee que “esquematiza la posición primaria que habría tenido el cuerpo y la posteriormente fijada por personal de la PDI” (7).

Sin embargo, en esta nota (8) se reproducen conjuntamente aquel croquis y el precedente para constatar que el cambio de posición consignado e ilustrado en el peritaje policial no fue el del cadáver de Allende, sino el del fusil hallado junto al mismo que el testigo de su suicidio habría realizado. Así pues, el SML cometió un burdo error en su peritaje documental y consecuencia de ello fue que no consideró pericialmente el hecho consignado policialmente, es decir, que el testigo del suicidio cambió la posición del fusil hallado junto al cadáver, un hecho excepcional según la ciencia forense (9). Aquel testigo, el médico Patricio Guijón Klein, declaró ante el Instructor del sumario que él cambió la posición del arma hallada junto al cadáver del presidente Allende sin que tuviera explicación de por qué lo hizo (10), siendo ponderable que el Instructor ni siquiera le preguntara para tratar de encontrarla.

El SML concluye en el mismo Informe que la posición de la palanca del selector de tiro del fusil relacionado con la muerte del presidente Allende no está establecida en la documentación de la Justicia Militar (2), pero el propio SML y los peritos internacionales lo desmienten en su Análisis Integrado (11) al afirmar que el “análisis balístico de fotografías del arma” revela que la palanca del fusil hallado junto a su cadáver estaba en posición automática (ráfaga). Sin embargo, las fotografías aludidas en el Análisis Integrado no están identificadas ni reproducidas y su “análisis balístico”, es decir, el informe de balística del experto David J. Pryor del 18 de julio de 2011 (12), consistió solo en su observación de “la fotografía del rifle” que se le suministró, sin identificarla ni reproducirla.

Aquella “fotografía del rifle” está reproducida, pero sin identificar, en un documento no sumarial del SML que compendia de forma ilustrada los peritajes relacionados con la muerte del presidente Allende y su simple observación evidencia que no es una fotografía, sino un burdo montaje fotográfico que muestra hasta tres veces el logotipo de la Televisión Nacional de Chile –TVN- (13). Aquel logotipo ha permitido establecer que se trata de imágenes tomadas del documental antes referido (5), que corresponden a la fotografía I que acompaña a aquel informe de balística aportado por el Instructor del sumario al SML (3 y 4).

La copia de la fotografía I que el Instructor del sumario aportó al SML tiene una calidad técnica tan mala que apenas se distingue en ella el lado derecho del fusil hallado junto al cadáver de Allende, en el que apenas se vislumbra la palanca del selector de tiro del mismo (14); en consecuencia, si dicha copia fotográfica hubiera tenido una mínima calidad técnica, el SML podría haber constatado la posición de aquella palanca.

Así pues, no es cierta la conclusión del SML de que “se desconozca” la posición de la palanca de tiro del fusil hallado junto al cadáver de Allende porque no se la menciona en ninguno de los informes periciales redactados cuando ocurrió su muerte (2), sino porque la copia de la fotografía en la que está constatada no consigue mostrarla como consecuencia de su pésima calidad técnica. Ante lo recién denunciado cabe preguntarse ¿por qué entonces el SML no informó al Instructor del sumario que la mala calidad técnica de la copia de la fotografía I hacía imposible su peritaje?

Sea cual sea la respuesta, al experto en balística Pryor no se le mostró aquella copia de la fotografía I de baja calidad técnica, sino el burdo montaje de la misma, y que él peritó (13), aunque en su informe afirma haber peritado la “fotografía del rifle” (12). Y los peritos internacionales y del SML encubrieron lo recién denunciado denominándolo el “análisis balístico de fotografías del arma” en su Análisis Integrado (11), en el que, significativamente, no reprodujeron el burdo montaje de la fotografía I. Así, los peritos internacionales y del SML han logrado que la existencia de aquel burdo montaje fotográfico pase desapercibida a quien lea el sumario y, en consecuencia, no se haga las lógicas preguntas que su existencia suscita.

Y es muy probable que quien esté leyendo el presente trabajo ya se haya preguntado ¿cuántas copias de las fotografías que se tomaron en el sitio donde se hallaba el cadáver de Allende y que el Instructor entregó al SML y al experto Pryor tienen una pésima calidad técnica? La respuesta es: Todas. Y todas ellas constan en la copia del proceso militar que fue instruido por el fiscal Joaquín Erlbaum Thomas (15), quien, siendo Brigadier (r) del Ejército, la entregó motu proprio en su declaración judicial de 3 de marzo de 2011 al Instructor del sumario (16), quien ordenó al Laboratorio de Criminalística Central que la transcribiera (17).

Cuando el Sr. Erlbaum entregó la copia del proceso que él instruyó por la muerte del presidente Allende, ya había ratificado en la misma declaración “que no mantenía en su poder ningún tipo de documento relacionado con la muerte del ex Presidente Allende”, lo que previamente había declarado enfáticamente a la Brigada de los DD.HH. (16) siendo esto, en consecuencia, falso. Para ponderar esta falsedad constatada en el sumario hay que tener en consideración que no suscitó respuesta del Instructor del sumario, quien tampoco solicitó al brigadier (r) Erlbaum que explicara la razón por la que mantenía en su poder aquella copia del proceso, a pesar de estar en “situación de retiro” del Ejército desde 1988 (16).

El hecho de que el brigadier (r) Erlbaum entregara aquella copia del proceso militar impresa en “papel de fax” (15) contribuyó, que duda cabe, a que la calidad técnica de sus copias fotográficas fuera pésima, impidiendo así que éstas fueran peritadas. En efecto, el experto en balística Pryor describe vagamente lo que varias “imágenes” muestran, pero sin identificarlas, y luego afirma que fue incapaz de estudiarlas en detalle debido a la deficiente calidad de su reproducción (12).

Sin embargo, el experto Pryor afirma que observó “la fotografía que muestra el cuerpo de Dr. Allende con el fusil atravesado y su cabeza con lesiones masivas”, pero no la identifica ni la reproduce en su informe (12), por lo que debe ser cuestionada: Solo las fotografías identificadas con las letras A y B muestran conjuntamente los detalles que él describe en aquella “fotografía”, es decir, el fusil atravesado sobre el cuerpo de Allende y las lesiones masivas de su cabeza (18),

Nota 18pero las correspondientes copias fotográficas que él pudo consultar no muestran esto debido a su pésima calidad técnica, como se observa y comprueba en la siguiente nota (19).

Nota 19

En consecuencia, el experto Pryor no describió aquellos detalles del cuerpo de Allende y de su fusil luego de observarlos en una fotografía, sino en un montaje de cualquiera de aquellas fotografías, como el que de la fotografía A se observa en la notas 5 y 7.

El propósito de que las copias fotográficas del proceso entregado por el brigadier (r) Erlbaum tuvieran una pésima calidad técnica fue, digámoslo sin ambages, impedir que mostrasen detalles de interés médico-legal y, en consecuencia, debe considerarse un logro del Sr. Erlbaum similar a la “desaparición” del rollo de los negativos de aquellas fotografías que ocurrió cuando él, siendo Fiscal, instruía aquel Proceso.

En efecto, el rollo de aquellos negativos quedó en poder de un “Oficial del Ejército” al día siguiente de que se tomaran las fotografías correspondientes en el lugar donde fue encontrado el cuerpo de Allende, según consta en la declaración judicial del perito fotógrafo que las tomó. Este perito, Enrique Contreras Riquelme, declaró que el rollo de negativos fue entregado a aquel “Oficial del Ejército”, del que “ignoraba su nombre y cargo”, por el Jefe del Laboratorio de la Policía Técnica, Luis Raúl Cavada Ebel, a quien él, como encargado de su custodia, lo había entregado previamente. Y aquella entrega está acreditada en un escrito firmado por el Jefe del recién citado Laboratorio, que el fotógrafo adjuntó a su declaración judicial, en el que consta que el citado rollo contenía “37 cuadros impresionados [negativos] correspondientes a la fijación del S.S. [Sitio del Suceso] de la muerte” de Allende (20).

Así pues, en la copia del proceso que el brigadier (r) Erlbaum entregó al magistrado Carroza (4) no figuran las copias fotográficas correspondientes a 12 de los 37 negativos de aquel rollo. Para ponderar lo recién denunciado hay que saber que en el sumario no consta que su Instructor, el magistrado Carroza, solicitase al brigadier (r) Erlbaum que respondiera a las preguntas que lo documentado en el párrafo anterior suscita: 1. ¿Por qué no está consignado en el proceso que él instruyó el rollo con los 37 negativos correspondientes a las fotografías relacionadas con la muerte de Allende que el Jefe del Laboratorio de la Policía Técnica entregó a un “Oficial del Ejército”? Y 2. ¿Por qué en la copia de aquel proceso que él entregó en su declaración judicial figuran solo 25 copias de las 37 fotografías que se tomaron en el sitio donde se hallaba el cadáver de Allende?

En base a lo expuesto hasta aquí, denunciamos que en el sumario instruido por el magistrado Carroza para establecer la causa de la muerte del presidente Allende solo existen las copias correspondientes a 25 de las 37 fotografías tomadas en el sitio donde fue hallado el cadáver de Allende y que la calidad técnica de las existentes es tan deficiente que nada muestran y, en consecuencia, el correspondiente peritaje de las mismas no se ha realizado.

Asimismo, denunciamos a continuación que en aquel sumario existen unas copias de muy buena calidad técnica, de fotografías tomadas en el lugar donde se encontraba el cadáver de Allende que no han sido peritadas, porque el Instructor del mismo ha omitido ordenar que lo fueran. Y para que esta denuncia sea comprensible y quede demostrada documentalmente se debe reseñar lo siguiente:

El Sub Comisario Roberto Gaete Díaz de la Brigada de los DD.HH de la Policía de Investigaciones informó en febrero de 2011 al Instructor del sumario que había averiguado, “en virtud de un documento” que aportaba, que un “sujeto particular” poseía una copia del proceso instruido por la Fiscalía militar por la muerte del presidente Allende, y que lo dicho concordaba con lo que el Sr. Erlbaum Thomas, el Fiscal militar que instruyó aquel proceso, había declarado ante él: “que desconocía el destino o actual paradero” del mismo (21).

Sin embargo, en aquel “documento”, un anuncio de venta por Internet de un “Expediente de Allende” que ya había sido cerrado (21), no se precisa que fuera una copia del Proceso sobre su muerte tramitado por la Fiscalía militar, y en la declaración policial del Sr. Erlbaum, que no prestó ante aquel Sub Comisario, sino ante otros dos funcionarios de la Brigada de los DD.HH., no consta “que desconociese el destino o actual paradero” del proceso que él, siendo Fiscal militar, instruyó (22). Pero si de algún modo lo hubiese declarado, su veracidad sería cuestionable porque es notorio el destino de los procesos tramitados por tribunales militares en tiempo de guerra, entre los que figuraba el instruido por el señor Erlbaum cuando era Fiscal militar “contra Ex mandatario Salvador Allende Gossens” (15): Fueron destruidos el 14 de noviembre de 1989 mediante una bomba incendiaria en la Escuela de Educación Física del Ejército, donde habían sido archivados (23), como muy bien sabía el magistrado Carroza desde principios de 2002 (24).

En cualquier caso, la Brigada de los DD.HH. justificó con aquella información la solicitud al magistrado Carroza que éste concedió: La autorización judicial para realizar las actuaciones que permitieran identificar y entrevistar a quien anunció la venta del “Expediente Allende” y “todas las que de éstas deriven”, siendo la última de éstas la incautación de aquel expediente, que “correspondería a la investigación realizada por la Primera Fiscalía Militar de Santiago” por la muerte de Allende, al empresario que anunció su venta por Internet el 28 de diciembre de 2009 (25).

Este empresario halló aquella copia del proceso militar durante las labores de “demolición y comercialización de materiales” de la casa de José Horacio Ried Undurraga, Coronel de Justicia (r) del Ejército que falleció en enero del 2005 (25), quien la habría mantenido en su poder desde el dos de abril de 1975, fecha en la que como Auditor del Ejército, y siendo entonces Teniente Coronel (J), firmó, junto al general Julio Polloni Pérez, la aprobación del Sobreseimiento Definitivo y Total de dicho proceso que el fiscal Erlbaum Thomas había solicitado en su dictamen (15 y 17).

La copia incautada del proceso militar quedó el 15 de marzo del 2011 como Anexo No. 10-2011 bajo custodia del magistrado Carroza, quien refiriéndose a la misma como “una copia del expediente de la Justicia Militar”, ordenó al LACRIM el peritaje correspondiente, que concluyó con que ésta y la copia del proceso que el brigadier (r) Erlbaum entregó a al Magistrado “tienen como origen una matriz común”, según consta en su informe del 26 de agosto de 2011 (17).

Antes, la TV de Chile había emitido el documental La Duda (26), que realizó la periodista Paulina de Allende Salazar basándose explícitamente en la copia del proceso militar encontrada en la casa del Auditor del Ejército que firmó la aprobación de su sobreseimiento, y el empresario que allí la halló y la puso a la venta en Internet, declaró ante el magistrado Carroza al día siguiente de que se emitiera La Duda. La lectura de su declaración del 31 de mayo de 2011 evidencia que él, antes de que aquella copia del proceso militar le fuera incautada por la Brigada de los DD.HH., la mostró a la periodista recién citada y a su equipo, quienes la revisaron “acuciosamente” (27). Además, el equipo televisivo fotografió aquella copia del proceso militar porque en el documental La Duda se exhibieron sus copias de las fotografías tomadas en el sitio donde se hallaba el cadáver de Allende, debiéndose resaltar en el presente trabajo que aquellas copias tienen una calidad técnica muy buena, como se puede comprobar en las imágenes de la nota (18) y de la nota (28), todas ellas tomadas de aquel documental. Y teniendo en consideración que aquellas copias con buena calidad técnica de las fotografías tomadas donde se hallaba el cadáver de Allende estaban en poder del magistrado Carroza desde el 15 de marzo de 2011 (29), hay que deducir la razón por la cual este Magistrado no las puso a disposición del SML y del experto Pryor para el peritaje correspondiente. Mi hipótesis de trabajo es que aquellas copias fotográficas muestran detalles médico-legales que desmienten las conclusiones de los peritos internacionales y del SML en las que el Magistrado sustenta su resolución: La confirmación de la versión del suicidio del presidente Allende que las Fuerzas Armadas y Carabineros propalaron unas dos horas antes de que los peritos policiales acudieran a inspeccionar el sitio donde se halló su cadáver y unas 6 horas antes de que dos médicos legistas iniciaran la práctica de su autopsia (30). Las pesquisas que refuten o confirmen dicha hipótesis serán presentadas en un próximo trabajo.

El autor, Julián Aceitero Gómez (Córdoba -España-, 1955) es doctor en medicina y autor de dos artículos publicados en piensaChile que fueron incorporados a la Causa Rol No. 77/2011 sobre la muerte del presidente Allende por la parte querellante ADDHEE Ong & COGEMAR; asimismo, es co-autor del artículo “Lo que los lentes de Allende nos permiten ver”, relacionado con la misma causa judicial, también publicado en piensaChile. Su trabajo “Los residuos de disparo en la cabeza de Allende no se corresponden con el disparo a contacto bajo su mentón”, publicado por El Clarín de Chile, fue remitido por la misma parte querellante a la Corte Suprema para su consideración como antecedente en esta Causa. Además, ha publicado en piensaChile los artículos siguientes sobre la misma Causa: “La falsificación del informe de la autopsia de Allende”, “La versión oficial de la muerte de Allende el 11 de septiembre de 1973: I. La identidad de las autoridades que entonces la establecieron”,La Corte Suprema ante la falsificación del informe de la autopsia de Allende”, “La falsificación de los documentos médico legales de la muerte de Allende publicados en el libro La Conjura”, “La acreditación por el Poder Judicial del proceso militar sobre la muerte de Allende es una farsa”,Las falsedades del Informe del sitio donde se halló el cadáver de Allende”,La falsedad de la ilustración sumarial de la posición en que fue hallado el cadáver de Allende”, “El arma peritada por la Sección de balística de la Policía Técnica no fue la que se halló junto al cadáver de Allende” y La representación sumarial de la posición del fusil y de la postura adoptada por Allende al momento del disparo es falsa.

 NOTAS:

(1) Causa Rol 77/2011 del 34º Juzgado del Crimen de Santiago de Chile. Instructor: Magistrado Mario Carroza Espinosa. Fecha de apertura: 25/01/2011. Fecha de Sobreseimiento Total y Definitivo: 13/09/2012.

(2) Informe médico pericial del Servicio Médico Legal del 7 de abril de 2011. En fojas 347 a 359 de la Causa Rol 77-2011 (1).

(3) Pre-informe. Inspección ocular Palacio La Moneda por muerte Señor SALVADOR ALLENDE GOSSENS de 12 de septiembre de 1973 (Informe No. 2816) de la Sección de Balística del Laboratorio de la Policía Técnica (LAPOTEC), el actual Laboratorio de Criminalística Central (LACRIM). En las fojas 17 a 20 de la copia del Proceso rol No. 1032-1973 (15), que corresponden a las páginas 20 a 23 de la Transcripción del LACRIM de la copia de dicho Proceso (17).

(4) Las fotografías del Cuadro Gráfico Demostrativo No. 1416/73 están identificadas con letras, desde la A a la Z (27 copias), según consta en el Pre-informe antes citado al que acompañan (3). Sin embargo, las copias fotográficas no acompañan al citado Pre informe en la copia del Proceso Rol No. 1032-1973 (15), sino que figuran en las fojas 40 a 64 de ésta, que corresponden a las páginas 56 a 80 de la Transcripción del LACRIM de la copia de dicho Proceso (17); además, tanto en la copia del proceso como en transcripción de la misma faltan las copias de la Fotografía Y y la de la Fotografía Z. En consecuencia, en la copia del Proceso Rol No. 1032-1973 (15) y en su Transcripción hay 25 copias correspondientes a las fotografías tomadas donde se hallaba el cadáver de Allende.

 (5)

Nota 5

Documental Chile. Golpe de Estado. Santiago Pavlovic. Emitido por la Televisión Nacional de Chile en 1993.

 (6)

Nota 6

(7) Del Informe médico pericial del Servicio Médico Legal del 7 de abril de 2011 (2) se reproduce la Figura No.1 que consta en la foja 352 de la Causa Rol 77/2011 (1):

Nota 7

(8)

Nota 8

Los croquis 15253 y 15254. En las fojas 65 y 66, respectivamente, de la copia del Proceso Rol No. 1032/73 (15), que corresponden a las página 81 y 82, respectivamente, de la Transcripción del LACRIM de la copia de aquel Proceso (17). Hay que denunciar que sus imágenes en dicha copia del Proceso son de pésima calidad técnica y en la Transcripción de ésta han sido distorsionadas. Los croquis arriba reproducidos están tomados de una publicación de Archivos de Chile disponible en:

http://archivoschile.org/wp-content/uploads/2011/07/Informe-balistico-Allende.pdf

 

(9) Heridas por arma de fuego. Aspectos prácticos sobre las armas de fuego, balística y técnicas forenses. Vincent J.M. Di Maio. 1ª edición, 1ª reimpresión. Buenos Aires. La Rocca. 2007. Título original en inglés: GUNSHOT WOUNDS, 1999, CRC Press LLC. Boca Raton.

 

(10) Declaración judicial del testigo Patricio Guijón Klein. En fojas 254 a 260 de la Causa Rol 77-3011 (1).

 

(11) Informe de Exhumación y análisis multidisciplinario del cadáver de Salvador Allende Gossens o Análisis Integrado, abreviadamente. En fojas 1359 a 1378. Disponible en el vínculo:

http://www.fundacionsalvadorallende.cl/wp/wp-content/uploads/2011/07/info-SML_Pdte-Allende.pdf

http://www.poderjudicial.cl/noticias/File/Analisis%20integrado.pdf?opc_menu=&opc_item=

 

(12) Informe Pericial Balístico de 18 de julio de 2011 del consultor inglés David J. Pryor: La versión original en inglés en fojas 1335-1352 de la Causa Rol 77/2011 (1). Su traducción al español en las fojas 1434-1450 de la misma Causa (1).

Disponible en: http://www.poderjudicial.cl/noticias/File/Informe%20Balistico.pdf?opc_menu=&opc_item=

 

(13) Estudio Pericial de Causa de Muerte. Dr. Salvador Allende Gossens. Protocolo 57-11F. Causa ROL. Nº 77-2011. Disponible en:

http://www.fundacionsalvadorallende.cl/wp/wp-content/uploads/2011/07/SAG.expo_.familia-Pdte-Allende.pdf De la página 21 del mismo se reproduce parte del peritaje balístico del experto David J. Pryor (12):

Nota 13

 

(14)

Nota 14 

  (15)  Copia del Proceso Rol No. 1032/1973 de la Primera Fiscalía Militar dependiente del Segundo Juzgado Militar de Santiago. Fecha de Inicio, ordenado por el general del Ejército Sergio Arellano Stark: 28 de diciembre de 1973. Instructor: Mayor (J) Joaquín Erlbaum Thomas. Fecha de Sobreseimiento Total y Definitivo: 2 de abril de 1975 aprobado por el general del Ejército Julio Polloni Pérez y el auditor del Ejército José Horacio Ried Undurraga.

Aquella copia del proceso, impresa en “papel de fax”, fue entregada por el brigadier (r) del Ejército Joaquín Erlbaum Thomas durante su declaración judicial de 3 de marzo de 2011 (16) al Instructor de la Causa Rol 77-2011 (1) y se encuentra bajo custodia del Tribunal como Anexo No. 9-2011. Sus 291 páginas fueron fotografiadas por el LACRIM, resultando el Anexo No. 31-2011.

(16) Declaración judicial del brigadier (r) del Ejército Joaquín Erlbaum Thomas de 3 de marzo de 2011. En fojas 230 a 232 de la Causa Rol 77-2011 (1).

(17) Informe Pericial Documental No. 1350/2011 del 26 de agosto de 2011 del LACRIM. En fojas 1998 a 2003 de la Causa Rol 77-2011 (1). Se adjunta la Transcripción de la copia del Proceso Rol No. 1032/1973 (15), que constituye el documento pericial que como Anexo No. 64-2011 se encuentra bajo custodia del Tribunal.

(18) Imágenes del documental La Duda de la Televisión Nacional de Chile (26) correspondientes a la fotografía 1416/73-A y la fotografía 1416/73-B tomadas donde se encontraba el cuerpo del presidente Allende.

Nota 18

(19) Imágenes correspondientes a la fotografía 1416/73-A y la fotografía 1416/73-B que constan en las fojas 41 y 42, respectivamente, de la copia del Proceso Rol No. 1032/73 entregada por el brigadier (r) Erlbaum al Instructor del sumario (15). Compárese su calidad técnica (pésima!!) con la de las imágenes de la nota precedente (18)

Nota 19

(20) Declaración judicial el 4 de julio de 2011 del fotógrafo Julio Contreras Riquelme. En fojas 1106 a 1109 de la Causa Rol 77-2011 (1). Adjunto a la misma, en la foja 1110 de la misma Causa, consta el escrito que aquí se reproduce:

Nota 20

(21) Comparecencia del Sub Comisario Roberto Gaete Díaz el 22 de febrero de 2011 ante el Instructor de la Causa Rol 77-2011 (1): En la foja 193 y el documento que acompaña en la foja 192 de la mencionada Causa (1).

(22) Declaración ante la Brigada de los DD.HH. del brigadier (r) del Ejército Joaquín Erlbaum Thomas el 15 de febrero de 2011. En fojas 214 a 216 de la Causa Rol 77-2011 (1).

 (23) Respuesta del Ejército a la solicitud por parte del Ministerio de Defensa de un proceso instruido por la Justicia militar luego del golpe cívico-militar del 11 de septiembre de 1973: “…los procesos tramitados por tribunales militares en tiempo de guerra fueron originalmente archivados en dependencias de la entonces Escuela de Educación Física del Ejército, expedientes que en su gran mayoría resultaron destruidos a raíz de un atentado con bomba incendiaria que afectó al citado instituto, ocurrido el día 14 de noviembre de 1989”.

http://www.emol.com/noticias/todas/2002/02/27/79750/sumarios-de-consejos-de-guerra-durante-gobierno-militar-desaparecieron-en-1989.html

http://archivoschile.org/2012/01/fiscalias-militares/#expedientes-incinerados

(24) El magistrado Carroza, ya en 2002, habría enviado 7 oficios al Ejército para saber si el proceso militar instruido contra el GAP Domingo Blanco Tarrés se hallaba entre aquellos que fueron destruidos según se reseña en la nota precedente (23).

http://www.memoriaviva.com/Desaparecidos/D-B/blanco_tarres__domingo_bartolome.htm

http://www.archivochile.com/Derechos_humanos/boletin_ddhh/ddhhbolet0040.pdf

(25) Informe de la Brigada de los DD.HH. del 14 de marzo de 2011 dirigido al Instructor del sumario. En fojas 278 a 288 de la Causa Rol 77-2011 (1).

(26) Documental La Duda, de la periodista Paulina de Allende Salazar, emitido por la Televisión Nacional de Chile el 30 de mayo de 2011.

(27) Declaración judicial del empresario al que se le incautó la copia del proceso militar sobre la muerte de Allende, en la que se sustentó el documental La Duda. En fojas 979 a 982 de la Causa Rol 77-2011 (1).

(28) Imágenes del documental La Duda (26) que corresponden a varias copias de las fotografías tomadas donde se encontraba el cadáver de Allende.

Nota 28

(29) En la foja 295 de la Causa Rol 77-2011 (1).

(30) Existe una grabación sonora en la que el almirante Carvajal informa al general Pinochet del suicidio de Allende: “THEY SAID THAT ALLENDE HAD COMMITTED SUICIDE” en torno a las 14 h del 11 de septiembre de 1973. Esta grabación es propiedad de la revista Análisis, ha sido transcrita en el libro Interferencia Secreta de la periodista Patricia Verdugo y se puede escuchar en el documento sonoro Las últimas horas de Salvador Allende de Francisco J. Navarro, disponible en el vínculo:

Un Inspector y un Detective de la Brigada de Homicidios, junto con varios peritos del Laboratorio de la Policía Técnica concurrieron adonde se encontraba el cadáver en torno a las 16:20 h y su autopsia comenzó a las 20 h (15).

Artículo publicado en Análisis, Historia - Memoria, Opinión y etiquetado , , , , . Puedes guardar el enlace permanente para futuras consultas.

Política de comentarios

  • Por favor, sé breve.
  • Los comentarios no relacionados con el tema del artículo no serán publicados.
  • Si deseas publicar tus textos, por favor envíalos a nuestro correo redaccion@piensachile.com y nos pondremos con contacto contigo.