Copa mundial de fútbol y sionismo

De entrada el lector se preguntará, ¿qué tiene que ver el máximo torneo futbolístico con el perverso sionismo, responsable de una nueva masacre en Palestina? Pues mucho, y es que ciertas corporaciones multinacionales que patrocinan al campeonato mundial, están vinculadas de una u otra forma con ese movimiento que tanto daño ha hecho a media humanidad. A continuación señalamos algunas de esas corporaciones y su relación con el sionismo:

1)      Coca-Cola:

Compañía especializada en la elaboración de gaseosas, productos altamente nocivos para nuestros organismos, por su alto contenido de azúcar y aditivos potencialmente alergénicos y cancerígenos; multinacional vinculada con el Estado terrorista de Israel y el lobby sionista-estadounidense en diversos aspectos:

“Las relaciones entre Israel y la empresa Coca Cola han trascendido siempre el plano meramente económico. Entre ellos, no sólo fluyen los dólares, sino también el amor. Coca Cola es un actor decisivo a la hora de promocionar a Israel y defender los intereses de tal estado. Un recorrido por la historia lo prueba.

Coca Cola Co lleva desde 1966 en Israel (…) en 1997, Coca Cola fue galardonada en la cena de premios del «Comercio israelí», por sus 30 años de reiterado apoyo al Estado sionista. Además, Coca Cola patrocina y alberga en sus instalaciones desde 2001, la edición anual de los Premios de la Cámara de Comercio USA-Israel. Esta institución, al igual que la multinacional, tienen su sede en Atlanta.

En 2009, el premio anual patrocinado por Coca Cola, fue a parar al Lobby israelí AIPAC, «por su campaña de lobby en el Senado de USA, para que rechazara la llamada de la ONU al alto el fuego inmediato durante el bombardeo de la franja de Gaza.»

Y para colmo, y con cierto ánimo de irritar a los palestinos, Coca Cola sacó un polémico anuncio en el que pintaba la Mezquita de la Roca, lugar sagrado para los musulmanes, con el símbolo de Coca Cola, bajo el lema «Drink Coca Cola, Support Israel!» («Bebe Coca Cola. Apoya a Israel»)”. http://www.rebelion.org/noticia.php?id=112368

2)      McDonald’s:

Corporación dedicada a la distribución de la llamada comida rápida, en su mayor parte perjudicial para la salud humana por su alto contenido de grasas saturadas, carbohidratos simples y preservativos artificiales, razón por la que también es denominada comida chatarra. Empresa relacionada directamente con los intereses sionistas en Estados Unidos y con el Estado de Israel; de hecho su “presidente Jack M. Greenberg es director honorario de la Cámara de comercio e industria americo-israelí de la ciudad de Chicago. Por otra parte McDonald’s es empresa partner de la Jewish United Fund.

La Jewish United Fund es un organización que trabaja para «mantener el apoyo norteamericano militar, económico y diplomático a Israel, y cuando sea necesario prestar apoyo mediático a los intereses israelíes.» http://www.lahaine.org/index.php?p=16435

 

3)      Johnson-Johnson:

Empresa que elabora dispositivos médicos y de diversos productos médicos y de cuidado e higiene personal. Importante colaboradora de Israel desde el punto de vista económico:

“En el 50 aniversario de la creación del Estado de Israel, Roger S. Fineon, en representación de Johnson & Johnson recibió el premio denominado Jubilee Award de las manos del entonces primer ministro israeli Netanyahu. Este es el mayor galardón que Israel concede a las empresas e individuos que con sus inversiones y relaciones comerciales en mayor medida han ayudado en afianzar la economía israelí”. http://voto-economico.blogspot.com/2006/08/boicot-johnson-johnson-boicot-israel.html

 

4)      Castrol:

Marca de aceites para motor y lubricantes asociada a la British Petroleum, compañía propiedad de los Rotschild, familia de origen judío-alemán con gran poder económico e influencia en diversos ámbitos a escala global. Esta familia colaboró financieramente con el régimen de Hitler (cómplice del llamado holocausto), y fue determinante en la creación del Estado de Israel. Hasta nuestros días ha apoyado firmemente a cada Gobierno israelí y su política guerrerista-terrorista, incluidas las continuas masacres de civiles palestinos y la especie de apartheid socioterritorial a que han sido sometidos éstos.

Tras lo mencionado en los párrafos precedentes, cabe preguntarse, ¿qué posición tendrán las “estrellas” del fútbol mundial sobre el hecho de que algunos patrocinadores de este deporte apoyen de frente al sionismo?, ¿qué pensaran respecto al sufrimiento diario de los palestinos? Públicamente son pocos los futbolistas que se han atrevido a condenar la política terrorista de cada Gobierno israelí, mientras que los demás sólo se han preocupado por sus bolsillos, arrastrados ante sus amos comerciales y gerenciales-administrativos (FIFA y federaciones nacionales). Aunque es justo reconocer que la mayoría de estos deportistas ignoran siquiera donde están parados.

Ante semejante panorama, triste por decir lo menos, es pertinente acoger la propuesta de boicot contra los productos de las empresas arriba mencionadas, y de otras vinculadas de una u otra manera con el sionismo. Y en cuanto a la Copa Mundial en sus ediciones sucesivas (a partir de Rusia 2018), consideramos necesario que los ciudadanos decentes y críticos de los países en los que se organice el evento, reaccionen y hagan lo posible para impedir que dichas empresas continúen patrocinando el máximo torneo deportivo.

Artículo publicado en Opinión y etiquetado , , , , , , . Puedes guardar el enlace permanente para futuras consultas.

Política de comentarios

  • Por favor, sé breve.
  • Los comentarios no relacionados con el tema del artículo no serán publicados.
  • Si deseas publicar tus textos, por favor envíalos a nuestro correo redaccion@piensachile.com y nos pondremos con contacto contigo.