Articulos recientes

Al navegar en nuestro sitio, aceptas el uso de cookies para fines estadísticos.

Etiqueta: edmundo moure

Cultura

El niño aventurero de Quemchi 

“Mi infancia lejana se desarrolló entre dos islas del archipiélago de Chiloé, en la costa oriental de la isla grande y frente a la de Caucahué, que en huilliche quiere decir ‘lugar de grandes gaviotas’. Entre las dos islas pasa el canal de Caucahué, formando un ángulo obtuso, en cuyo vértice está el puerto de Quemchi, que tenía poco más de quinientos habitantes cuando yo nací.»
Francisco Coloane

Cultura

Entre cuchufletas y maromas 

Ah… la lucha por los premios… Hay quien vive en función de alguno de ellos. Tal parece que «sin», un escritor no existe. Y con el Premio Nacional de Literatura apenas come. Más de algún escritor, para obtener un premio, está dispuesto a perder algunas ‘plumas’… Clemenceau decía del amor que lo mejor es cuando uno va subiendo la escalera… En materia de premios lo mejor también es la previa…

Opinión

Chile. El blindaje de los intocables 

Mi indignada crítica a Cristián Warnken, a través de la cual interpreto a miles de chilenos, como queda en evidencia, -(siento pudor por estos guarismos elevados que hieren mi modestia), estriba en dos hechos, tan desafortunados como conocidos: uno, la entrevista edulcorada y sensiblera a Jaime Mañalich, Ministro de Salud (debiera ser Salubridad) del nefasto gobierno de Sebastián Piñera. El doctor Mañalich es responsable directo, junto a su mandante y amigo íntimo, del desastre humano, social y sanitario que estamos viviendo desde hace cien días.

Opinión

Sombrero en mano, mirando al suelo 

Así como el peón debía dirigirse al patrón o al capataz, como su representante en el reino de este mundo, con el sombrero o la gorra en la mano y los ojos clavados en el piso, hay quienes siguen preconizando esta forma de comportamiento con quien posea algún atributo de autoridad, desde el conserje del edificio hasta el presidente de la república.

Opinión

Carta abierta a Cristián Warnken 

…están los tiernos de corazón, dispuestos a entender y entenderse con «buenos» y «malos», porque todos somos – o seríamos – hijos de ese Dios que parece no acudir a tiempo a ninguna catástrofe, telúrica o humana (Auschwitz, Treblinka, Ucrania, etc.); y están – quizá los peores – los acomodaticios y amarillos, que desde sus púlpitos, tarimas, nichos o podios, pontifican, sonríen, se golpean el pecho o dejan deslizar, por sus dedos satisfechos y propositivos, las cuentas de su camándula contemporizadora. Estos parecen haber encontrado el perfecto equilibrio de la verdad, ¿no es cierto, Warnken?

Opinión

La metáfora infame 

En este país isleño del fin del mundo -más evidente aún en una metrópoli como Santiago del Nuevo Extremo-, existen diversos ámbitos exentos de real convivencia; lenguajes y modos de vivir diametralmente opuestos, ligados apenas por un mero intercambio de transacciones y servicios, en donde los vínculos impersonales se limitan a intereses utilitarios, regidos por el código inamovible que funciona de mayor a menor, en pirámide similar a la estructura de la Iglesia y de la Milicia.

Cultura

En la casa de las palabras 

Pero todo amor conlleva una servidumbre. La de las palabras no conoce límites, no se aplaca en la repetición de innumerables sacrificios, no se satisface con las constantes ofrendas, no calla sus urgencias con las cópulas cotidianas que le brindes como amante compulsivo.

Agua y Alimentos

Las penas de Osorno 

Hoy llueve copiosamente en Osorno, pero de los grifos no mana agua potable. Piñera y los suyos continúan viajando, firmando “acuerdos de comercio” en Asia y Europa, como si descubrieran hoy los caminos trazados por Marco Polo, persiguiendo, cual dementes, alcanzar los índices de productividad a su medida, para cimentar, en la falaz estadística de uso propagandístico, sus engaños ideológicos; para ocultar su filosofía de implacables depredadores que les lleva a regatear Chile en el exterior, como si fuera el almacén de un zoco marroquí.

Opinión

Vaticinios, presagios y oscuridades 

El presidente Sebastián Piñera, adicto a las exhibiciones públicas, voló temprano a la IV Región de Coquimbo para no perder detalle del acontecimiento estelar, en procura de amigarse con sus conciudadanos, luego de su considerable baja en los índices de estimación pública. Detractores políticos afirman que el mandatario es una virtual metáfora del eclipse económico que padece Chile, desde que asumiera el segundo mandato. Le reprochan que sus promesas de sol permanente para las alicaídas finanzas de la patria se han vuelto una niebla amenazadora.

Cultura

La generación de los lectores 

El desencanto del Hombre, las guerras, mataron a Stephan Zweig. Y según cuenta Edmundo Moure, amargaron el trabajo literario de Josep Pla. ¿Cómo no? Quienes nunca conocieron el fatal desenfreno de las bombas -que ahora llaman «inteligentes»- lanzadas por seres humanos a priori dotados de razón, ¿podrán comprender la decepción ante el fracaso del espíritu humano?

WordPress Theme built by Shufflehound. piensaChile © Copyright 2021. All rights reserved.