Articulos recientes

Al navegar en nuestro sitio, aceptas el uso de cookies para fines estadísticos.

Categoría: Derecho y justicia

Derechos Humanos

Las tres patas de la Operación Cóndor. Pacto criminal militar en los países del Cono Sur 

A la luz de los Archivos que hemos encontrado en Asunción el 22 de diciembre de 1992, y otros archivos a posteriori la OPERACIÓN CONDOR, tenía 3 patas. La Primera: Henry Kissinger, ideólogo desde Washington. La Segunda: el general Pinochet desde Santiago de Chile, que tenía que limpiar la sociedad chilena ( y sudamericana) de comunistas y La Tercera pata: el general Hugo Banzer que tenía que limpiar la iglesia católica de la Teología de la Liberación.

Denuncia, Derechos Humanos

Profesora pide dinero en la calle para sobrevivir después de 35 años de trabajo 

Dramática escena en Copiapó en medio del debate por la Reforma Educacional

Pese a que Alicia Morales cuenta con una jubilación, ésta no le alcanza para subsistir. La ex docente asegura haber buscado ayuda en los municipios sin tener respuesta satisfactoria. Al igual que varios de sus ex colegas jubilados, dice que sueña con recibir los recursos de la deuda histórica del gobierno tras tantos años de docencia.

Derechos Humanos, Historia - Memoria

Piden tipificar delito de violencia política sexual 

La violencia sexual es una violación a los derechos humanos fundamentales de las mujeres. En la dictadura cívico-militar que imperó en nuestro país, esta práctica fue exacerbada. La violencia política sexual, como mecanismo de poder, dominación y control de las mujeres a través de la violación de su integridad corporal y su sexualidad, se convirtió en uno de los instrumentos represivos centrales.

Derechos Humanos, Historia - Memoria

Ledesma, Argentina: A 38 años del Apagón 

A 38 años del espanto y la muerte, Hilda Figueroa es la testigo clave en el proceso en curso contra el dueño de Ledesma desde 1970, el archimillonario Carlos Pedro Blaquier, debido a su complicidad en la operación político-militar conjunta cometida por la dictadura a partir del 20 de julio de 1976, llamada la Noche del Apagón. Entonces la industria propietaria de todo, con el fin de facilitar el secuestro de 400 personas de la zona del Libertador General San Martín, Calilegua y El Talar, cortó la electricidad del pueblo.

Declaraciones, Derechos Humanos

“Como científicos y doctores no podemos guardar silencio mientras continúe este crimen en contra de la humanidad [Gaza]” 

Gaza, atrapada bajo el sitio está siendo muerta por una de las más grandes y sofisticadas maquinarias militares modernas. La tierra es envenenada por los desechos de las bombas, con consecuencias para las futuras generaciones. Si aquellos que somos capaces de elevar nuestras voces, no lo hacemos, y no nos oponemos a este crimen de guerra, seremos cómplices en la destrucción de las vidas y hogares de 1.8 millones de personas en Gaza. Constatamos con desaliento que solo un 5 por ciento de los colegas académicos israelitas en las universidades firmaron una petición a su gobierno para que detenga la operación militar en Gaza. Estamos tentados de concluir que con la excepción de este 5 por ciento, el resto de los académicos israelitas son cómplices de la masacre y destrucción de Gaza.

Declaraciones, Derechos Humanos

Gaza, Hospital Al-Shifa: Carta de médico noruego, voluntario, a Obama 

Y mientras les escribo estas palabras, solo, en una cama, derramo lágrimas, cálidas pero inútiles lágrimas de dolor y de pena, de enojo y de miedo. ¡Esto no puede estar pasando! Y entonces, justo ahora, la orquesta de la máquina de guerra israelí comienza de nuevo su espantosa sinfonía: salvas de artillería desde los barcos de la marina en la costa, los rugientes F16, los drones enfermantes (los “zennanis” árabes), los hummers y los molestos Apaches. Todo, demasiado, hecho y pagado por los Estados Unidos. Señor Obama: ¿tiene usted corazón?
Yo lo invito: pase una noche, solo una noche con nosotros en Shifa. Tal vez disfrazado de limpiador.Estoy 100 por ciento convencido de que cambiaría la historia. Nadie con corazón Y –además– con poder, podría marcharse de una noche en Shifa sin la decisión de ponerle fin a la masacre del pueblo palestino.

Derechos Humanos, Noticias, Opinión

La diputada israelí Ayelet Shaked: «Tienen que morir y sus casas deben ser demolidas” 

«Tienen que morir y sus casas deben ser demolidas. Ellos son nuestros enemigos y nuestras manos deberían estar manchadas de su sangre. Esto también se aplica a las madres de los terroristas fallecidos», escribió en su cuenta de Facebook. Su discurso también añade: «Detrás de cada terrorista hay decenas de hombres y mujeres sin los cuales no podría atentar. Ahora todos son combatientes enemigos, y su sangre caerá sobre sus cabezas. Incluso las madres de los mártires, que los envían al infierno con flores y besos. Nada sería más justo que siguieran sus pasos».

Derechos Humanos, Opinión

Del modelo Auschwitz al modelo Gaza 

El periodista israelí Gideon Levy insiste en que para Israel no se trata de combatir el terrorismo sino de matar árabes: “Desde la primera guerra del Líbano, hace más de 30 años, matar a los árabes se convirtió en el principal medio de la estrategia israelí. El ejército israelí ya no pelea contra otros ejércitos, el objetivo principal es la población civil”

Derechos Humanos, Opinión

El tormento de Gaza y los crímenes de Israel son nuestra responsabilidad 

“Los niños palestinos en Gaza sufren inmensamente. Gran cantidad padece desnutrición por las condiciones impuestas por el gobierno israelí, debido al bloqueo al territorio palestino de Gaza. La anemia es común en todos los mayores de dos años, a los que afecta en 72.8 por ciento. Desnutrición, baja talla y bajo peso afecta, respectivamente, a 34.3, 31.4 y 31.45 por ciento de todos los niños del territorio. Estos índices empeoran, según cada nueva medición.

Cultura, Derechos Humanos

Nadine Gordimer y su eterna primavera 

La suya fue una obra comprometida con la libertad de su pueblo y la solidaridad. Su genio literario inspiró la lucha contra el racismo en todo el mundo. Tres de sus libros y su antología de poetas negros sudafricanos fueron prohibidos por el régimen de Pretoria, al que se opuso valerosamente como militante de toda la vida del Congreso Nacional Africano (ANC) para el que trabajó activamente cumpliendo las más diversas, y muchas veces riesgosas, tareas en la resistencia clandestina.

WordPress Theme built by Shufflehound. piensaChile © Copyright 2021. All rights reserved.