Articulos recientes

Al navegar en nuestro sitio, aceptas el uso de cookies para fines estadísticos.

Noticias

Pueblo Mapuche

Justicia en luchas por tierra entre Petroleras y el pueblo Mapuche en Argentina. ¿Y el caso en Chile? 

Justicia en luchas por tierra entre Petroleras y el pueblo Mapuche en Argentina. ¿Y el caso en Chile?
Compartir:

Aunque el intento de exterminio del pueblo Mapuche en Argentina estuvo más cerca de ser exitoso, hoy, la ley Argentina tiene un sistema legal mucho más legítimo (por la forma de generación de su Constitución, al contrario de Chile donde persiste la ilegítima Constitución hecha por el dictador.): los crímenes de lesa humanidad en Argentina han sido llevados adelante con gran decisión. Nada de eso existe en Chile, salvo excepciones de algunos casos, de algunos abogados y de unos pocos jueces. Chile, cuarenta años más tarde, aún sigue protegiendo a criminales y a corruptos. Sin embargo, el juicio contra Relmu Ñamku, en Argentina, es el juicio de las grandes empresas contra una «pobre, india y mujer» como ella misma lo define.  Si recordamos los supuestos (todos falsos) “intentos” de homicidio contra fiscales en Chile, estos se dan en un contexto de testigos protegidos, comprados y que no se pueden contra-interrogar. Muchos de los “testigos”, son ellos mismos delincuentes. Los casos de los juicios contra Héctor Llaitul, José Huenuche y Ramón Llanquileo, así como el caso contra el Machi Celestino Córdova, donde no hay evidencia alguna pero sí se los condenó. En el caso del Machi, son 18 años de condena, por presión directa del Ministro del Interior (Andrés Chadwick, conocido protegido de Pinochet mismo quien lo designó Presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad Católica…!). Los presidentes solo se coluden con estos delitos.
En Chile la tradición contra el Mapuche es establecer juicios-linchamientos donde existe total colusión entre los poderes del Estado y, -salvo mínimas excepciones- y las grandes empresas que se benefician con el despojo del pueblo Mapuche. Esto es así desde Pinochet y los gobiernos post dictadura nada han hecho para que esto cambie. La CIADH (Comisión Interamericana de Derechos Humanos) ha denunciado a Chile en forma repetida por este tipo de juicios pero el Estado nunca acepta las normas, reprimendas o recomendaciones de la CIADH. Ha sido igual en todos los gobiernos, incluidos los dos de la Sra M. Bachelet. Los crímenes contra el Mapuche son «juzgados» por la Justicia Militar y nunca hay justicia.
Este juicio que vemos discutido en Página12 tiene las típicas características de los actos de «justicia» contra los pueblos indígenas, tradicionalmente oprimidos. Veamos que sucede.  José Venturelli
Un jurado mapuche para Ñamku
Un jurado de doce miembros, seis de ellos mapuches, deberá decidir sobre la acusación contra Relmu Ñamku, una mujer de la comunidad mapuche, acusada de haber herido de una pedrada a una funcionaria durante un desalojo impulsado por una petrolera.  http://www.pagina12.com.ar/diario/sociedad/3-285276-2015-11-03.html
Por Darío Aranda
“Me quieren condenar por ser pobre, india y mujer”, afirmó la mapuche Relmu Ñamku durante el juicio en el que se la acusa de “intento de homicidio” por arrojar una piedra (en el marco de un conflicto territorial) y puede ser condenada a quince años de cárcel. Según la fiscal Sandra González Taboada, Ñamku arrojó la piedra que hirió a la auxiliar del Poder Judicial, Verónica Pelayes. Durante los seis días de audiencias declararon más de quince testigos, ninguno (salvo la denunciante) identificó a Ñamku como la responsable del piedrazo y dos médicos confirmaron que en ningún momento hubo riesgo de vida. Es el primer caso de América latina con jurado intercultural (la mitad son mapuches) y hoy se podría conocer la sentencia.

http://www.resumenlatinoamericano .org/wp-content/uploads/2015/10/todos- somos-relmu.jpg

 
El 28 de diciembre de 2012, la auxiliar de Justicia Verónica Pelayes llegó hasta la comunidad mapuche Winkul Newen. Era el último día hábil antes de la feria judicial, y la jueza Ivonne San Martín ordenaba a la comunidad el ingreso de la petrolera Apache (le habían cerrado el paso por hechos de contaminación). El día terminó con Pelayes herida (rotura de tabique) y denuncia contra Ñamku, Martín Velázquez Maliqueo y Mauricio Rain.
Aunque ella sea juzgada por un Tribunal Intercultural donde la mitad de los son Mapuche, hecho impensable en Chile,los poderes en juego son enormes.

 
En un primer momento fue por “lesiones”, pero luego la carátula fue cambiada por los fiscales Sandra González Taboada y Marcelo Jofré, y el abogado Julián Alvarez. Acusaron a Ñamku de “intento de homicidio” y “daño agravado” a Maliqueo y Rain. E instalaron en muchos medios provinciales que Pelayes estaba sola, que no se trataba de un desalojo y que se trató casi de una lapidación. Pelayes, en otra causa, demandó por 6,5 millones de pesos al Estado y a la petrolera.
Durante seis días de audiencias declararon más de quince testigos. Quedó confirmado que Pelayes concurrió con policías, empleados de la petrolera y una retroexcavadora (para levantar alambrados). Sólo Pelayes identificó a Ñamku como la responsable de su herida.
La fiscalía y Pelayes siempre afirmaron que la piedra que rompió el vidrio de la camioneta fue la misma que produjo la herida. Sin embargo, un testigo solicitado por la querella, el empleado Miguel Belani, aseguró ante el tribunal que Mauricio Rain fue quien arrojó esa piedra el 28 de diciembre de 2012.
Otra contradicción provino de José de la Rosa Cárdenas, médico de la policía de Zapala, y Jorgelina Carmona, perito forense del Poder Judicial. Ambos testigos por la querella acreditaron las lesiones, pero también descartaron que haya estado en riesgo la vida de la auxiliar. Pelayes, que declaró el jueves pasado, afirmó que recibió presiones de sus superiores para realizar la notificación y, una vez en el lugar, reconoció que el abogado de Apache, Mariano Brillo, la presionaba para lograr el ingreso de las camionetas petroleras.
El viernes declararon Martín Maliqueo y sus hermanas Violeta y Juana. Detallaron cómo la petrolera violaba los derechos indígenas, les cortaba la entrega de agua si reclamaban (es una zona desértica) y enumeraron una decena de represiones. Ayer fue el turno de Ñamku. Relató su historia de vida (fue adoptada de niña porque su madre biológica no podía criarla), cómo recuperó su identidad mapuche y precisó los numerosos hechos de violencia contra la comunidad. También recordó que, el día anterior al intento de desalojo, la comunidad había sepultado a una beba que nació con malformaciones (la comunidad apunta como causa a la contaminación). “En el banquillo de los acusados debieran estar los gerentes de las petroleras, el gobernador y sus ministros, y algunos funcionarios del Poder Judicial. Pero estoy yo, por ser pobre, india, mapuche, y mujer”, denunció Ñamku.
*Fuente: http://derechoshumanosyjusticiaparatodos.blogspot.ca/2015/11/aunque-el-intento-de-exterminio.html
 

* * * *  0 * * * *

Viernes, Noviembre 6, 2015

La justicia se impone y se quiebran los juicios-linchamientos que históricamente se han impuesto contra el pueblo Mapuche. Chile debe aprender.

Juicio en contra Relmu Ñamku rechaza la acusación hecha con el montaje de una agresión falsa y montada entre la empresa petrolera y fiscales apatronados..
Una victoria histórica de la ley y del pueblo Mapuche del Lof Winkul Newen (Argentina). Un tribunal constituido con seis (de doce) miembros Mapuche declara a Relmu inocente.
El artículo anterior describe esta lucha. Aquí damos el resultado del juicio que tiene un fallo justo y de importancia histórico.
Los pueblos alcanzan sus victorias aún por encima de las empresas extranjeras y asociadas con una justicia que hasta ahora siempre atropellaba a los pueblos originarios.
Juicio a Relmu: la invisibilización les tapó los ojos
http://www.mapuexpress.org/?p=6103
Luego de que las autoridades mapuche no fueron condenadas por el conflicto en el Lof Winkul Newen, en el aire queda una sensación de victoria. Fue desestimado un juicio ejemplificador llevado adelante por los sectores concentrados del poder provincial que menospreciaron la capacidad de organización de una comunidad mapuche; un caso que abre importantes expectativas para el futuro.
Relmu Ñamku se abraza con la Madre de Plaza de Mayo Nora Cortiñas al terminar el juicio / Marcelo Mercado, Río Negro
Por: Felipe Gutiérrez y Martín Álvarez* / Colectivo Editorial Mapuexpress
El 28 de diciembre de 2012, último día judicial del año, la petrolera Apache logró una orden de desalojo contra el Lof Winkul Newen, que impedía la operación de la empresa. La compañía norteamericana buscaba aprovechar la ausencia de la comunidad debido a la veranada para ingresar al territorio y para esto hizo que la oficial de justicia Verónica Pelayes fuera en su propia camioneta a realizar la notificación. Junto a ella estaban dos policías, además de una retroexcavadora y empleados de la petrolera que comenzaron a avanzar sobre el alambrado que habían colocado los integrantes del Lof. Ante esto los comuneros les cerraron el paso y en ese momento, Pelayes recibió un piedrazo en el rostro que la dejó con lesiones. La oficial de justicia herida fue abandonada por los empleados de la empresa, entre ellos el abogado, que hasta ese momento la habían presionado para que avance con la retroexcavadora.
Así comenzaron tres años de persecución judicial a la comunidad, y en particular a Relmu Ñamku, una de sus integrantes, acusada por Pelayes de ser la autora del piedrazo. El caso fue caratulado como “tentativa de homicidio” y se pidió una pena de 15 años para Relmu. Sin embargo la puesta en escena judicial finalizó con un jurado intercultural que la declaró “no culpable” y absolvió de paso a Martín Maliqueo y Mauricio Rain, también acusados aunque con delitos menores por el mismo caso. Revisamos aquí tres razones que motivaron el proceso judicial -y fueron determinantes para su resultado- y las conclusiones que este deja.
Para una discusión del juicio y su significado, ver artículo completo en:
http://www.mapuexpress.org/?p=6103 
He aquí otra razón para que en Chile se constituya una Asamblea Constituyente que incluya los derechos de todos los pueblos del país. ¡Sin una justicia digna, nunca habrá justicia para el Mapuche!
José Venturelli
*Fuente: http://derechoshumanosyjusticiaparatodos.blogspot.ca/2015/11/la-justicia-se-impone-y-se-quiebran-los.html

Compartir:

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Los campos marcados son requeridos *

WordPress Theme built by Shufflehound. piensaChile © Copyright 2021. All rights reserved.