Articulos recientes

Al navegar en nuestro sitio, aceptas el uso de cookies para fines estadísticos.

Noticias

Análisis

Las discusiones banales y las cifras de la infamia. 

Compartir:

Queda la sensación de que a los chilenos nos cuesta enfrentar la realidad, preferimos lo accesorio a lo fundamental. La llegada de Michel Bachelet es un buen ejemplo de aquello. Instaló un debate político entre quienes tratan de determinar si lo que hizo en la comuna El Bosque, con pobladores y sin dirigentes de partidos políticos, implicó esconder o no a la concertación. Algunos columnistas de “El Mercurio”, como Carlos Peña, lo llamó la ingenuidad de la ex presidente. En el otro lado del espectro, la alianza de extrema derecha que gobierna, hace exactamente lo mismo. Los candidatos Allamand y Golborne en campaña por primarias en su sector, no discuten entre sí sobre sus propuestas, las preferencias o las diferencias que los separa ante un eventual gobierno. Eso que es esencial y clave para decidir como gobernarán, lo silencian y optan por referirse a Bachelet. Si hubiera un Psiquiatra General del país, así como existe un Contralor General, probablemente emitiría un informe declarando como insano este diálogo de país.

Es la manera tradicional en que el estamento de los políticos y una gran variedad de “Prima Donna”, evaden la realidad que vivimos, la niegan sistemáticamente confundiendo a la gente con conversaciones banales, en su afán de aumentar su  “capital argumentativo intelectual”  que les permite la estelaridad  de los personajes públicos, para aparecer que no están participando en nada, sin embargo, siguen  mostrándose en la vitrina para disputar, en constantes peleas, cuotas de influencia que son la causa de mantener el statuo quo en que está el país. Son personas que no se pronuncian sobre los grandes temas país, prefieren ver cómo nos desangramos, si con ello suman un nuevo galardón personal.

Vamos a los datos. Desde el año 2010 y hasta Octubre del 2012, el gobierno de Piñera ha comprometido a Chile con deuda en  bonos soberanos a 10 y 30 años por un total de US$ 4.370 millones de dólares, cuya finalidad, por decir lo menos,  no está nada clara, sobre todo porque algunos de estos dinero ni siquiera ingresaron al país y se quedaron en el extranjero en algún tipo de fondos de depósitos.

Sobre el particular, quiero volver a recordar una frase de Jefferson, El principio de gastar dinero para ser pagado por la posteridad en el nombre del financiamiento, no es más que una futura estafa a gran escala”. (Thomas Jefferson, tercer presidente de EE UU entre 1801 y 1809), al parecer frases como esta no figuran en el léxico de Piñera, menos en el Ministro de Hacienda, Felipe Larraín.

Veamos otro dato.  En términos simples, la cuenta corriente es la cantidad neta de divisas que resulta de la actividad económica con el resto del mundo. Se mide en puntos porcentuales respecto del PIB, que en el caso de Chile alcanzaría en 2012, según el FMI, unos US$D 316.516 millones. El Banco Central de Chile, informa,  “Hacia el 2013, el Consejo estima que el crecimiento de la actividad se ubicará en un rango entre 4,25 y 5,25%. En este escenario, la demanda interna aumentará 5,7% anual, con lo que el déficit de la cuenta corriente volverá a ampliarse, llegando a 4,6% del PIB”.  La Cámara de Comercio de Santiago (CCS) es aún más pesimista fijando el déficit en – 5% del PIB (US$ 15.800 millones). En pocas palabras, dinero que no tenemos y que deberemos pagar todos los chilenos. En 2010, éste fue de -1,3%, subiría a -3,2% en 2012, y como dijimos, para el 2013 se estima llegará a -5% del PIB.

Entre créditos externos US$ 4.370 millones de dólares y déficit de cuenta corriente estimado para fines de este año, serán  US$ 20.170 millones la deuda que acumulará Chile, a las cuales sin duda, le darán sendas explicaciones técnicas para decir que son normales dentro de  una economía sana, salvo que ésta sería la primera vez desde 1998, que Chile vuelve a tener un déficit en esta cuenta externa.

Sigamos con otros datos de gran interés. De acuerdo al informe de Estados Consolidados al 31 de Diciembre de 2012, la producción total de cobre de Codelco, generadora de un 92% de los ingresos totales del periodo, alcanzó a TMF (Toneladas Métricas de Fino) 1.647.000 toneladas, cifra que representa una disminución de ‐5,1% en la producción respecto del mismo periodo del año 2011. La producción sufrió una fuerte disminución en la ley promedio de sus minerales, que hoy contienen 11% menos cobre que hace un año, ¿Podría ser la disminución de la ley de finos, el  inicio del término del sueldo de Chile, el cobre? Todos sabemos que el cobre se acabará en algún momento y se repetirá la historia del salitre, que sirvió para formar las mayores fortunas en Chile y creo muchos pobres.

Permítanme otro dato muy interesante. Desde la nacionalización del cobre en 1971, los yacimientos y operaciones de Codelco han generado excedentes por más de US$ 100 mil millones, en moneda de 2012.  El 59% de este monto fue generado en los últimos 9 años, como resultado del positivo efecto de los altos precios del cobre que obtuvo Codelco con su gestión, lo que significó un ingreso promedio de US$ 6.555 millones de dólares anuales en los últimos 9 años. ¿Qué se hizo con todo ése dinero?

En cuanto al precio del cobre, éste promedió 360,6 c/lb, (Centavos la libra) con una baja de 10% en relación al año 2011, y se produjo una emisión de bonos (deuda) por US$ 2.000 millones, de los cuales US$ 1.250 millones fueron a 10 años y US$ 750 millones a 30 años. Se invierte más, pero se gana menos.

En Chile, las mineras en el 2010, sumaron US$ 14.300 millones y en el primer trimestre de 2011 ya registran un alza de 64,7%, el promedio de las grandes mineras muestra rentabilidades de 50% y más. Incluso hay casos donde se han registrado utilidades de más del 100 % según un estudio del 2010 de  Eduardo Titelman, economista, ex asesor de los ministros (de Minería) De Gregorio, Rodríguez y Dulanto y ex jefe de Estudios de Cochilco. Utilidades como ésas no se ven en otras industrias a nivel mundial, salvo en el área del narcotráfico. Estos datos han permitido calcular que la renta extraordinaria obtenida por las grandes mineras entre 2005 y 2009, con mejores años del precio del cobre es de US$ 10 mil millones por año. Ahora, un simple cálculo promedio, indica que han obtenido entre US$ 80.000 y US$ 100.000 millones en apenas 8 años. La pregunta del millón es ¿Por qué se deja escapar tanto dinero?

El Producto Interno Bruto (PIB) equivale a todo lo que produce una economía durante un año y suele medirse en dólares.  Según el Fondo Monetario Internacional (FMI), el PIB de Chile en 2012 sería de  US$ 316.516 millones. Al dividir esa cifra por los  16.572.475 habitantes que somos en Chile según el último censo del INE, el nuevo dato del PIB (PPP) por habitante llegaría a US$ 19 mil, con lo que subiríamos al 50° lugar.  ¿Dónde está el dinero que les corresponde a los más pobres?, porque los bonos entregados a parte de la población, en 10 años y hasta la fecha, explica sólo US$ 1.750 millones.

Quiero compartir con Uds., una hipótesis de a dónde van a parar los dineros y los recursos de Chile, con  un simple ejemplo. Los principales grupos económicos chilenos disponen de una billetera de US$ 14.000 millones, llámense Luksic, Yarur, Matte, Angellini, etc. Esta gente no se contenta con el dinero que tiene, quiere más. Así, el 9 y 10 de Abril de 2012 se registraron en el Juzgado de Letras  y Garantía de Cochrane, 23 solicitudes de concesión minera para terrenos ubicados en la provincia de Capitan Prat. La solicitud fue hecha por Rodrigo Terré F., un hombre de confianza de Andrónico Luksic, vicepresidente del Banco de Chile. Se unirán a otras 9 solicitudes que se tramitaron el 2007. Objetivo, resguardar el proyecto Las Margaritas, un área de conservación del huemul, o quizás sea para un coto de caza personal de estos  multimillonarios en dólares.

El 16 de Marzo de 2013, Luksic cierra la compra de Terpel en Chile con 200 bombas y 97 tiendas, por US$ 270 millones para fusionar con Shell de propiedad del grupo, que tiene 300 bombas bencineras.  Con 500 bombas bencinera, ya sabe Ud. donde irá a parar el dinero que Ud., gaste en combustible.

El grupo Luksic produce impacto el 24 de Marzo 2013 en la industria FM con la compra de las radios Oasis y Horizonte, para debutar con una radio juvenil  “Top FM”, en lugar de Horizonte, dejando mucho malestar en sus auditores e inquietud en la industria. ¿Para qué compra radios este grupo económico?

No tengo espacio para comentarles las acumulaciones de capital y riqueza de otros, como del Sr. Paul Horstman a la cabeza Cencosud. Baste decir que este empresario considera inadecuado, por decir, lo menos, tener que pagar a sus proveedores de mercaderías, dentro de 30 días, él  se toma  150 o días o más. ¿Entiende Ud., ahora de dónde sacan el dinero y como merman el esfuerzo de las pequeñas pymes y de la gente de trabajo este país?

¿Ahora dígame Ud. sinceramente, si es más importante discutir de estos hechos o si es mejor hablar de la ingenuidad de la ex presidenta? Dejo pendiente  la realidad del  aumento de la delincuencia y la disminución de la misma en  las estadísticas del gobierno, como consecuencia de la gran crisis social y sub mundo que está emergiendo en Chile. Lo cierto es que algo no calza en la ecuación.

Compartir:

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Los campos marcados son requeridos *

WordPress Theme built by Shufflehound. piensaChile © Copyright 2021. All rights reserved.