La revuelta en Grecia: Los campesinos se suman a la lucha

Un nuevo elemento explosivo ha entrado a la escena en Grecia, de por sí ya inestable tanto económica como políticamente, desde el comienzo de la revuelta de Diciembre pasado: los campesinos, quienes en su vasta mayoría en Grecia son pequeños propietarios de la tierra (con propiedades de cerca de 42 acres por familia, aproximadamente 17 hectáreas), se han rebelado y paralizaron todo el tráfico en el país mediante bloqueos carreteros. Todas las rutas principales de Norte a Sur y de Este a Oeste, fueron bloqueadas por miles de tractores. Las fronteras con los países vecinos también fueron centros de manifestación y bloqueo. Los campesinos de Serres bloquearon la frontera con Bulgaria, los campesinos de Kilkis la frontera con la Ex República Yugoslava de Macedonia, los campesinos de Evros la frontera con Turquía.

La causa de la revuelta campesina es el colapso de los precios de los productos agrícolas (algodón, trigo, etc.) a causa de la crisis capitalista mundial su tendencia deflacionaria. Entre los pequeños campesinos griegos y el mercado, una oligarquía de la clase media y la industria multinacional de alimentos reina, comprando a precios muy bajos a los productores y vendiendo a precios excesivamente elevados a los consumidores en las ciudades. El colapso de los precios de las materias primas bajo el impacto de la actual crisis económica capitalista amplió el espacio entre los precios pagados a los campesinos y los altos precios y ganancias de la clase media y la industria de alimentos. Hasta ahora, el espacio entre los precios era subsidiado por la UE (Unión Europea).

Ahora, la crisis ha provocado un corte drástico en todos los subsidios. Además, la Política Agrícola Común (CAP) tiene la tarea de reducir la participación del sector agrícola en países como Grecia. Mientras a finales de los 40's los campesinos eran la población mayoritaria, ahora son menos del 18% y sigue contrayéndose; el objetivo de la UE para Grecia es reducir la cantidad de campesinos a 5% de la población trabajadora.

Los campesinos movilizados demandan que dicho espacio entre los precios, los enormes costos y la deuda acumulada de su producción sea subsidiada por el estado- una alternativa prohibida por la UE y el CAP. La suma del reclamo se acerca a los 4-5 mil de millones de euros. El gobierno de Karamanlis, de por sí ya agitado por la crisis política/económica y por la reciente revuelta popular causada por el asesinato del joven Alexis, ha prometido a los campesinos 500 millones de euros. Para cubrir esa paga, el gobierno se endeudará más con los bancos internacionales, y bajo las condiciones de crédito que determina la crisis. Tal respuesta no satisface las demandas del campesinado, y solamente agregará mas carga a la impagable deuda del estado griego, en virtual bancarrota, y será seguida de una nueva multa de la UE por el incumplimiento en las regulaciones. La clase dirigente está dividida en este tema. Los campesinos en si mismo rechazan hasta ahora la oferta gubernamental.

Cabe resaltar que la gran mayoría de los campesinos movilizados han apoyado a la derecha representada en el partido Nueva Democracia en las ultimas 2 elecciones, debido a la crisis agrícola que sufrieran la década pasada bajo las políticas de la social democracia griega del PASOK en gobiernos anteriores. Así, las bases políticas de ambos partidos que se han alternado el poder se están desintegrando. Lo que tenemos es una crisis del régimen.

La solución a los problemas de la empobrecida población campesina solo puede venir de los trabajadores de las ciudades en una lucha común para hacer que los capitalistas paguen la crisis, no el pueblo pobre griego tanto rural como urbano; expropiar las compañías de la clase media y de las trasnacionales de alimentos, nacionalizar la tierra y formar cooperativas de campesinos conectadas con comités de trabajadores en las ciudades, planeando la economía de acuerdo a las necesidades sociales. Contra el CAP y la UE solo la lucha revolucionaria de trabajadores y campesinos, para finalizar la alianza imperialista del gran capital y por la construcción de la Unión de Estados Socialistas de Europa.

En otros frentes, una huelga general y una movilización obrera se realizarán el 28 de Enero.

Las movilizaciones en las Universidades del país continúan en defensa de la autonomía, por la prohibición de la entrada de la policía a los campus universitarios.

Finalmente pero no más importante, la campaña de solidaridad con Kostandina Kuneva y contra la súper explotación de los trabajadores locales e inmigrantes escala y se expande por todos los puntos de Grecia. En Francia y en Europa una petición a favor de Kostandina es firmada por personalidades de la intelectualidad tales como el conocido filósofo Alain Badiou. Una nueva marcha por Kostandina se realizará en Piraeus el 30 de Enero.
Enero 25, 2009

Leave a comment

Send a Comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *