Articulos recientes

Al navegar en nuestro sitio, aceptas el uso de cookies para fines estadísticos.

Noticias

Opinión

Carta de Mariana 

Compartir:

(APe).- En el Día del Padre del año 1976, Mariana Carlota Belli, una militante de apenas 19 años, obrera metalúrgica, le escribió una carta a su papá, que estaba preocupado por su suerte y por la “opción de vida” de sus hijos.

Dos años después de la carta, durante el Mundial de Fútbol de 1978, Mariana fue secuestrada en Buenos Aires, en plena vía pública, y no volvió a saberse de ella.

Transcribimos a continuación los pasajes principales de esa carta y de la oración que Mariana eligió para su papá. Es nuestro homenaje, este 24 de Marzo, a las compañeras y compañeros desaparecidos y asesinados por la dictadura militar:

“Papá: No sé cómo estarás interiormente, pero quiero que en tu día puedas encontrar la felicidad y la tranquilidad interior. Tanto vos como mamá, desde chiquititos, nos educaron de una manera cristiana, teniendo como base el Evangelio, por eso pienso que ustedes tienen que estar tan preparados como nosotros para aceptar la situación. Te voy a decir por qué. Hoy leí una oración donde está la esencia del cristianismo. Dice así:

(…) ‘Esta tarde, Señor, tengo miedo, porque sé que tu Evangelio es terrible; es fácil oírlo predicar, no escandalizarse de él, pero vivirlo… vivirlo es bien difícil.

‘Tengo miedo de estar equivocándome, Señor. Tengo miedo de estar satisfecha con mi vidita decorosa, de las buenas costumbres que yo tomo por virtudes, de mis pequeños esfuerzos que me dan la impresión de avanzar, de mis actividades que me hacen creer que me entretengo, de mis sabias maquinaciones que yo tomo por éxitos, de mi influencia que creo transforma las vidas, de lo que doy que esconde lo que no doy.

‘Tengo miedo porque hay gente que es más pobre que yo, los hay peor instruidos que yo, peor desarrollados, peor albergados, peor abrigados, peor pagados, peor alimentados, menos acariciados, menos amados.

‘Tengo miedo, Señor, pues no hago bastante por ellos.

‘Sería necesario que yo lo diera todo, todo hasta que no quedara ni un solo sufrimiento, ni una sola miseria, ni un solo pecado en el mundo…’

Espero que pases muy bien tu día. Aunque no estemos juntos, vamos a estar juntos. Mariana”.

 24 de marzo / 1976-2008

* Fuente: Agencia de Noticias Pelota de Trapo

Compartir:

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Los campos marcados son requeridos *

WordPress Theme built by Shufflehound. piensaChile © Copyright 2021. All rights reserved.