Articulos recientes

Al navegar en nuestro sitio, aceptas el uso de cookies para fines estadísticos.

Noticias

Opinión

¿Y quién financia a la reacción y la derecha salvadoreña? 

Compartir:

El gobierno terrorista y genocida afincado en la Casa Blanca, dentro de lo que son sus campañas propagandísticas contra Hugo Chávez, no da puntada sin hilo, pues se trata de desacreditar cualquier acción, declaración u opinión que emita el mandataria venezolano. La campaña en contra de Chávez   y de la cual se hacen eco una variedad de “tontos útiles” en la región, busca  distorsionar, tergiversar, manipular, y minimizar la trascendencia del presidente venezolano en Latinoamérica.

A propósito de las elecciones presidenciales de marzo del 2009 en El Salvador, el Imperio ahora trata de involucrar a Chávez, en un presunto financiamiento a la campaña presidencial del FMLN, y su candidato Mauricio Funes.

Ahora el porque de ésta campaña y otras, no se puede explicar de otra manera que no sean los intereses geopolíticos del Imperio para la región. Además porque el candidato de la izquierda salvadoreña  se perfila como el favorito  para alcanzar la primera magistratura de la nación en esta pequeña nación centroamericana.

El lacayo del Imperio, el actual presidente Elías Antonio Saca uno de los principales aliados de Estados Unidos en Centroamérica, ha estado de visita recientemente en Washington, y como buen “perrito faldero” se hace eco de las manipulaciones y las mentiras fabricadas por la Casa
Blanca a este respecto.

Un documento fabricado en las cloacas de los órganos de Inteligencia del Imperio, manifiesta que el presidente Hugo Chávez estaría presuntamente financiando la campaña electoral del  Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), partido de la ex guerrilla  y que despliega una justa campaña  por conquistar el gobierno en las elecciones presidenciales de 2009.

Ahora como telón de fondo de dicha campaña contra Chávez y el candidato de la izquierda salvadoreña, Mauricio Funes, en el informe de la Dirección Nacional de Inteligencia (DNI) de Estados Unidos, expresa en su documento anual que ello constituye una “grave amenazas a la Seguridad Nacional de EE UU”. De allí que hay que desplegar todos los esfuerzos y medios al alcance del Imperio, para frenar el triunfo de la izquierda en esta campaña presidencial.

Los medios de comunicación de centro derecha de El Salvador, de forma inmediata y con mucha obediencia se han hecho eco de las maquinaciones del Imperio con respecto a la campaña a gran escala que se comienza a montar contra el FMLN. Hay que evitar a cualquier precio que la izquierda llegue al gobierno. De allí que hay que ordenar todos los peones, lacayos y tontos útiles al servicio de los interese económicos y geopolíticos del Imperio para desbaratar el presunto triunfo de la izquierda.

Como no puede ser de otra manera,  el lacayo y  presidente Saca, quien ha estado de visita oficial en Washington, ha reaccionado “preocupado” por el informe de la DNI. “Es inaceptable cualquier tipo de injerencia de un Gobierno como el de Venezuela en la política interna salvadoreña”, aseveró Saca, que ha ordenado una investigación interna en El Salvador.

En su visita y rendimiento de cuentas al Imperio, el presidente Saca, se ha reunido con los más conspicuos representantes del Comité de Inteligencia del Senado, de la mencionada Dirección  Nacional de Inteligencia (DNI) y por cierto de la CIA. Ahora todo ello con el objeto de trazar líneas para impedir que Mauricio Funes y el FMLN lleguen al poder.

Lo que no dice el Sr. Saca y la DNI, es cuantos dólares directos o encubiertos recibirán las organizaciones de centro derecha del país, de los organismos de inteligencia del Imperio para enfrentar esta campaña electoral que se avecina. Cuanto dinero van a obtener para montar las campañas del terror que comenzarán a escuchar y visualizar los salvadoreños en esta jornada electoral.

Lo que si está claro, es que el financiamiento de las organizaciones políticas de centro derecha y sus medios de comunicación, provendrá de los ricachones del país, de los organismos de inteligencia antes mencionados, de la USAID, y la FAES española, cuyo responsable máximo es el franquista, neofascista y criminal de guerra José Maria Aznar.

Es que acaso el viaje del Sr. Saca tenía acaso el propósito de ir a buscar ayuda para resolver los problemas de los  más pobres del país ? No…no… precisamente el presidente de El Salvador fue a recabar ayuda económica para la campaña de ARENA y los sectores de centro derecha del país, pero que conste….eso no se llama intervención interna de los Estados Unidos en El Salvador…eso se llama   “cooperación”, pues hay que parar que los populistas, los chavistas, los marxistas, los izquierdistas, etc., puedan llegar al gobierno.

Frente a los ataques del Imperio sus lacayos y tontos útiles habituales, el candidato presidencial del FMLN, Maurcio Funes, dijo a la prensa que “no conocía” el informe, pero que negaba rotundamente  el contenido hecho público hasta ahora.
Asimismo, denunció que las revelaciones carecen de lógica, ya que “desde hace más de cuatro años el FMLN propuso al Congreso una ley que controle las finanzas electorales de todos los partidos políticos, pero han sido los partidos de derecha los que no han querido aprobar esa ley”, afirmó.

Por su parte, el vocero del FMLN, Sigfrido Reyes, reaccionó ante el tema y dijo: "El señor Saca desde hace bastante rato anda buscando provocar al gobierno venezolano con declaraciones irresponsables y fuera de todas las normas de relaciones diplomáticas".

El dirigente enfatizó que "es una acción más de provocación que busca generar desestabilización entre nuestros países". "Esto lo hace (Saca) en el momento en que el pueblo salvadoreño comienza a recibir con mayor fuerza los beneficios de la cooperación que Venezuela le presta a El Salvador", comentó.

Reyes hizo otra alusión: "Hay un cálculo político de Saca de querer sabotear las relaciones con Venezuela". Aparte, el miembro del FMLN expreso que el informe de EE.UU. es similar al que emitieron sobre las armas de destrucción masiva en Iraq. "Es falso", indicó.

Finalmente por orden del Imperio, el Sr. Saca. está forzando una crisis diplomática con Venezuela, acusando al gobierno de Hugo Chávez de intervenir en los asuntos internos de El Salvador, donde la máxima sugerencia del Imperio es el rompimiento de relaciones con Venezuela.

Su viaje ha tenido como objeto además diseñar de la mejor forma posible la desacreditación de las posiciones y el programa de gobierno del FMLN y la alianza con otras fuerzas que se viene construyendo, para un eventual gobierno progresista  y como lo determine la realidad de El Salvador.

De allí que el presidente salvadoreño no viajo precisamente a los Estados Unidos, para resolver la situación de los miles de salvadoreños que viven ilegales en el país del norte, tampoco fue a negociar la expulsión de otros tantos miles de sus compatriotas. Así como tampoco fue a ver de qué forma le podría ayudar el Imperio a resolver los problemas de corrupción escandalosa en la administración pública y de su propio gobierno, o como enfrentar al creciente crimen organizado, que es producto de políticas económicas antipopulares y que no logra resolver los problemas de pobreza creciente en el país.

Lo cierto que eso de la intervención de Venezuela en los asuntos internos de El Salvador, suena como algo para la risa, pues prácticamente a través de la historia de los países centroamericanos, los únicos que han intervenido en los asuntos internos de los países de la región, ha sido precisamente Estados Unidos, intervenciones directas, financiamientos de campañas electorales (Chile 1970), golpes de Estado, asesinatos de dirigentes sociales, campesinos y sindicales, etc.
Los documentos desclasificados de diversas entidades norteamericanas  de inteligencia y otras, hablan por si sola cuando se trata de la intervención de los Estados Unidos en diversos lugares del mundo. El golpe militar que derroco a  Jacobo Árbenz,  político y militar progresista Guatemalteco, Presidente de Guatemala de 1951 a 1954. Elegido democráticamente, fue derrocado por un golpe de Estado promovido por la CIA , que lo sustituyó por una incruenta dictadura militar. Joao Goulart presidente reformista de Brasil, en 1964 fue derrocado por obra de la CIA y la oligarquía de este país. El golpe militar del 11 de septiembre de 1973 en Chile, fue patrocinado, financiado y dirigido directamente por la CIA, las trasnacionales y Henry Kissinger. La Operación Cóndor también forma parte del patrimonio de los EE.UU. y del propio Kissinger.

La instauración de las dictaduras militares en la década de los 70-80 en América Latina, son obra de las intervenciones de los Estados Unidos en toda la región y no precisamente de Venezuela, cuestión que por cierto el Sr. Saca y compañía conocen de sobra.

Lo cierto es que el  FMLN ha despertado la esperanza del cambio y de una transformación del país. Hay reales expectativas  de llevar al FMLN al poder en este 2009 y fundamentalmente de sacar a la derecha pro imperialista del gobierno. De allí las preocupaciones de Saca y los Sres. de la guerra de la Casa Blanca, que buscan desesperadamente y con cualquier artilugio  impedir que la alianza encabezada por el FMLN alcance el gobierno.
08/02/08

Compartir:

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Los campos marcados son requeridos *

WordPress Theme built by Shufflehound. piensaChile © Copyright 2021. All rights reserved.