Arriba

No es Venezuela, es Chile: Campeón de la Copa Libertadores vende su medalla para ayudar a su madre

“Tiene problemas al corazón, algunas cosas al cerebro y en un hospital nos dan hora para tres o cuatro meses más”, declaró el ex delantero, quien relató además que su casa familiar está siendo embargada.

Peralta, abajo, el primero de izquierda a derecha

Fue a través de su cuenta en Facebook que Peralta anunció la venta. ¿La razón? Ayudar a su progenitora, aquejada de problemas de salud que el ex delantero no puede costear con su trabajo como técnico en su academia deportiva, según detalla el diario La Cuarta“Mi madre tiene problemas al corazón, algunas cosas al cerebro y en un hospital nos dan hora para tres o cuatro meses más”, declaró al medio el jugador.

Juan Carlos da cuenta así de una realidad que deben padecer miles de chilenos y que sale a relucir justamente en contextos en donde se hace cada vez más común la llamada “hipermetropía política”, esa capacidad de las autoridades de apuntar con el dedo a otras naciones por sus problemas internos, obviando y desestimando la gravedad de los que afectan a los ciudadanos locales.

Juan Carlos Peralta junto a su madre

Es al mejor postor, infinitas gracias. Es un problema mayor, por eso lo estoy haciendo, es familiar, y para mí primero está la familia. Los que me quieran ayudar por interno les doy mis datos. Muchos podrán no estar de acuerdo, pero la salud de un familiar está por sobre todo y si me quieren ayudar pidan mi cuenta por interno. Me da vergüenza, pero es por fuerza mayor, gracias“, escribió en su Facebook Peralta.

Pero eso no es todo. El campeón de la Libertadores contó que además su casa familiar está siendo embargada. “Estoy muy complicado”, reconoció acongojado.

De acuerdo a lo informado por La Cuarta, hasta el momento ha recibido algunas donaciones de hinchas. Sin embargo, está sentido igualmente con el club al que ayudó a llegar a lo más alto de los torneos internacionales a lo que ha podido escalar un equipo chileno, jugando 12 de los 14 encuentros de esa campaña de 1991. “Tengo mucha pena y rabia. Piensa que yo me fracturé jugando en el ‘Colo Colo de todos los tiempos’. Ellos tenían que pagar la operación y no lo hicieron. Después no me llamaron nunca más para jugar, ya no me invitan a las fiestas que hacen todos los años, estoy lejos de todo y eso es doloroso”, relata Juan Carlos Peralta.

*Fuente: Politika

Artículo publicado en Derechos Humanos, Salud y etiquetado , , , , . Puedes guardar el enlace permanente para futuras consultas.

Política de comentarios

  • Por favor, sé breve.
  • Los comentarios no relacionados con el tema del artículo no serán publicados.
  • Si deseas publicar tus textos, por favor envíalos a nuestro correo redaccion@piensachile.com y nos pondremos con contacto contigo.
 
A %d blogueros les gusta esto: