Atemorizar a menores y jóvenes saharauis, última estrategia marroquí

Alfonso Lafarga.- Las autoridades de ocupación marroquíes llevan a cabo en el Sáhara Occidental un plan para atemorizar a los menores y jóvenes saharauis, a los que se detiene sin aplicar legislación alguna, maltrata y amenaza para que abandonen el activismo.

Muchos de los menores y jóvenes que han padecido detención sufren secuelas psicológicas difíciles de superar, no quieren salir de casa ni separarse de la familia y llegan a dejar los estudios.

Esta forma de actuar contra los jóvenes saharuis fue denunciada en Madrid por Laila Leili, de la Asociación Saharaui de Víctimas de Graves Violaciones de los Derechos Humanos Cometidas por el Estado Marroquí (ASVDH), que afirmó que en el Sáhara Occidental se han intensificado las persecuciones y detenciones y viven “una situación militar” y “un estado de terrorismo”.

Procedente de El Aaiún, la activista saharaui expuso en REDMANSA (Red madrileña de apoyo a las mujeres saharauis) la “brutal violación de los Derechos Humanos”  que padecen en el Sáhara Occidental, territorio que, recordó,  “fue ocupado gracias al apoyo logístico de España” , conflicto ante el que el Estado español mantiene una posición “vergonzante”.

20180309_214908

La directiva de la ASVDH, que fue detenida en tres ocasiones (1991, 2005 y 2010) relató que se encuentran ante unaestrategia de Marruecos para “asustar a los jóvenes, incluidos menores,  a los que detienen y  amenazan: “Les interrogan sobre quién les finanza, entrena e inculca la resistencia. En los últimos años se han producido cientos de detenciones”.

Los jóvenes saharauis que han participado en manifestaciones u otros actos son vigilados y detenidos en cualquier momento y aunque en la legislación marroquí hay juzgados para menores no se suele aplicar en el Sáhara y la mayoría no pasan a disposición judicial. Laila citó el caso de Mohamed Malaoymin Asin, en El Aaiún, que estuvo detenido17 días sin cargos, cuando el máximo son 72 horas, y fue puesto en libertad el 7 de marzo pasado.

A lo padecido durante la detención, que muchas familias prefieren no  se conozca, y al grave impacto psicológico que sufren se suma otra represalia: “A un joven que ha sido detenido en el colegio le abren expediente, lo expulsan y ya no puede estudiar”.

Resistencia pacífica 

A pesar de esto, las mujeres saharauis explican a sus hijos que la resistencia debe ser pacífica, pero muchos se revelan: “Lo ponen difícil los marroquíes, en las manifestaciones las madres son agredidas, los jóvenes quieren defenderlas y tenemos que insistir en la resistencia pacífica”.

Actualmente hay 53 presos políticos saharauis en cárceles marroquíes,  con penas de seis años a cadena perpetua, y ellos y sus familias “son nuestra mayor preocupación”, dijo Laila Leili.

La activista de DDHH expuso cómo se desarrolla la resistencia saharaui: “La gente sale a la calle y tiene el valor de enfrentarse a la ocupación marroquí; la represión es brutal, recibimos palos, somos apresados, no podemos reunirnos más de cinco personas en una casa, las reuniones tienen que hacerse discretamente, una persona toma nota y se traslada a otra casa para  contar lo tratado. No podemos salir de la ciudad, inmediatamente te siguen”.

A esto se añade que “no hay trabajo para los saharauis  y menos para la mujer, la presencia de colonos es tremenda y la  administración es totalmente marroquí”, a pesar de lo cual asegura: “No vamos a retroceder, ellos intentan presionar y nosotras damos la cara, es el día a día de los activistas”.

“El objetivo de los marroquíes –reflexionó- es minarnos la moral y  que no reivindiquemos la identidad saharaui, pero nos mantiene  la razón y las causas justas terminan venciendo. Hemos recibido el ímpetu de la lucha de nuestros antecesores, que transmitiremos a las generaciones venideras”.

Como prueba de su razón citó la sentencia del Tribual de Justica de la Unión Europea sobre el acuerdo pesquero, que diferencia el Sáhara Occidental de Marruecos: “Cualquier información positiva, cualquier victoria por mínima que sea, es para nosotros un éxito, y más habiendo sido dos sentencias; nos anima y  estimula la lucha por nuestros derechos. Cuando salió la última sentencia intentamos festejarlo, pero las autoridades marroquíes lo impidieron”.

Laila Leili se mostró muy agradecida por el apoyo del pueblo español a la causa saharaui, no así con sus gobiernos cuyos políticos  “cuando están en la oposición dicen una cosa y cuando llegan al poder hacen otra”, ante lo que afirmó: “Nos duele, pero ya no nos sorprende”.

Equiparó la postura de España con la de Francia, el permanente aliado de Marruecos: “Son países que han traicionado al pueblo saharaui, uno por tener una posición vergonzosa desde el primer momento y el otro por apoyar abiertamente a Marruecos. No contamos con su apoyo, no lo hemos tenido nunca y lo hemos asumido”.

*Fuente: 


Artículo publicado en Derechos Humanos, Pueblos en lucha y etiquetado , , , , , . Puedes guardar el enlace permanente para futuras consultas.

Política de comentarios

  • Por favor, sé breve.
  • Los comentarios no relacionados con el tema del artículo no serán publicados.
  • Si deseas publicar tus textos, por favor envíalos a nuestro correo redaccion@piensachile.com y nos pondremos con contacto contigo.