Contra Siria: “¿Nuevamente una mentira como la de la armas de destrucción masiva en Irak?”

Artículo publicado por Publico.es el 02/02/2008

Frente a la furiosa campaña desatada por EE.UU. y un grupo de serviles gobiernos europeos contra el gobierno sirio, acusándolo de emplear armas químicas contra población civil, no podemos evitar el recuerdo de las mentiras que difundieron, “demostrándolas con evidencias irrebatibles”, para atacar Irak y comenzar una guerra que no acaba de terminar, y donde nunca fueron encontradas las famosas armas de destrucción masiva. Es indispensable que, los que aún conservan un grado mínimo de cordura y decencia, exijan que se realice una investigación exhaustiva para determinar que fue lo que realmente ocurrió.
Reproducimos este artículo del año 2008 para recordar como mentían y como engañaron a millones de seres humanos que se tragaron la rueda de carreta sin chistar.
La Redacción de piensaChile

 

Nunca la ONU había vivido una jornada tan cargada de expectación como la que se celebró el 5 de febrero de 2003. Con los ojos de medio mundo dirigidos hacia un Consejo de Seguridad lleno hasta la bandera, Colin Powell, entonces secretario de Estado de la única superpotencia mundial, se enfrentó al reto de convencer a la comunidad internacional de que Irak era un país armado hasta los dientes y que sólo la guerra le pararía los pies.

En dos grandes pantallas de vídeo colocadas a ambos lados del mural de Per Krohg que muestra al ave fénix renaciendo de las cenizas de la guerra, Powell fue presentando pruebas que, a su juicio, demostraban ‘de forma irrefutable’ que Irak era ultrapeligroso, que mentía y no tenía intención de desarmarse.

La exposición estuvo apoyada con fotografías tomadas por satélites, gráficos que recreaban informaciones facilitadas por espías o desertores, además de la brevísima toma de un caza iraquí supuestamente dispersando un agente químico y grabaciones de conversaciones entre oficiales iraquíes.

Tras su larga alocución, el secretario de Estado estadounidense concluyó que Irak ‘nunca ha tenido ni tendrá intención de cooperar con los inspectores de la ONU’.

A su lado, George Tenet, el jefe de la CIA, seguía la intervención con un cuaderno en la mano. Muy cerca, la ministra Ana Palacio asentía todas y cada una de las acusaciones que se vertieron. Mientras, el jefe de inspectores de la UNMOVIC, la Comisión de Vigilancia, Verificación e Inspección, Hans Blix negaba algunas de las pruebas presentadas y pedía tiempo para seguir indagando. Estos son algunos extractos de la intervención de Colin Powell.

Pincha en la imagen para ver el gráfico completo

 

‘Mientras debatíamos en otoño la Resolución 1441, una brigada dispersaba lanzacohetes y cabezas de misiles con agentes biológicos en diversas localidades del oeste de Irak’.

‘También tenemos fotos de satélite que indican que los materiales prohibidos han sido trasladados recientemente a un número indeterminado de instalaciones iraquíes de armas de destrucción masiva’.

Collin Powell

Hechos: nunca se encontró rastro de esos ‘materiales prohibidos’.

 

 

‘Una de las cosas más preocupantes que surge del amplio informe de inteligencia que tenemos sobre las armas biológicas de Irak es la existencia de instalaciones móviles para la producción de agentes biológicos. Tenemos descripciones de primera mano de fábricas de armas biológicas sobre ruedas y rieles’. ‘La descripción que nos dan nuestras fuentes de dichas instalaciones es altamente detallada y muy exacta’.

Collin Powell

Hechos: esas fuentes fueron facilitadas por los grupos iraquíes del exilio que querían que hubiera invasión. Los laboratorios nunca fueron encontrados.

 

 

‘No puede haber dudas de que Sadam Husein tiene armas biológicas y capacidad para producir más, muchas más. Irak ha investigado docenas de agentes que causan enfermedades como gangrena gaseosa, peste, tifus, tétano, cólera y fiebre hemorrágica, y también tiene los medios para producir la viruela. Tienen ántrax y toxina botulínica’.

Collin Powell

Hechos: nunca se encontró rastro de 25.000 litros de antrax supuestamente producidos por Irak.

 

 

‘Permítanme recordarles las cabezas químicas de 122 milímetros que los inspectores de la ONU han encontrado. Este descubrimiento podría ser la punta del iceberg. Sadam Husein tiene armas químicas. Las ha utilizado y no tiene dudas en volverlas a utilizar’.

Collin Powell

Hechos: no hubo iceberg. Sadam Hussein no utilizó las armas químicas durante la invasión porque no contaba ya con ellas.

 

 

‘Sadam Husein está decidido a poseer una bomba nuclear. Ya posee dos de los tres componentes clave necesarios para construirla. Tiene un equipo de científicos nucleares con experiencia, y tiene el diseño de una bomba’.

Collin Powell

Hechos: tras la guerra, los científicos admitieron que el programa nuclear había sido cancelado años atrás.

 

 

‘Irak intenta adquirir tubos de aluminio de alta especificación en 11 países diferentes, incluso después de que se reanudaran las inspecciones. Estos tubos pueden utilizarse como centrifugadoras para enriquecer uranio’.

‘Nuestros expertos consideran que la intención es que se usen como rotores en las centrífugas para enriquecer uranio’.

Collin Powell

Hechos: Blix y Baradei tenían razón. Los tubos de aluminio iban a ser utilizados para producir carcasas de cohetes para armas convencionales. Los expertos nucleares del Departamento norteamericano de Energía opinaban lo mismo, pero no fueron escuchados.

*Fuente: Público.es

 

Rusia asegura que el Ejército sirio provocó la masacre al atacar un almacén con armas químicas de los rebeldes en Jan Sheijun
por Europa Press
Publicado el 5 Abril, 2017

Artículo publicado en Denuncia y etiquetado , , , , , . Puedes guardar el enlace permanente para futuras consultas.

Política de comentarios

  • Por favor, sé breve.
  • Los comentarios no relacionados con el tema del artículo no serán publicados.
  • Si deseas publicar tus textos, por favor envíalos a nuestro correo redaccion@piensachile.com y nos pondremos con contacto contigo.