¿Votar «en el extranjero» o «desde el extranjero»? ¿Cuál es la diferencia?

Hay una diferencia importante:

(1) Votar «en el extranjero» implica el establecimiento de mesas receptoras de sufragios en el exterior, con todas las complicaciones y limitaciones del caso, especialmente dado que habría que establecerlas en los consulados y la gran mayoría de chilenos en el exterior tendría que viajar a ellos, lo que no es siempre viable.

(2) Por el contrario, votar «desde el extranjero» implica sólo emitir el voto electrónicamente o por correo –como hace España, por ejemplo–, respecto a todas las elecciones y plebiscitos que se realicen en los distritos electorales en que los chilenos en el exterior estamos automáticamente inscritos según la legislación electoral vigente.

Votar «desde el extranjero» preserva nuestro derecho a voto universal tal como está constitucionalmente garantizado, mientras que votar «en el extranjero» abre las puertas a todo tipo de condiciones y restricciones tal como pretende el proyecto de ley relativo al voto en el exterior actualmente en trámite en el Congreso.

Esta es una diferencia que muchos no toman en cuenta y, sin darse cuenta, caen en la trampa de algunos miembros de la clase política chilena que buscan limitar el ejercicio del derecho a voto de los chilenos residentes en el exterior, restringiéndolo a sólo las elecciones presidenciales y plebiscitos nacionales, en circunstancias que la Constitución y la legislación electoral vigentes nos lo garantizan respecto a todas las elecciones –municipales, de Delegados Regionales y parlamentarias, además de las presidenciales y todos los plebiscitos que se realicen en los distritos electorales en que estamos automáticamente inscritos.

Por otra parte, minimizar la importancia de las elecciones municipales o regionales, es un grave error pues a los residentes en el extranjero también nos importan el destino y futuro de nuestro pueblo o ciudad y región, las calles, avenidas, plazas, parques, servicios, monumentos históricos, entorno ambiental, ríos y paisaje, infraestrictura, desarrollo económico, social y cultural, riquezas naturales, su gente –los lugares en los cuales tenemos nuestras raíces, las cuales nos vinculan al país de manera real y efectiva. Por esto es que decir que sólo nos importan las elecciones parlamentarias además de las presidenciales porque determinan el poder colegislador que tiene incidencia en la formación de leyes que pueden afectarnos en el exterior, es una visión estrecha y mezquina. A los chilenos en el exterior que tenemos un serio compromiso con Chile nos importa el país en su conjunto, empezando por «la patria chica» de nuestros orígenes o el origen de nuestros ancestros –el cordón umbilical que nos une y vincula de manera real y efectiva a la patria larga. Por tanto, no hay elecciones o plebiscitos que nos sean indiferentes, además que constitucionalmente tenemos pleno derecho a participar en todas las votaciones del caso.

Bajo estas circunstancias, sólo cabe demandar el ejercicio pleno y cabal de tal derecho «desde el extranjero», el cual el Estado de Chile actualmente nos deniega por omisión al no dictar la normativa legal que lo permita.

Visítenos en

https://www.facebook.com/groups/Por.el.voto.chileno.desde.el.extranjero/

y apoye el voto chileno desde el extranjero sin condiciones ni restricciones en el siguiente sitio:

http://www.change.org/petitions/al-presidente-de-la-república-de-chile-que-presente-al-congreso-un-proyecto-de-ley-que-asegure-el-ejercicio-del-derecho-a-sufragio-chileno-desde-el-exterior-sin-condiciones-ni-restricciones-tal-como-se-consagra-en-la-constitución

Artículo publicado en Iniciativas y etiquetado , , , . Puedes guardar el enlace permanente para futuras consultas.

Política de comentarios

  • Por favor, sé breve.
  • Los comentarios no relacionados con el tema del artículo no serán publicados.
  • Si deseas publicar tus textos, por favor envíalos a nuestro correo redaccion@piensachile.com y nos pondremos con contacto contigo.