Articulos recientes

Al navegar en nuestro sitio, aceptas el uso de cookies para fines estadísticos.

Noticias

Análisis

Bolivia: El Congreso aprobó la Ley Electoral 

Compartir:

          No hay compartir que no lleve un proyecto,
          no hay proyecto que no conlleve un sueño,
          no hay sueño que se pueda realizar
          sin esperanza.

                                                             Paulo Freire

Estimados amigos,
Paciencia, constancia y negociación fueron otra vez los elementos utilizados por el gobierno boliviano para sortear el nuevo bloqueo parlamentario montado por los legisladores opositores. Muchos de ellos son conscientes de que los procesos electorales democráticos pueden reducir su presencia en los cargos representativos. Y no ocultan su deseo de impedir que las próximas elecciones quiebren su actual control parlamentario, basado fundamentalmente en la mayoría que disponen en el Senado.
 
De allí sus exigencias, muchas de las cuales apuntan a reducir la inclusión de sectores indígenas y campesinos, o de limitar el derecho al voto  que la nueva constitución otorga a los aproximadamente dos millones de ciudadanos inmigrantes que viven en el exterior.
 
El final ha sido una nueva victoria parcial del gobierno. La crónica siguiente pretende desmenuzar los aspectos más relevantes de estos días de "semana santa" que constituyeron otra etapa en el duro camino del pueblo boliviano por consolidar y avanzar en los cambios.
    
Un cordial saludo.
Carlos,
SERPAL
Servicio de Prensa Alternativa.


 
El Congreso aprobó finalmente la Ley Electoral
Por Carlos Iaquinandi Castro, redacción de SERPAL.
 
El Congreso boliviano aprobó esta madrugada la Ley Electoral que permitirá la realización de los comicios generales del próximo 6 de diciembre. El desbloqueo de la situación se produjo tras los pacientes y reiterados llamados del presidente del Congreso Alvaro García Linera para que los diputados y senadores de la oposición cumplieran con el mandato constitucional y volvieran al hemiciclo para debatir y aprobar el instrumento legal que permitiera la convocatoria electoral prevista. Los parlamentarios gubernamentales habían hecho varias concesiones importantes a la oposición e incluso el gobierno accedió a realizar un nuevo padrón electoral, utilizando las más modernas tecnologías. En las últimas horas era evidente la impaciencia de las bases sociales del gobierno, que llevó a los principales dirigentes indígenas, campesinos y obreros a manifestar que "se agotaba el tiempo y que la oposición debía escuchar el clamor popular".
        
Los días previos
El desenlace fue precedido por varios días de bloqueo parlamentario por parte de los senadores opositores que tienen mayoría en esa Cámara. Con argumentos diversos y prolongadas intervenciones, fueron demorando el consenso que solicitaba el gobierno, cuyos legisladores fueron cediendo parcialmente a las demandas que presentaban los opositores. Así se fueron acumulando horas y nervios, hasta que el pasado miércoles en Diputados se aprobó el texto en general, tras acceder los legisladores del MAS, Movimiento al Socialismo, a modificar 27 de los 83 artículos, aceptando sugerencias de la oposición.  El jueves se produjo el retiro de una mayoría de los parlamentarios de la oposición, tras plantear una nueva exigencia: que se hicieran nuevos padrones afirmando que el saneamiento parcial ofrecido por el gobierno no era suficiente. Ello a pesar de que esos mismos padrones habían sido considerados aceptables por todos los observadores internacionales en los últimos comicios.
          
Horas más tarde, el presidente anunciaba su voluntad de que se hiciera un nuevo padrón biométrico ( que incluye la digitalización de huellas dactilares, fotografías y firmas ) siempre y cuando el Consejo Nacional Electoral confirmara que podría hacerlo a tiempo para el próximo proceso electoral del 6 de diciembre.
   
La tarea para reempadronar a casi cuatro millones de bolivianos demandará un gasto de aproximadamente 35 millones de dólares.  Afirmó Evo Morales que para ello decidió destinar una partida presupuestaria reservada para renovar el avión presidencial que fue fabricado hace casi 40 años y que ha sobrepasado su techo de horas de vuelo.
   
Ayer dirigentes de diversos sectores sociales movilizados para respaldar al gobierno de Evo Morales convocaron a sus bases a concentrarse en la Plaza Murillo. Paralelamente el secretario  de la Confederación Sindical Unica de Trabajadores Campesinos (Csutcb), Isaac Avalos, que realiza una huelga de hambre junto al presidente Evo Morales y dirigentes de otras organizaciones aglutinadas en la Coordinadora Nacional Para el Cambio (Conalcam), conminó a los parlamentarios de la oposición a no poner más pretextos y aprobar la ley en las próximas horas, o caso contrario se verían obligados a demandar el cierre del Congreso. Todos los indicios apuntaban en las últimas horas que la paciencia del presidente y del vice – este último aguantó al frente del Congreso burlas e insultos de los opositores – no era compartida por los movimientos sociales, en especial las Federaciones Campesinas que incluso criticaban a los legisladores del MAS haber cedido en aspectos claves de la Ley Electoral.  No se descartaba una "marcha nacional" que cercara el Congreso y exigiera a los parlamentarios que promulgaran la nueva norma.
 
El dirigente campesino Isaac Avalos, en improvisada conferencia de prensa en los salones de la casa de gobierno afirmó "ya no hay tiempo, creo que nuestros legisladores no quieren atender el clamor del pueblo y cumplir con la ley.  Y añadió:  "el pueblo no debe olvidar que los procesos de cambio se consiguen con la lucha. Solos no podemos garantizar este proceso revolucionario, pero con la fuerza del pueblo es posible''.
    
El descenlace
En la madrugada del martes, los senadores y diputados tras casi diez horas de reunión, votaron los 83 artículos que incluyen disposiciones transitorias.  Al conocer el desenlace, el presidente Evo Morales puso fin a su huelga de hambre que duró seis dias y manifestó su intención de promulgar la nueva norma que incluye la elaboración del nuevo padrón electoral, con registros biométricos y que costará 35 millones de dólares. La Corte Nacional Electoral (C.N.E.) aceptó el desafío de confeccionar el nuevo padrón para que pueda utilizarse en los próximos comicios del 6 de setiembre, pero pidió el presupuesto necesario y  la liberación de todos los trámites burocráticos para la compra y entrada al país de los equipos de alta tecnología requeridos.       
     
La Ley que dispone el Régimen Electoral transitorio, aprueba entre otras cosas la posibilidad de voto de los bolivianos que residen en el exterior y crea circunscripciones indígenas. Ambos fueron compromisos de Evo Morales y se incluyen en la Nueva Constitución Política del Estado aprobada en el referéndum del 25 de enero pasado. En ambos puntos, hubo "recortes" producto de las negociaciones.  El movimiento indígena aspiraba a tener catorce circunscripciones especiales, y el acuerdo solo les garantiza la mitad, siete.  Serán una por cada departamento, con excepción de Potosí y Chuquisaca, a los que se atribuye una natural presencia mayoritaria indígena.
            
En cuanto al voto en el exterior, se aplicará "gradualmente", conforme la C.N.E. esté en condiciones de cumplir el proceso con todas las garantías necesarias. La oposición consiguió limitar al menos para los próximos comicios el número de emigrantes que puedan empadronarse y por tanto tengan derecho a voto. Se fija que la Corte Electoral solo podrá empadronar en el exterior a un máximo del 6% del total del padrón nacional.  Ello significaría una cifra aproximada de 200.000  bolivianos que han emigrado, una cifra que apenas llega al 10% del total de ciudadanos que se estima residen en el exterior.
    
En el artículo 25 de la ley aprobada, se dispone que el 6 de diciembre se realizará la elección de presidente, vice presidente y miembros de la Asamblea Legislativa Plurinacional por un período constitucional de cinco años. De acuerdo con la nueva constitución a estas elecciones podrá postularse Evo Morales, aunque ya sin posibilidad posterior de una nueva reelección.
 
La misma norma, fija para el domingo 4 de abril del 2010, la elección de autoridades departamentales y municipales por un período constitucional de 5 años.
 
La derecha acecha y limita   
La oposición trata de poner todas las dificultades posibles para evitar que las próximas votaciones democráticas sigan confirmando el proceso de cambios en el país. Curiosamente legisladores de "Podemos" o del MNR se han convertido en expertos en evitar la más mínima extralimitación de los poderes gubernamentales.   
                                                  
La oposición consiguió que se incluyeran algunas normas que limitan de manera notable la posibilidad de propaganda de la gestión de gobierno en el período preelectoral. La disposición final octava de la Ley Transitoria,  "prohíbe la publicidad  gubernamental en todos los niveles del gobierno durante los treinta días anteriores a la fecha de votación".   

También queda restringida la utilización de bienes públicos de cualquier tipo en actividades electorales. Y por último, durante el proceso electoral, ningún funcionario público incluido el presidente podrá publicitar ni difundir los actos públicos de entrega de obras por ningún tipo de medio de comunicación.
         
Como puede deducirse, el "control de calidad  democrática" al que los opositores someten al gobierno constitucional boliviano, supera incluso la media de lo que sucede en muchos países llamados  "desarrollados". ¿ Que pasaría -por ejemplo –  en la Italia de Berlusconi, donde la mayoría de los medios – incluso los privados – están bajo su control, y son escaparate escandaloso de su política ? 
                                                                                   
La paradoja es más significativa, si se tiene en cuenta que entre los celosos guardianes de la pureza republicana, se encuentran compinches de gobiernos militares o de autócratas que se saltaron sistemáticamente sus propias reglas según convenía.
                   
Una nueva etapa
Una vez más el gobierno boliviano ha logrado salir del cerrojo al que le somete la oposición desde su mayoría en el senado. Para ello ha utilizado paciencia, constancia y capacidad negociadora, todo ello en diferentes dosis y según el momento y las circunstancias.
         
Ha logrado que la oposición, incluso aquella que se nutre en ideas de ultraderecha o actúa con poco disimulo como portavoz de las nefastas y rechazadas políticas  neoliberales, terminara aprobando la Ley Electoral, norma indispensable para cumplir con la convocatoria de elecciones generales para el próximo 6 de diciembre.
                         
En ese difícil recorrido ha encontrado nuevamente las críticas de diversos sectores  sociales que no soportan la provocación de ese constante bloqueo opositor y que se oponen a las concesiones que se hicieron durante las negociaciones.  El equilibrio en la noche del lunes pasado entre la cerrazón opositora, la voluntad gubernamental de que el Congreso aprobara la Ley y la impaciencia de las bases sociales alcanzó su punto crítico. Los rumores hablaban de diversas formas de ruptura, incluyendo una marcha de los movimientos sociales sobre la Plaza Murillo.
         
Pero poco después de las cuatro de la madrugada se conseguía la aprobación de la ley y minutos más tarde el presidente y dirigentes sindicales y sociales levantaban su huelga de hambre. Se iniciaba una nueva etapa.
                                           
Da la sensación que después de cada uno de esos cíclicos forcejeos en los que parece no haber salidas, Evo Morales logra consolidar un poco más este complejo y difícil proceso de cambio para el cual fue votado y ratificado por la mayoría de su pueblo. Y no parece que quien lidera esta transformación actúe con ingenuidad. En el medio de la nueva crisis, ya iniciada la huelga de hambre pero con serenidad, afirmó Evo Morales que "posiblemente" tiene los días contados, y que si algo le sucede a él, al vice presidente García Linera o a sus ministros será obra de la derecha fascista que se está organizando con el apoyo de la embajada de Estados Unidos.
                                          
Mientras tanto, poco a poco, el proceso de cambio que incluye antiguas reivindicaciones y reclamo de derechos de sectores marginados y excluidos se asienta en la medida que se demuestra posible.
 
Los sueños tantas veces soñados, se transforman en realidad a través de la lucha colectiva. Pero aún queda mucho y difícil camino por recorrer.
 
– El autor es miembro de la redacción de SERPAL, Servicio de Prensa Alternativa.
* Fuente: Serpal

Compartir:

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Los campos marcados son requeridos *

WordPress Theme built by Shufflehound. piensaChile © Copyright 2021. All rights reserved.