La ley reservada del cobre y el “milicogate”

Desde el segundo gobierno de Carlos Ibáñez del Campo ha existido la ley reservada del cobre, que luego fue reformada durante la dictadura de Augusto Pinochet Ugarte. Esta ley consiste en que la Corporación Nacional  del Cobre (CODELCO) tiene que entregar a las tres ramas de las Fuerzas Armadas el 10% de las ventas del cobre. Como se sabe, el pleno de este metal es cíclico: altas y bajas en el precio de la libra. En el caso de esta ley, que entrega el 10%, sólo incide las ventas y no el precio. Por ejemplo, este año CODELCO no dará ni un peso al Estado de Chile, por el contrario, el país tendrá que invertir para bajar los costos  de la producción, pero las Fuerzas Armadas, en virtud de esa ley, recibirán el mismo 10% de las ventas – cerca de 500 millones de dólares anuales -.

Ninguna empresa puede resistir la competencia cuando tiene que entregar anualmente el 10% de su producción, en este caso, a las Fuerzas Armadas. Por cierto que si “no hay un puto peso…” no se debe solamente a la ley reservada del cobre, sino también a la pésima administración durante los gobiernos de la Concertación y el de la Alianza, pues además, CODELCO  ha sido el  botín para los democratacristianos y para la Unión Demócrata Independiente (UDI). ¡Tanto han comido del queso que ya se está acabando, pero los ratones siguen vivitos y coleando!

Francisco Vidal, el reservista y amigo personal del General José Miguel Fuente-Alba, durante su gestión como ministro de Defensa, afirma en un programa del Canal del duopolio, que varias intentó presentar un proyecto para derogar la ley reservada del cobre, pero  duerme el sueño de los justos en el parlamento, y ningún gobierno ha querido o bien, logrado derogarla. (Me huele que aún les tiemblas las piernas ante la vista de un milico).

El servilismo de los personajes de la Concertación se fue convirtiendo, poco a poco, en una especie de pleitesía ridícula y miserable; por ejemplo, en el Ministerio de Relaciones Exteriores los Agregados Militares se reían a carcajadas de los Embajadores, y enviaban a Chile valijas diplomáticas dirigidas, directamente, al comandante del Ejército.

Según el periodista Mauricio Weibel, quien investigó el “milicogate”, el dinero que CODELCO ha entregado a las Fuerzas Armadas chilenas, durante los últimos cinco años, asciende a 20.000 millones de dólares – con este dinero se podrían construir, al menos, 30 hospitales de alta complejidad, incluido especialistas en diversas ramas; 30 colegios de excelencia académica; estatizar el transporte; erradicar los campamentos en todo el país, y aún sobraría dinero, por ejemplo, para mejorar el sistema previsional.

En la historia del capitalismo, la venta de vituallas de ejército – zapatos, uniformes… – ha sido la forma más práctica y fácil para hacerse rico en poco tiempo: por ejemplo, Voltaire, conocido por la idea de la tolerancia, tuvo un lado oscuro en su vida, la venta de vituallas al ejército, lo que le permitió una considerable fortuna; lo mismo ocurrió en la época de Luis Felipe Igualdad y en la de Napoleón III. “El enriqueceos” consistía en la compra y venta de material bélico.

Daniel López – alias de Augusto Pinochet en los paraísos fiscales – se enriqueció, entre otras entradas, gracias al 10% que  las empresas pagan por la compra-venta de armamento. Son conocidos  los escándalos de la venta de armas a Croacia, en plena guerra, para asesinar a las poblaciones civiles de los Balcanes. Posteriormente, el asunto de los Mirages con la Aviación, y los submarinos, con la marina.

Se pretexta que la ley reservada del cobre es secreta para que los supuestos “enemigos” – en nuestro caso, los peruanos, bolivianos y argentinos, no se enteren de cuánto y qué tipo de armamento se ha comprado – lo cual es en verdad una torpeza, pues los vendedores lo publican en sus respectivos países – no sería raro que estuvieran en sus prospectos -. Por lo demás, si se quiere emplear la disuasión, lo mejor es que los potenciales enemigos sepan que tenemos un poder bélico consistente y evitar así, cualquier peligro de invasión.

Con los millones de dólares aportados por CODELCO  a las Fuerzas Armadas nuestro potencial bélico debería tener un altísimo nivel, quizás más potente que el de nuestros vecinos, pero ya no existe el peligro inminente de guerra con el Perú, como ocurrió, por ejemplo, en el Centenario de  la guerra del salitre (1979), o bien, la guerra con Argentina por las islas australes.

Tan importante como el armamento es la moral del país: en toda hipótesis de guerra, la comunicación y el factor psicológico juegan un papel fundamental – baste leer sobre el caso de la guerra del salitre cómo la prensa chilena fue capaz de sembrar la idea del Perú como un país depravado y corrompido por la riqueza -.

El aporte de CODELCO a las Fuerzas Armadas es de tal cuantía que no puede gastarse todo ese dinero en armamento, sumando vituallas y otros gastos, pues aún sobran cinco millones de dólares sin utilizar.

La investigación sobre el “milicogate”, que comenzó anecdóticamente, por el descubrimiento de 50 millones de pesos en facturas completamente falsas – ni siquiera con el timbre del Servicio de Impuestos Internos – implicando al cabo del ejército Juan Carlos Cruz, quien gastó 250 millones de pesos en el Casino Monticello, donde tenía derecho a cenar, hospedarse y estacionar; posteriormente la investigación llegó al coronel Clovis Montero quien intentó, incluso en una conversación telefónica, protegerse de acusaciones que una tercera persona, importadora de autos, hacía al comandante en jefe del Ejército, José Miguel Fuente-Alba.

Como siempre, los proveedores de boletas y facturas falsas había civiles, que  se prestaban como cómplices en esta forma de malversar los fondos fiscales, entre quienes destacan Francisco Huincahué, Virgilio Cartoni, Raúl Fuentes, y otros.

El Ministro en Visita, Omar Astudillo, tiene ya en presión a varios militares de todas las graduaciones, incluidos algunos generales, por graves delitos de lavado de activos, cohecho, falsificación de documentos, facturas,  asociación ilícita, entre otros.

La indagación judicial escaló hasta el ex comandante en jefe del Ejército, José Miguel Fuente-Alba, a quien se le descubrió un capital de 3.000 millones de pesos, algunas propiedades de bienes raíces, costosos automóviles y otros bienes. (Ver cuadro adjunto).

Los ministros de Defensa de los gobiernos de y Sebastián Piñera y el segundo de Michelle Bachelet se lavan las manos, como si no tuvieran la responsabilidad, como representantes del Comandante en Jefe del Ejército del Presidente de la República, de velar por la probidad de las fuerzas a su mando. En Chile todo es al revés: las Fuerzas Armadas parece que mandaran al poder civil, y decir que en Chile hay democracia es una falacia.

El 80 % de los aportes al fisco  de CodelcoVan al presupuesto de las FFAA en2015
858  millones de dólaresPresupuesto anual 8 232  millones USD
Ley  reservada 1958  Carlos Ibáñez del CampoAugusto Pinochet  alias Daniel López
CademEl 57% es partidario de  derogar la ley reservada del cobre

 

El presupuesto de las  FFAA representa el  2 %  PIB

 

Que se podría hacer con el dinero  dedicado  a la ley reservada

Reforma educacional  100% gratuidad  2,300 millones USA
Construcción  líneas  3 y6 del metro   2758 millones USA
Ley  Ricarte Soto    400  millones USA
20  Hospitales de alta complejidad  8.000 millones de USA
Terminar con los campamentos

 

Fraude  al fisco  facturas falsas, falsificación de firmas

Imputados y procesados

Juan Carlos Cruz  Cabo
Clovis Montero Coronel
Liliana Villagrán

 

233 facturas falsas2011  a 2013
1 mil 389 millones de pesosProveedor Frasim

 

Proveedores  Milicogate

Francisco Huincahue
Cesar Fuentes
Waldo  Pinto
Raúl  Fuentes
Virgilio Cartoni

 

Militares  implicados o mencionados

General  Héctor  Ureta General
Pedro Ferrer
Fernando Grossi  General
Claudio Gonzales sub oficial
Miguel Escobar  Suboficial
Millaray Simonovic

 

  • Discos duros borrados
  • Patrimonio del ex comandante en jefe del ejército José Miguel Fuente – Alba

3 mil millones de pesos

  • Entre el 2000  y 2015  Codelco  entrego a las FFAA 14,368 Millones USA
  • Según Mauricio Weibel libro Traición a  la Patria,   CODELCO entregó al ejército, en estos últimos cinco años,  10  veces más que en los 10  primeros  años de la transición a la democracia.
  • El SII  se querelló  contra el proveedor Raúl Fuentes por falsas facturas  – 488 – y por 2.400 millones de pesos, y  contra Francisco  Huincahué  por   880 millones de pesos

Según The  CLINIC el patrimonio  del  ex comandante en jefe del ejército, José Miguel Fuente-Alba:

3 mil millones de pesos
5 Propiedades
2 Vehículos de Lujo
2 Propiedades a nombre de su esposa
El  sueldo de Comandante en Jefe del Ejercito:

$ 4.049 757

$ 3. 500.000 líquido
Ahorrando del 2010 al 2014 el 100% de su sueldo tendría 168 millones

 

Fuentes:  Canal  7  y 13,   The  Clinic,  El Mostrador y  Mauricio Weibel,  del libro Traición a la patria.

Rafael Luis Gumucio Rivas (El Viejo)

06/09/2016

Artículo publicado en Opinión y etiquetado , , . Puedes guardar el enlace permanente para futuras consultas.

Política de comentarios

  • Por favor, sé breve.
  • Los comentarios no relacionados con el tema del artículo no serán publicados.
  • Si deseas publicar tus textos, por favor envíalos a nuestro correo redaccion@piensachile.com y nos pondremos con contacto contigo.