Sultana Jaya, en el Sahara Occidental, está amenazada de muerte por las fuerzas de ocupación marroquíes.