Articulos recientes

Al navegar en nuestro sitio, aceptas el uso de cookies para fines estadísticos.

Noticias

Noticias

Perú iniciará ofensiva judicial en EE.UU. por tesoros de Machu Picchu 

Compartir:
Perú ha decidido pasar a la ofensiva para recuperar mediante la vía judicial los tesoros arqueológicos de Machu Picchu que se encuentran en la universidad norteamericana de Yale desde 1912.

La demanda, que será presentada en los próximos días, se hará después de que los representantes diplomáticos y culturales del país andino se encontraran con la negativa de las autoridades de Yale a reconocer la propiedad peruana de casi 5.000 piezas llevadas a EEUU por el explorador estadounidense Hiram Bingham.

El director del Instituto Nacional de Cultura, Luis Guillermo Lumbreras, lamentó ayer que Yale "no haya cumplido con un compromiso pactado hace casi 90 años, y se niegue a reconocer la propiedad del Estado peruano sobre dichas piezas".

La máxima autoridad cultural peruana comentó que la universidad "tiene la obligación" de devolverlas, ya que Perú "cuenta con la documentación que demuestra sus derechos".
La decisión de ir a la vía judicial fue ratificada, además, por una nota de la embajada de Perú en EEUU, que enfatizó que Yale retiene "ilegalmente" esos objetos en su poder.

El embajador Eduardo Ferrero consideró "desafortunado" que los directores de la universidad "no hayan actuado conforme al principio de buena fe" y explicó que "Yale intenta definir su propuesta como si se tratase de una división igualitaria de piezas arqueológicas para dos museos, lo que es inaceptable".

"Yale no reconoce la propiedad del Estado peruano sobre esas piezas arqueológicas. Además, sostiene que éstas pertenecen a la humanidad, pero al mismo tiempo pretende apropiarse de parte de la colección", acotó Ferrero, según la nota oficial difundida por la Cancillería.

Perú espera que los tribunales de EEUU reconozcan que es propietario de cerca de 5.000 objetos de oro, plata, madera, hueso, piedra y cerámica que fueron encontrados en la famosa ciudadela inca por Bingham.

Según el Instituto Nacional de Cultura de Perú, esos tesoros fueron llevados a Yale por Bingham, que llegó a la "ciudad perdida de los incas" en 1911.

El Instituto de Cultura peruano informó de que las piezas salieron de Perú gracias a una resolución suprema del Ejecutivo de la época, que autorizó su estudio con el compromiso de que fueran devueltas un año después.

El permiso fue renovado después por seis meses más, pero la universidad no cumplió con la devolución, lo que generó las reclamaciones de Lima, aunque sin obtener una respuesta positiva.
En 1930, Yale publicó un catálogo completo de todas las cerámicas y objetos de Machu Picchu y después ofreció devolver una parte de la colección, lo que fue rechazado por el Gobierno peruano.
Desde hace tres años las autoridades peruanas retomaron las conversaciones para recuperar las piezas, aunque los resultados negativos movilizaron en los últimos meses una intensa campaña de la Cancillería y el Instituto de Cultura.

Perú respalda su posición en una comunicación de la National Geographic Society, que financió tres de las expediciones de Bingham y opina que "las piezas arqueológicas excavadas en Perú durante estas expediciones conjuntas fueron un préstamo, pertenecen a Perú, y deben ser devueltas a Perú".

Recientes investigaciones han señalado que Machu Picchu fue descubierta en 1902 por el hacendado peruano Agustín Lizárraga, en un viaje que hizo a la zona selvática del departamento sureño del Cuzco el 14 de julio de 1902, nueve años antes que Bingham.

Lizárraga llegó a la zona acompañado por los también cusqueños Gabino Sánchez y Enrique Palma, según detallan documentos de la época.

Bingham visitó la zona el 24 de julio de 1911, guiado por un niño campesino y acompañado por un miembro de la Guardia Civil peruana.

La historiadora peruana Mariana Mould de Pease ha señalado que el propio Bingham aceptó que Lizárraga fue el descubridor de Machu Picchu, según consta en una de sus libretas utilizadas durante su aventura y que ha sido revelada por el tercer hijo del explorador, Alfred M. Bingham.
Además, en una de las paredes del templo de las Tres Ventanas de la ciudadela figuraba una inscripción hecha a carbón que decía "Lizárraga 14 de julio de 1902".

Compartir:

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Los campos marcados son requeridos *

WordPress Theme built by Shufflehound. piensaChile © Copyright 2021. All rights reserved.