El sesionar en esta casa de estudios será interpretado como un quiebre sin vuelta atrás con el movimiento popular que abrió la posibilidad de un proceso constituyente.