Articulos recientes

Al navegar en nuestro sitio, aceptas el uso de cookies para fines estadísticos.

Etiqueta: asamblea constituyente

Convención Constituyente

Convención debe transformarse en Asamblea Constituyente 

Como su mismo nombre lo indica la Convención Constitucional no es una Asamblea Constituyente. Esta es una institución que se han dado los Estados para establecer las reglas básicas de un sistema democrático. Por lo tanto son por definición soberanas, por delegación del pueblo. Y democráticas, para ser consecuentes con su objetivo, esto es, adoptan sus acuerdos por la regla de la mayoría.

Análisis

«Convención Constitucional»: Ni Constituyen, ni Democrática (II) 

A primera vista resulta extraño que una combinación mayoritaria de partidos políticos (como los de la ex Concertación) haya convenido la creación de una entidad destinada a crear una nueva Constitución que no se podrá aprobar por mayoría, regalándole virtualmente –con el antidemocrático quórum de los dos tercios- un poder de veto a la minoría, esto es, a la derecha tradicional. Sin embargo, si nos atenemos a los hechos sucedidos en estos últimos treinta años en nuestro país, constatados con rigor, aquello no nos debiera extrañar en absoluto.

Convención Constituyente

El azoroso rumbo hacia las elecciones de Convencionales Constituyentes 

Estamos en un camino que no es fácil. Ya lo advertíamos en nuestros trabajos anteriores. La cercanía del momento en que ha de realizarse la elección de los constituyentes reafirma esos temores. Los problemas que se aproximan no son menores, los escollos siguen saliendo al paso y pueden gravitar fuertemente en el curso de los acontecimientos. En esta artículo hablamos de algunos de ellos.

Convención Constituyente

El fraude de los Dos Tercios 

Reveladoramente, el dispositivo más trascendente que distorsiona el “proceso constituyente” concordado el 15 de noviembre pasado entre la derecha y la ex Concertación ha sido completamente silenciado por el conjunto de los partidos políticos y los grandes medios de comunicación: el antidemocrático e inmodificable quórum de dos tercios establecido para que la convención pueda aprobar un “nuevo” texto constitucional. Aquel rompe con la regla básica de la democracia que estipula el gobierno de la mayoría. Y, en el caso concreto de Chile, le confiere a la derecha un virtual poder de veto, dado que desde 1990 ha obtenido –lejos- más de un tercio de los congresales en todas las elecciones parlamentarias, efectuadas con o sin sistema electoral binominal.

Análisis, Convención Constituyente

Graves errores sobre el Proceso Constituyente 

Un segundo gran error respecto del actual “proceso constituyente” es el que considera que el acuerdo del 15 de noviembre ha tenido el propósito de resolver democráticamente el gigantesco malestar social que se expresó en octubre del año pasado. Y concretamente de darle a la sociedad chilena una voz decisiva en cuanto al establecimiento de una eventual nueva Constitución y de un nuevo modelo económico-social. En realidad, dicho acuerdo tuvo el propósito –inconfesable por cierto- de lograr todo lo contrario. Esto es, de aparecer pretendiendo aquello; pero, en la práctica, estableciendo fórmulas que lo hiciesen virtualmente imposible.

Convención Constituyente

El sujeto social de cambios en el proceso constituyente 

El fraude, al igual que en la época de la dictadura está en que sólo aquellos constituyentes patrocinados por los partidos políticos tendrán alguna chance de acceder a la Convención Constitucional de la segunda papeleta. Pues su elección se rige según la ley de elección de los diputados. En esta fabricación de la clase política, los constituyentes de elección popular deben entenderse como aquellos independientes que lograron financiar su candidatura o bien independientes en el cupo de un partido que lo patrocine. La conclusión central de esto es que los constituyentes así elegidos no serán mandatarios del pueblo sino de los partidos que los aceptan como tales. No olvidemos que la aprobación de los partidos políticos actuales es de un 2%.

Análisis

Yo Apruebo: por Soberanía, Poder y Dignidad (Parte II) 

El pueblo de Chile necesita un nuevo paradigma de gobierno, una nueva arquitectura filosófica, ética e ideológica, así como una nueva estructura política-administrativa. El sistema Presidencial y parlamentario debe ser puesto en tela de juicio por no haber resuelto nunca los asuntos sensibles y dolorosos de los detenidos-desaparecidos; responsable de todo nepotismo, colusión y tráfico de influencias; de las torturas y asesinatos ocurridos en democracia; de todos los presos, torturados, mutilados y mutiladas en las protestas legítimas del 18 de octubre en adelante; de la represión y asesinatos selectivos a la nación mapuche; de todos los recursos naturales enajenados del patrimonio de Chile y saqueados impunemente; de todos los robos y fraudes al fisco por parte de las propias instituciones del Estado; de los abusos y maltratos causados al pueblo de Chile.

WordPress Theme built by Shufflehound. piensaChile © Copyright 2021. All rights reserved.