Ellos forman parte del Contingente Internacionalista de la Salud “Henry Reeve”, especializado en brindar asistencia sanitaria en situaciones de desastre y graves epidemias. Acumulan experiencias en complejas misiones como el enfrentamiento al Ébola en África, al Cólera en Haití y al gran terremoto en Pakistán, entre otros escenarios.